Noticias destacadas

Paul Wilcox, gerente comercial en Europa de Bernhard & Co.: “Demostramos la importancia del afilado regular y de precisión de las unidades de corte, algo que aporta muchos beneficios a los campos de golf”

Paul Wilcox es un experimentado profesional de la industria del mantenimiento de campos de golf y césped. Nacido y criado en el Reino Unido, tiene una fuerte conexión con España ya que aquí ha vivido durante veinte años siendo head greenkeeper de dos campos de golf en la Costa del Sol entre 1998 y 2002. Su carrera como greenkeeper comenzó en 1995 en el Forest of Arden Resort en el centro de Inglaterra, seguido de dos años en la compañía internacional de gestión y consultoría de césped Sports Turf Management en los que desarrolló proyectos en Nigeria, Suecia y Alemania. En 2002, Paul comenzó como técnico de ventas para Bernhard & Co. pasando dos años en el sur de California y regresando después a España para unirse a los equipos de ventas de Europa y Asia-Pacífico, lo que le llevó a permanecer un año en Australia en 2008. En 2009 regresó nuevamente a España desde donde se centra en ventas y soporte de distribuidores de Bernhard & Co. en toda Europa continental.
 


 

Tu carrera profesional comenzó como asistente de greenkeeper, ¿cuál fue tu motivación para trabajar en la industria del golf?

Crecí en la campiña inglesa y trabajé con mi padre en la granja familiar. Acostumbrado al aire fresco y la naturaleza, y a trabajar con la tierra, cuando llegó el momento de seguir mi propia carrera vi buenas oportunidades en la industria del césped. Inicialmente trabajé para un gran productor de césped comercial que abastecía a varios campos de golf. Reunirme y ocasionalmente trabajar con estos clientes despertó mi interés en trabajar como greenkeeper de campos de golf.

En 1995 comencé una etapa de dos años trabajando en Forest of Arden, un resort de golf Marriott de treinta y seis hoyos en el centro de Inglaterra. Fue un muy buen lugar para comenzar, ya que fue sede de The English Open, un evento del PGA European Tour, los dos años que estuve allí. Además de aprender las muchas y variadas tareas de un greenkeeper pude experimentar el trabajo duro y los altos estándares de preparación y presentación de un campo de golf, antes y durante un torneo.

 

¿Qué hizo que dejaras este trabajo y también el Reino Unido?

Había completado un curso a tiempo parcial de dos años en mantenimiento de áreas verdes y gestión de césped durante mi estancia en el Forest of Arden, había adquirido mucha experiencia en poco tiempo y tocaba seguir adelante con mi carrera. Sin embargo, debido a la popularidad de la profesión de greenkeeper, hubo una fuerte competencia por los puestos disponibles de head greenkeeper. Como en ese momento estaba soltero y era independiente, decidí buscar otras oportunidades a nivel internacional. Cuando comenté mis intenciones, me ofrecieron un puesto en Sports Turf Management como asistente de greenkeeper en el único campo de golf de dieciocho hoyos en Abuja, Nigeria. ¡Esa fue toda una experiencia!

 

¿Cómo llegaste a trabajar en España?

En mis dos años con Sports Turf Management también trabajé en campos en Suecia y Alemania. Más tarde, en septiembre de 1998, me enviaron a supervisar y ayudar con un proyecto de reparación de greens de dos semanas en Los Naranjos Golf Club, cerca de Marbella. Disfruté trabajando con la gente de Los Naranjos y debí causar una buena impresión ya que el entonces director del club, Christer Sorensen, me ofreció un puesto. Me quedé allí tres años como head greenkeeper.

Ese trabajo fue gratificante y frustrante en igual medida, pero aprendí mucho sobre los problemas que enfrentan los campos de golf a lo largo de la Costa del Sol. No menos importantes los problemas considerables causados ​​por el agua de riego de mala calidad. El otro gran desafío fue tratar de mantener un campo de golf tan jugado. En temporada alta obtendríamos más de trescientos jugadores al día. El mantenimiento esencial era, en el mejor de los casos, complicado; en el peor, imposible.
 

