Noticias destacadas

La Costa del Golf: una historia paralela al turismo de sol y playa (Diputación de Málaga)

Visitas: 177

La Costa del Sol cuenta en la actualidad con más de setenta campos de golf. Conocida también como la Costa del Golf, resulta complicado encontrar un lugar similar a la provincia: el primer destino de Europa para la práctica de este deporte en el que se conjuga sus espectaculares infraestructuras deportivas, una heterogénea oferta de ocio y un clima que no impide la práctica del golf durante prácticamente todo el año. El litoral malagueño es conocido por su temperatura agradable, con una media cercana a los 20 ºC y con casi trescientos días en los que la lluvia brilla por su ausencia. Aunque hay orígenes algo anteriores, los años cincuenta registran el verdadero aumento del turismo de fuera de las fronteras españolas, y desde entonces es el lugar elegido para multitud de nacionalidades, como la británica, alemana y escandinavas para hacer turismo; un hecho que sigue en aumento en este último lustro.

Tras su protagonismo como centro comercial e industrial en el siglo XIX, la provincia de Málaga vivió una reducción en términos económicos. Acabada la industria siderúrgica, también se debilitaron el comercio y la industria textil, así como el sector agrario. En este contexto y con la intención de sumar las diferentes iniciativas del sector turístico, se constituyó en 1897 la Sociedad Propagandística del Clima y Embellecimiento de Málaga. En los primeros años del siglo XX comenzaron a surgir estas primeras iniciativas relacionadas con el turismo. Se inaugura el Balneario Nuestra Señora del Carmen (1918) y abre el Campo del Real Club de Golf (1928), hoy conocido como el Parador de Golf, siendo el primer escenario para la práctica del deporte en la Costa del Sol.

Debido a las diferentes guerras, no fue hasta los años cincuenta cuando comienzan a llegar a la Costa del Sol personajes tan famosos como Marlon Brando, Orson Welles o Grace Kelly entre otros, con la consiguiente fama internacional. La apertura en 1942 del Hotel La Roca y en 1959 el Pez Espada hicieron que el efecto dominó del turismo en Torremolinos llegara al resto de municipios de la zona, como Benalmádena, Mijas y Fuengirola. Promovido por Ricardo Soriano y su sobrino, Alfonso de Hohenlohe, Marbella se convierte entonces en el lugar de moda de la alta sociedad, reuniendo a un ingente número de aristócratas y turistas de alto poder adquisitivo.

El Hotel Miramar de Marbella, una de las referencias de sector, fue inaugurado en 1933. Sus dueños, José Laguno y María Zuzuárregui promocionaron el establecimiento, así como la ciudad de Marbella, en inglés y en francés. Para ello usaron los términos ‘Sunny Coast’ y ‘Côte su Soleil’ en toda su papelería y trípticos, aunque fue en torno a 1947 cuando empieza a popularizarse el término Costa del Sol entre los medios de comunicación de la época. Durante los años sesenta, este término haría referencia a toda la costa mediterránea de Andalucía Oriental. Actualmente, se refiere exclusivamente a la costa malagueña.

Los sesenta: comienzan a fundarse clubs

En cuanto al golf, en Málaga, como en España, el punto de inflexión se produce en la década de los sesenta con la llegada del turismo de masas. Los clubs creados en estos años son el Guadalmina Club de Golf (1959) y el Golf Río Real de Marbella (1965), todos en la Costa del Sol y asociados a un turismo de alto poder adquisitivo, diferenciados de la oferta más popular.

En 1959 el Golf Guadalmina de Marbella inaugura una nueva etapa. A esta instalación se unen otras a lo largo de los años sesenta: el Real Club de Golf de Sotogrande (San Roque, 1964), Río Real Golf & Hotel (Marbella, 1965), El Candado (Málaga, 1968), Atalaya Golf (Estepona, 1968) y el Real Club de Golf Las Brisas (Marbella, 1969). En los años setenta, doce nuevas instalaciones se incorporan a la oferta regional, que se diversifica desde el punto de vista territorial. De esta docena de campos sólo cinco se ubicarán en la Costa del Sol (El Paraíso en Estepona, Aloha y Los Naranjos en Marbella, Torrequebrada en Benalmádena, Los Lagos en Mijas).

De manera paralela, la Costa del Sol empieza a recibir el nombre de Costa del Golf. Hasta hoy día, en que la zona posee la mayor concentración de campos de golf de España y de Europa, con esta esta distribución: veintiuno en Marbella, once en Mijas, diez en Estepona, seis en Benahavís, seis en San Roque, tres en Málaga, dos en Casares, dos en Rincón de la Victoria, dos en Benalmádena y uno en Vélez Málaga, Fuengirola, Nerja y Manilva, además de los tres del interior, en Alhaurín el Grande, Alhaurín de la Torre y Antequera.

costa del golf 50s