Noticias destacadas

Optimice el control de enfermedades de verano de su campo de golf, por Mark Sanderson

Visitas: 15

 
Los brotes de verano de Fusarium pueden no causar el daño a gran escala que se ve en invierno, pero, en un momento en que los jugadores esperan la mayor calidad posible en los greens, cualquier queja puede ser especialmente molesta. Para justificar tratamientos fungicidas en el verano, sin embargo, los greenkeepers necesitan obtener algo más de cualquier aplicación, según expone Daniel Lightfoot, responsable del área de Césped deportivo, Paisaje y Gestión de plagas de Syngenta en Reino Unido e Irlanda. Como antiguo responsable de mantenimiento de campo de golf, Daniel reconoció los atributos adicionales de Heritage Maxx para proteger contra fairy ring y promover la salud del césped, lo que podría contribuir a garantizar que la calidad de los greens se mantenga alta durante toda la temporada.

“La combinación de un verano temprano cálido y húmedo, ya sea por lluvia o riego, puede conducir rápidamente a dañar por Fusarium el suave tejido de la hoja, algo que ya ha sido ampliamente constatado esta temporada”, comentó Daniel Lightfoot. “Cualquier corto período de estrés puede hacer que la enfermedad aparezca. Mientras la infección crezca, los inaceptables efectos dañando el greens y creando cicatrices en las superficies de juego, mermando su calidad, podría persistir durante semanas. Y esto afecta a muchas competiciones de clubs organizadas durante el verano”.

Con el césped en crecimiento activo en esta época, Dan destacó que el movimiento sistémico es crucial, ya que el penetrante tratamiento fungicida local o de contacto haría crecer rápidamente la hoja y ésta sería segada. Una hoja de 3´0 milímetros creciendo a 0´4 milímetros al día vería que la retención del fungicida de contacto se reduciría a la mitad en tan sólo cuatro días.

“Con Heritage Maxx el activo continúa ocupando la base y las raíces, y se mueve a través del césped por la hoja creciente. Esto asegura que se mantiene activo en la hoja suficiente fungicida como para prevenir enfermedades por más tiempo”, señaló Daniel. “El reciclaje continuo y la redistribución del activo puede dar una protección prolongada”. Por otra parte, se ha demostrado que la actividad de Heritage Maxx contra patógenos del suelo ayuda aún más con la protección contra brotes de fairy rings en verano y reduce positivamente los efectos dañinos del take-all.

Las investigaciones de las aplicaciones de Syngenta han mostrado resultados óptimos atacando patógenos del suelo mediante la pulverización de un volumen de agua relativamente bajo, apenas de doscientos a trescientos litros por hectárea, y con el riego de dos a cinco milímetros de agua tan pronto como sea posible para mover el Heritage Maxx a la zona radicular. El estudio no ha visto ninguna ventaja significativa en realizar pinchados o aireaciones antes de la aplicación, un proceso que la mayoría preferiría evitar en el período previo a las competiciones. La aireación mecánica también corre el riesgo de aumentar el estrés en el césped que podría desencadenar un brote de la enfermedad.

Está previsto realizar más investigaciones para examinar el papel de agente humectante Qualibra como retenedor de la humedad del suelo en la zona radicular por más tiempo, lo que podría maximizar la absorción de la raíz de Heritage Maxx. Daniel añadió que, con la absorción radicular prolongada de Heritage Maxx, la doble acción sobre ambos patógenos (del suelo y foliares) garantiza que ninguna de la actividades se desaproveche. “Nuestra investigación también ha demostrado que Heritage Maxx puede mejorar positivamente la salud del césped y proporcionar la planta una barrera natural para resistir los efectos dañinos de una serie de factores de estrés. Es un acondicionador pre-estrés extremadamente eficaz que mejora las condiciones de la superficie del green y aumenta la satisfacción de los jugadores”.
 

Adaptado de Turf Science Live, de Mark Laffan para pitchcare.com

 
pitchcare verano