 

En 2002 decidiste “cruzar la línea” y trabajar frente a los greenkeepers, ¿por qué?

Después de un breve período como head greenkeeper en Santa María Golf, una vez más decidí buscar otras opciones y oportunidades de mantenimiento de áreas verdes. Una empresa de recursos humanos del Reino Unido me contactó para preguntarme si estaría interesado en trabajar en ventas para Bernhard & Company en California. Conocía muy bien a Bernhard y su excelente reputación, por lo que me interesé de inmediato y, después de presentar la solicitud, obtuve el puesto de técnico de ventas para el sur de California. Fue triste alejarme de España ya que me estaba estableciendo y tenía un hogar aquí, pero estaba entusiasmado con el desafío que me esperaba.

Bernhard me brindó formación integral en ventas y productos operando en un importante distribuidor de golf y césped en California, en un territorio con aproximadamente seiscientos campos de golf. Me compadecí mucho con los superintendents en California por su clima, césped, calidad del agua y los problemas que causa, algo muy similar a lo que había experimentado en España. Pasé dos años “en el oeste” antes de regresar a España, convirtiéndome en parte del equipo de ventas europeo de Bernhard. Mi entusiasmo por los viajes me llevó a hacer muchas incursiones en Asia para ayudar a impulsar las ventas allí también. Bernhard ha sido una gran compañía para la que trabajar y me ha dado la oportunidad de ver el mundo y obtener una amplia y variada experiencia en diferentes prácticas de gestión del césped.

 

Llevas vinculado a Bernhard más de dieciséis años y conoces perfectamente sus productos. ¿Por qué son tan útiles sus sistemas de afilado y marcan la diferencia?

La palabra clave es “empatía”. Lo que ha hecho a Bernhard tan exitoso a lo largo de los años, y tenemos un historial de ciento treinta años, es nuestra disposición a escuchar y aprender de nuestros clientes, con un equipo de ventas y soporte que puede relacionarse con los desafíos y requisitos de nuestros clientes. Muchos de nosotros venimos de un fondo de agronomía y/o mantenimiento ecológico y, por lo tanto, tenemos una mejor comprensión de lo que es importante tanto para greenkeepers como para mecánicos, y hemos desarrollado y fabricado afiladoras para cumplir con esos requisitos.

En Bernhard & Co. demostramos y comprobamos la importancia del afilado regular y de precisión. Los beneficios y mejoras que aporta al rendimiento de corte de sus segadoras; los beneficios para la salud de su césped; y la calidad de juego superior y el aspecto posterior al corte del campo de golf o estadio de fútbol. Todo lo cual debería llevar a ahorros de costes, menos desgaste y una mejor reputación para el campo o club.

 

A finales de septiembre pasaste dos semanas en Le Golf National apoyando al equipo de mantenimiento antes y durante la Ryder Cup. ¿Cómo describirías la experiencia?

¡Absolutamente fantástica! Esperaba que fuera un trabajo duro, y lo fue. Lo que no esperaba era el increíble espíritu de equipo que siempre estuvo presente. Por supuesto, el mayor crédito para eso es para Alejandro Reyes. Además de la gran responsabilidad que asumió para generar el mejor campo de golf posible, le dio gran importancia a todo el personal y voluntarios del campo que disfrutan de la experiencia. Eso hizo una gran diferencia. ¡Fue un trabajo duro pero divertido!

Desde el punto de vista de Bernhard, y desde mi punto de vista personal, fue un honor haber desempeñado un pequeño pero importante papel en el proceso de preparación como parte del equipo de mecánicos. Con tantas unidades de corte (unas ciento cincuenta) para afilar y configurar, a menudo más de una vez, éramos conscientes de la responsabilidad que teníamos, asegurando que cada unidad de corte funcionara a la perfección. Afortunadamente, con la velocidad, la facilidad y la precisión de las afiladoras Express Dual y Anglemaster que utilizamos, siempre tuvimos el control y la respuesta fue siempre positiva.

