Noticias destacadas

El consumo de agua por los campos de golf, ‘insignificante’ según el Pacto Nacional por el Agua

El Pacto Nacional por el Agua no contempla, por insignificante, el consumo de los campos de golf. Esta es una de las conclusiones extraídas de la conferencia organizada por Madrid Foro Empresarial en la sede de Deusto Business School, encuadrada dentro del ciclo ‘Nuevo retos, nuevas respuestas’, que contó con la participación de la directora general del Agua, Liana Ardiles.

A la citada conferencia asistieron, en representación de la Real Federación Española de Golf y de la Asociación Española de Greenkeepers, Ismael Herruzo y José Marín, respectivamente.

Objetivos que se persiguen con el Pacto Nacional por el Agua

En primer lugar, se analizó el estado en el que se encuentra el Pacto Nacional por el Agua. Para ello, Liana Ardiles, su directora general, habló del origen del mismo en 2014, año en el que se gestó la manera en la que se organizaría la elaboración del Pacto y donde se fijaron las primeras directrices del mismo.

En aquel momento se establecieron unos objetivos y unos instrumentos para cumplirlos acorde a las fechas fijadas en un calendario, al margen de plantear una estrategia para conseguir la colaboración de todos los actores que participan en el mismo.

El objetivo principal se centra en realizar un pacto basado en el consenso a nivel nacional, consiguiendo, a través del mismo, un uso más eficaz, sostenible y solidario del agua.

Otros objetivos asociados al principal son satisfacer la demanda de agua, respetar el medio ambiente, cumplir con los compromisos jurídicos y lograr una gestión eficiente. De igual modo se establece que es necesaria una política del agua seria y solvente, que sea independiente a los movimientos políticos.

Situación actual

Liana Ardiles, directora general del Agua, analizó el calendario establecido para la elaboración del Pacto Nacional de Agua, mencionando que durante esta legislatura se aprobarán los Planes de Cuencas.

El Calendario del Pacto sobre el Agua comenzó en marzo de 2017 con la denominada Hoja de Ruta. A partir de esa fecha, y hasta Julio de 2018, se han tenido y se seguirán teniendo reuniones con todos los actores que intervienen en este Pacto (hasta la fecha más de ciento treinta reuniones).

Durante su intervención en la conferencia, la Directora General del Agua fue interpelada sobre el porcentaje de agua que usan los campos de golf en comparación con los otros actores que intervienen en el Pacto (usuarios de agua).

Su respuesta fue que el uso que los campos de golf hacen del agua es un consumo residual respecto al de otros sectores. De hecho, el consumo de los campos de golf se considera dentro del consumo industrial, siendo 32.000 hectómetros cúbicos el consumo industrial y 138 hectómetros cúbicos el consumo asociado a los campos de golf.

En julio de 2018 se estará en condiciones de abrir el diálogo político, poniendo sobre la mesa todas las demandas recogidas en las reuniones, lo que permitirá establecer una pauta de futuro para todos.

El objetivo es que en verano de este año se cierre el Pacto Nacional sobre el Agua ya que no precisa de una nueva normativa, sino de una reforma de la legislación de 2016. De esta forma, en septiembre se podría tramitar la ley que modifique el Plan Hidrológico Nacional. Por último, se informó de que en la primavera de 2018 se aprobarán los Planes de Sequía.

Conclusiones

De lo expuesto en la conferencia y en lo que al Pacto Nacional sobre el Agua se refiere, se pueden extraer las siguientes conclusiones:

  • Con este Pacto se conseguirá una mejora de las infraestructuras. Cada Comunidad Autónoma tendrá su propio fondo para mejorarlas de acuerdo con las directrices marcadas por el Pacto.
  • Se producirá un cambio de tendencia para conseguir ofrecer un servicio mejor.
  • Se dispondrá de un Pacto Nacional por el Agua con la vista puesta en el largo plazo, atendiendo la situación del día a día y la escasez de agua que sufrimos. Dicho Pacto contendrá un resumen de los intereses de todas las partes y que contribuirá a mejorar la sociedad.

En este sentido es necesario reflexionar sobre por qué no se sitúa a los campos de golf como actores partícipes en este Pacto, ya que, aunque se considere que no se realiza un suficiente gasto de agua para que se establezca al golf como un actor con el que reunirse, sí sería muy conveniente poner de manifiesto que los campos de golf son ejemplo de optimización en la gestión del uso de la misma.