Noticias destacadas

Agustín Mazarrasa, director gerente del Real Club de Golf Sotogrande: “Ser jugador de golf ayuda mucho en este trabajo, es importante conocer lo que le gusta y preocupa al socio”

Agustín Mazarrasa es licenciado en Business & Administration por Florida Atlantic University así como licenciado en Gestión Comercial y Marketing por ESIC. Tras concluir su etapa universitaria se incorporó a Aguirre Newman, trabajando unos años en consultoría antes de formar parte desde 2006 del equipo impulsor de la feria MadridGolf, primero como director comercial y después como director del evento. En 2011 Agustín se incorporó al Real Club de Golf Sotogrande como director gerente.
 


 

Has trabajado en la industria del golf prácticamente desde que terminaste la universidad, ¿qué te motivó a querer desarrollar tu carrera profesional así?

El golf siempre ha sido mi pasión desde que tenía seis años pero empecé a trabajar en el mundo del golf por casualidad. Tuve la suerte de encontrarme un día con Rocío Aguirre (en ese momento directora de la feria MadridGolf), me comentó que estaba inmersa en el lanzamiento de la feria y me pidió que le ayudase. Tuve la suerte de que confió en mí y me contrató para trabajar con ella. Así empecé en el mundo del golf, algo de lo que siempre le estaré muy agradecido. En paralelo entré a formar parte del Comité Amateur Masculino de la Real Federación Española de Golf como capitán de los equipos nacionales de golf.

 

¿Cómo enfocas tu actividad diaria coordinando la gestión del Real Club de Golf Sotogrande?

Con mucha ilusión cada día. Es un trabajo que te tiene que apasionar ya que necesita de mucha dedicación, pero es una actividad que te permite generar una satisfacción inmediata en los socios. Me encanta estar en contacto con socios y empleados así como estar constantemente pensando en cosas debo mejorar en el club.

 

¿Cuáles son tus objetivos a corto y medio plazo en el Real Club de Golf Sotogrande?

A corto plazo mis objetivos son mantener el nivel de servicios del club y calidad de las instalaciones actuales. A medio plazo queremos seguir invirtiendo en mejorar algunas instalaciones y servicios.

 

Actualmente estás preparándote para obtener el título Certified Club Manager (CCM) de la Club Manager Association of Europe, ¿qué ventajas presenta disponer de esta certificación profesional?

La principal ventaja es la formación y la oportunidad de estar en contacto con gerentes de muchos campos y países, es algo muy enriquecedor. El título es importante y es un objetivo que tengo marcado, sin duda es un elemento diferenciador si lo consigues.

 

Eres asiduo a ferias, congresos, ponencias, charlas técnicas, etc., ¿consideras necesaria la formación continua y el reciclaje de conocimientos?

Es básico formarte, estar en contacto con otros gerentes, greenkeepers, visitar campos de golf, etc. Todo esto te abre mucho la mente. En todas las ferias, congresos y demás he obtenido buenas ideas que he podido aplicar en el club. ¡Formarse es fundamental!
 

Además del desarrollo de nuevas teorías en la gestión de instalaciones de golf también evolucionan los productos y los servicios, ¿qué nuevas técnicas, productos o dispositivos utilizáis en el Real Club de Golf Sotogrande?

Me gusta estar al día de todos los productos y servicios nuevos que veo en ferias y congresos. En los últimos años hemos implantado nuevos softwares de gestión en todas las áreas del club, hemos renovado la web, implantado coches de golf con pantalla GPS, etc. A nivel de servicios hemos mejorado mucho la experiencia para el socio y el visitante introduciendo diversos servicios que anteriormente no ofrecíamos.
 

 

En los últimos años habéis desarrollado una serie de cambios en el recorrido del campo de golf, ¿qué respuesta estáis recibiendo de los socios?

Los socios del club, en general, están encantados y disfrutando mucho su campo. He tenido la suerte de vivir la transformación del club ya que entre 2015 y 2016 reformamos los dieciocho hoyos, en 2017 la zona de juego corto y en 2018 hemos hecho un nuevo edificio en mantenimiento, hemos reformado el campo de prácticas, el campo corto y hemos diseñado una zona de juego corto para los socios infantiles. Tenemos unas instalaciones de golf únicas.

Por otro lado en la casa club hemos renovado todas las instalaciones: salones, tienda, cocina, vestuarios, gimnasio, pistas de tenis y pádel, etc. He tenido la suerte de tener una Junta Directiva que ha confiado mucho en mi gestión y juntos hemos conseguido renovar este gran club y alcanzar nuestros objetivos.

 

Muchos gerentes y greenkeepers opinan que es importante que los ‘decision makers’ de un club de golf sean también jugadores de golf para poder tener una visión más amplia de la gestión de las instalaciones, ¿coincides con ellos?

Desde luego que ser jugador de golf ayuda mucho en este trabajo, es importante conocer lo que le gusta y preocupa al socio. Sin duda es un plus.

 

Uno de los problemas más acuciantes de los clubs de nuestro país es la falta de nuevos socios, nuevos jugadores ocasionales, etc. ¿Cómo hacéis desde el Real Club de Golf Sotogrande para tratar de crear nuevos golfistas?

Por suerte tenemos una base social muy estable con casi dos mil socios y cuatrocientos cincuenta socios infantiles menores de dieciocho años. Para poder atraer a nuevos socios ha sido fundamental la renovación de todas las instalaciones y la mejora de muchos servicios que hemos introducido en el club.

 

Un tópico generalizado del golf en España es que es un “deporte para la élite”, algo que frena mucho su promoción en nuestra sociedad. Tú has visitado varios países y conocido diversos clubs de golf, ¿cuál es tu percepción de este problema?

Es demagogia pura. Hay muchísimos campos municipales en España y en Europa por lo que la oferta es amplia; por otro lado el material es muy accesible hoy en día. El golf puede ser todo lo caro o barato que tú quieras.

 

¿Qué le recomendarías a un recién licenciado que esté pensando en dedicarse a la gestión de clubs de golf?

Que se forme mucho y que intente trabajar en un club que le permita aprender mucho para estar preparado cuando tenga que dar el siguiente paso.