Noticias destacadas

Mi experiencia con el aireador Air2G2 en el Club de Golf Son Servera, por Zachary LaPorte

Visitas: 491

El año pasado compramos el Air2G2, una máquina muy utilizada en campos deportivos pero de la que existía relativamente poca información sobre su uso en campos de golf. Vi por primera vez el Air2G2 en 2014, en el Congreso de la Asociación Española de Greenkeepers en Málaga, en el stand de Campey Turf Care Systems. No tenía ni idea de qué era ni de lo que era capaz de hacer, pero se veía una unidad muy fresca y moderna… y que daba un poco de miedo. ¡Tenía que conocerla mejor! Así que después de un par de horas hablando con los técnicos de Campey Turf Care Systems y de Deltacinco, su distribuidor en España, acordamos realizar una jornada de demostración a principios de 2015 en Mallorca, no sólo con el Air2G2 sino con casi toda la gama de maquinaria que Campey tenía ofrecía.

En esta demo conocimos todas las máquinas que Campey Turf Care Systems tenía que ofrecer junto con el Air2G2, el último mostrado. La demo se desarrolló en el putting-green y al principio me sorprendí (y me preocupé un poco) por el impacto que la máquina pudiera tener en la superficie tal y como el aire estaba siendo inyectado. Toda la superficie alrededor de los tres testigos insertados en el suelo se fue levantando literalmente debido a la cantidad de aire que se inyectaba. Esto me asustó al principio pero me dijeron que era normal.

Tras ver realmente el proceso y lo que estaba sucediendo empecé a comprender por qué esta máquina estaba ganando popularidad en el negocio del golf. El aire que se inyectaba en el suelo y en la zona radicular no era el único beneficio que esta máquina traía. Podía imaginar lo que estaba ocurriendo debajo de la superficie, el aire a alta presión inyectado rompiendo y aflojando el suelo, eliminando la compactación para permitir a las raíces tener más libertad y moverse a través del suelo. Para mí este era el detalle más importante y el beneficio del aire a la planta era una ventaja secundaria.

Sabía que esta máquina sería perfecta para los greens del Club de Golf Son Servera, un club que se inauguró en 1967 como un campo de golf de nueve hoyos con greens push up y que en 2011 abrió nueve nuevos hoyos. Desafortunadamente los greens que fueron construidos en 2011 tienen importantes problemas de drenaje así que contar con el Air2G2 parecía lo más lógico.

Aquí viene la parte complicada. Yo sé, Campey lo sabe y la mayoría de greenkeepers lo saben, que esta máquina mejoraría enormemente las condiciones de los greens pero, ¿cómo convencer al comité del club? Sabía que habría muchas preguntas sobre el precio de esta máquina y que habría que hacer un informe apropiado para convencer al comité de que emplear el dinero en la máquina valdría la pena tanto desde el punto de vista económico como del agronómico.

Sabíamos que cada vez que cerrásemos el campo en septiembre para hacer las labores de aerificación con pinchado tradicional perderíamos unos veinte mil euros (20.000 €) en greenfees. Una semana con los greens cerrados y otra con costes reducidos hasta que los greens se recuperaran. Septiembre es la temporada alta en Mallorca así que podéis imaginar lo bien que se recibió la noticia de la aerificación de los greens. Si además sumamos el coste de la arena de sílice en la isla y de la mano de obra a los veinte mil euros de ganancia perdida, cada vez que se aerificó el campo le costó al club unos veintisiete mil euros. Este punto nos permitió justificar el precio del Air2G2, a lo que añadimos los beneficios agronómicos que obtendríamos. El comité estaba convencido y compramos la máquina a finales de verano.

air2g2 1238

Desde que hemos contado con el Air2G2 en nuestro parque de maquinaria hemos actuado dos veces en los greens con los spikes de quince centímetros (15 cm.) y estoy muy contento con los resultados. Dos semanas después de la primera aireación se tomaron muestras de la capa radicular y los resultados mostraron que ésta había crecido desde una profundidad normal de entre cinco y ocho centímetros (5-8 cm.) después del verano a una increíble franja de entre diez y quince centímetros (10-15 cm.).

Por supuesto, y por lo escéptico que soy, hice la primera aireación únicamente en la mitad de un green para disponer de una zona de comparación. Los resultados fueron claramente visibles, la mitad que usé como control tenía una zona de raíz de siete centímetros (7 cm.) y la otra mitad por donde pasó el Air2G2 tenía una zona de raíz de trece centímetros (13 cm.). Estos resultados sólo pueden ser explicados por el uso del Air2G2. Después de la segunda pasada a la misma profundidad he visto sólo un pequeño aumento en la zona de las raíces. Sólo puedo suponer que esto es debido al spike de quince centímetros de largo y a que el suelo no obtiene el alivio de descompactación que proporcionarían los spikes más largos. Tendré que esperar y ver una vez que hemos probado los spikes de treinta centímetros.

Muchos socios e invitados me preguntan qué es esta máquina loca y qué hace. Básicamente comparo la explosión de aire inyectada en el suelo con la del fracking hidráulico pero, por supuesto, con aire. Este fracking del suelo ha eliminado virtualmente la compactación del suelo y ha creado más espacio para permitir a las raíces crecer más fácilmente y continuar moviéndose hacia abajo a través del perfil del suelo. Y, por supuesto, el aire que se inyecta ayuda a crear una zona de raíz más saludable. Los beneficios secundarios son menos enfermedades, greens más firmes y, finalmente, un césped más sano

air2g2 457645

He utilizado el Air2G2 en otras áreas alrededor del campo también. Recibimos más de treinta mil salidas al año y la mayor parte de ellas se concentras en tres meses en otoño y cuatro meses en primavera, por lo que podemos imaginar que las áreas de entrada y salida de los greens sufren bastante tráfico de jugadores. Antes de la compra del Air2G2 estaríamos continuamente pinchando y recebando estas zonas para ayudar a aliviar esta compactación pero obteniendo únicamente resultados mínimos. Actuamos sobre estas áreas con el Air2G2 con un espaciamiento de veinte centímetros y los resultados han sido fantásticos. Estas áreas se encuentran casi perfectas y no tienen problemas para gestionar el tráfico. Incluso los socios me han preguntado qué hemos hecho ya que nunca han visto estas áreas en tan buenas condiciones.

También empleo el Air2G2 para ayudar a aliviar enfermedades. Tuve un brote de brown patch en el green del hoyo diecisiete y empleé el Air2G2 trabajando sobre la zona afectada para ver qué resultados obtendría. Sorprendentemente, la enfermedad desapareció en pocos días sin ningún tratamiento adicional. Estoy seguro de que la lista de beneficios del Air2G2 es mucho mayor y espero poder descubrirlos. Con todo esto, la compra del Air2G2 valió la pena y no ha hecho más que beneficiar al campo.

Zachary LaPorte posee un grado de asociado en TurfGrass Management por la Escuela de Agricultura de Stockbridge, Universidad de Massachusetts, y lleva veinte años desarrollando numerosas actividades en la industria del golf a ambos lados del océano. Ha trabajado en el equipo de Dye Designs, ha sido shaper, capataz, ayudante de diseñador, project manager, greenkeeper, siempre buscando proyectos interesantes como Corea del Sur, Estados Unidos y las islas Baleares. Desde 2012 es director de campo y head greenkeeper del Club de Golf Son Servera.

air2g2 sonservera 2