Noticias destacadas

La Federación Balear de Golf solicita inversiones urgentes a la Administración para renovar las plantas de depuración de agua

La mala calidad del agua que sirven las depuradoras a algunos de los campos de golf hace “inviable” este negocio según denuncian sus gestores y responsables, una vez se han conocido las sanciones que impone la conselleria de Medio Ambiente a tres de estas instalaciones por el uso ilegal de recursos del subsuelo. Las plantas depuradoras están saturadas, principalmente en verano, que es cuando mayor aporte de agua de riego necesitan las enormes extensiones de césped de los campos de golf, y es entonces cuando llega un líquido “muy deficiente que nos enferma la hierba y provoca la rotura de nuestras plantas de ósmosis”, sentenciaba Bernardino Jaume, presidente de la Federación Balear de Golf.
 

Lee la noticia completa aquí.