Noticias destacadas

Jordi García Pinto, jugador profesional de golf: “Estudiar una carrera universitaria es fundamental para el desarrollo personal”

Visitas: 369

Jordi García Pinto es graduado en Derecho y máster en Abogacía, además de un experimentado jugador profesional de golf que lleva compitiendo activamente desde 2009. En los últimos años ha participado en más de cuarenta torneos del European Tour y en más de cien torneos del Challenge Tour, contando con dos victorias en este circuito.
 

Jordi Garcia Pinto
 

¿Qué te motivó a orientar tu carrera profesional como jugador profesional de golf?

Desde que era pequeño y veía a Tiger Woods por la televisión siempre tuve la ilusión de poder competir en los torneos más importantes a nivel mundial. A base de mucho entrenamiento y disciplina esta ilusión se fue volviendo algo más realista y, después de unos años muy buenos a nivel amateur, me hice profesional en junio de 2008. Al ver que era el número uno del ranking amateur en España pensé que podía plantearme la posibilidad de pasarme a profesional para poder competir al más alto nivel. Sin duda el gancho definitivo que me empujó a dar el salto era ver triunfar a los jugadores españoles tanto en el European Tour como en en el PGA Tour y tenerlos como referentes.

 

Además de ser jugador profesional de golf, ¿qué otras facetas de la industria del golf te interesan? ¿Te ves, por ejemplo, dirigiendo una empresa del sector o un resort?

El golf en sí me apasiona y por tanto estoy convencido que el día que ya no quiera competir más me dedicaré a algo relacionado con la industria del golf. Concretamente me gustaría dirigir un campo de golf de primer nivel, creo que el haber competido en los torneos más importantes del European Tour, e incluso en el PGA Tour, es un valor añadido importante ya que he visto y he vivido de primera mano cómo tiene que ser la organización de un evento de esas características.

 

Eres abogado, es decir, has podido compaginar formación universitaria al mismo tiempo que desarrollabas una carrera como golfista profesional. ¿Cómo ha sido este proceso?

Después de valorar ofertas que tenía de diferentes universidades americanas decidí que, en vez de seguir jugando como amateur, quería dar el salto al profesionalismo pero sin dejar los estudios de lado. El problema principal que me encontré es que las universidades españolas no ponían ningún tipo de ayuda para deportistas. Debido al ritmo de competición y a las exigencias de los entrenamientos no podría asistir presencialmente las clases por lo que decidí estudiar a distancia y así poder combinar las dos cosas.

No fue fácil ya que cuando acabas de jugar una vuelta de competición lo último que quieres hacer es ponerte a estudiar leyes y redactar ejercicios, pero siempre tuve claro que estudiar era una prioridad.

 

Hace unos meses España sumó una nueva chaqueta verde gracias a la victoria de Sergio García en The Masters, ¿crees que este triunfo servirá para promocionar el golf en nuestro país?

Sí, sin duda. Desgraciadamente en nuestro país el golf no tiene un lugar destacado en los medios de comunicación y la mayoría de veces las victorias de nuestros jugadores pasan desapercibidas para el público general. En este caso, al ser una gesta única y excepcional, sí tuvo mucha repercusión mediática y el hecho de que se hable de golf en medios no especializados es el mejor escaparate posible para promocionar nuestro deporte.

 

Uno de los problemas más acuciantes del golf nacional es la falta de nuevos socios de clubs, nuevos jugadores ocasionales, etc. Si fueras el director de golf de un resort o el gerente de un club, ¿qué harías para tratar de crear nuevos golfistas?

Lo primero que haría es intentar por todos los medios que los socios o clientes no se fueran del campo. Para retenerlos lo que haría es ofrecer no solo un campo de golf y unas instalaciones para jugar, sino que intentaría llevar a cabo iniciativas complementarias que supongan un valor añadido al club. Por ejemplo organizaría jornadas con algún árbitro para hablar y debatir de reglas, contrataría a algún profesor de renombre o algún jugador del Tour para que de una clase magistral un día.

Sin duda también haría que el club estuviera representado en los diferentes eventos amateurs que existen, y a todos los niveles (juniors, absoluto, femenino y seniors). Que el club no solo se preocupara de vender greenfees, sino de hacer mejores a los golfistas del club. En definitiva, se trataría que los socios y clientes valoraran ese valor añadido que el club ofreciera.

 

Un tópico generalizado del golf en España es que es un “deporte para la élite”, algo que frena mucho su promoción en nuestra sociedad. Tú has visitado muchos países compitiendo, ¿crees que ocurre lo mismo en otros lugares?

Que el golf es un deporte exclusivamente para la élite es falso. Considero que hoy en día en la mayoría de campos hay ofertas competitivas con abonos a precios muy correctos que facilitan la práctica de este deporte a quienes lo quieran practicar y por tanto el precio no supone una barrera.

Cuando viajo la perspectiva que tengo es más o menos la misma, a veces visito campos privados que son muy exclusivos, y otras veces campos comerciales que se encuentran al alcance de todos.

 

La vida del pro es complicada, sobre todo al inicio de su carrera, pero los patrocinadores ayudan a sobrellevarla. ¿Quienes están apostando por ti?

Competir en cualquiera de los circuitos que existen en la actualidad es caro. En el Challenge Tour estamos hablando de un presupuesto de unos mil doscientos euros por torneo sin caddie, unos dos mil euros si contratas un caddie. En el European Tour el presupuesto aproximado es de unos dos mil quinientos euros por semana. Por eso es muy importante para nosotros contar con el apoyo de patrocinadores que nos ayuden a sufragar los gastos. En mis inicios el apoyo de la Real Federación Española de Golf fue fundamental, y actualmente tengo la suerte de contar con el respaldo del Patronato de Turismo de la Costa Brava y del PGA Catalunya Resort.

 

¿Qué le recomendarías a un jugador joven que esté pensando en dedicarse profesionalmente al golf?

Lo que me dice mi experiencia como jugador profesional es que en general hay que ser muy bueno a nivel amateur para poder tener alguna opción en el circuito. No más de veinticinco personas, a nivel nacional, se ganan la vida jugando a golf en la actualidad. Si quieres dar el paso tienes que preparar mucho la parte física por la cantidad de viajes que se hacen a lo largo del año, así como la parte mental debido a la exigencia de la competición. Además, considero que estudiar una carrera es fundamental para el desarrollo personal.

 

Mantienes, como muchos otros pros, una presencia constante en redes sociales. ¿Son éstas, especialmente Twitter y Facebook, elementos importantes para la difusión del golf como deporte de masas?

Hoy en día el uso de las redes sociales es muy importante ya que nos permite llegar a mucha gente con poco esfuerzo. El hecho de tener muchos seguidores permite también tener a los patrocinadores contentos ya que ganan visibilidad de marca. Cuanto más se hable de golf y más se promocione, más gente lo conocerá y crecerá el interés en el deporte.

 

¿Cuáles son tus objetivos a corto y medio plazo?

Ahora mismo mi único objetivo es volver al European Tour con categoría completa, al igual que conseguí en la temporada 2014. Consiguen el objetivo los primeros quince de la Road to Oman del Challenge Tour y estoy trabajando para lograrlo.
 

PGACatalunyaResort24