 

Bernhard tiene una fuerte posición en el mercado español con el apoyo de sus distribuidores Deltacinco, Agronimer y Vernis Taberner Equips. ¿En qué áreas de la geografía nacional tienes más éxito?

Trabajamos con algunos excelentes colegas dentro de los tres distribuidores que tenemos aquí. Su arduo trabajo durante muchos años ha dado sus frutos. Es difícil decir dónde hemos tenido más éxito, cada región ha sido buena para nosotros en diferentes momentos. Valoramos a todos nuestros clientes, pero siempre he tenido una buena sensación al instalar nuevas afiladoras en los campos de mayor nivel, más prestigiosos y de renombre internacional. ¡Demasiados para enumerarlos aquí!
 

 

Hace unas semanas organizaste una demostración y un día de formación en Lo Romero Golf a través de vuestro distribuidor regional Agronimer, ¿cómo fue el evento?

¡Fue un gran día! Organizamos el evento con Agronimer tras la compra por parte de Lo Romero de un nuevo Anglemaster 4000 para complementar su Express Dual 4000. Cuando conocí al propietario y director del club, Victoriano Jiménez, me impresionó mucho su pasión por la formación técnica y la capacitación, por lo que fue una gran experiencia.

Es un placer para mí tener la oportunidad de organizar este tipo de eventos, es una de las acciones que Bernhard desarrolla regularmente. Siempre estoy buscando nuevas oportunidades para hacer lo mismo en los campos de golf de toda España.

 

Muchos responsables de campos de golf indican que ser jugador de golf es útil para entender su industria. ¿Crees que es importante ser un golfista si trabajas en la industria del golf?

Sin duda es muy útil tener una buena comprensión del juego y de cómo se juega, para todos los niveles de golfistas. Es la única forma de lograr una visión y perspectiva de lo que agrada al golfista en términos de cómo se configura un campo.

Es igualmente importante entender el negocio del golf. Un club de golf es un negocio y debe gestionarse de forma sostenible y rentable. El trabajo de administrar un campo de golf es más desafiante que nunca. Con cada vez más restricciones en la disponibilidad y el uso de pesticidas, los greenkeepers tienen que volver a prácticas de gestión de césped más naturales y no tan químicas. Es un tema que abordamos cuando explicamos los beneficios agronómicos y financieros del afilado regular y de precisión para asegurar un corte limpio.

 

Has estado viajando a muchos países y conoces bastante la industria del golf en todo el mundo, ¿qué piensas sobre los campos de golf españoles?

Durante mi tiempo trabajando en el mercado español he visto grandes cambios y mejoras. Hay un mayor nivel de profesionalismo en la industria ahora, en comparación con lo que era hace veinte años. Muchas de las nuevas generaciones de head greenkeepers han obtenido una calificación y experiencia de alto nivel al estudiar y trabajar en el extranjero, especialmente en los Estados Unidos. Esto ha llevado a un mayor respeto por su profesión y se les otorga más autonomía para tomar decisiones clave. Con los desafíos que enfrentan y las tecnologías disponibles para ayudarlos, esto es muy importante.

 

¿Cuáles son tus metas para los próximos años?

En los últimos años, he realizado varios viajes a América Latina, ayudando a impulsar las ventas en ese mercado. Continuaré con esto, pero espero centrarme más en el mercado español en el futuro, ya que Bernhard ahora se ha convertido en Bernhard Turfgrass Solutions al diversificarse en nuevos negocios, cada uno de los cuales brinda una solución a problemas específicos de gestión del césped. Ahora somos el distribuidor oficial en Europa y Oriente Medio para los sistemas de ventilación y drenaje rápidos de la base SubAir, ventiladores Turfbreeze y los equipos de iluminación móviles MLR que proporcionan luz artificial para el césped.

Cada gama de productos incluye modelos que se pueden usar tanto en estadios deportivos como en campos de golf. Con estos nuevos negocios y productos estaré más involucrado, trabajando estrechamente con nuestro distribuidor nacional para estos productos, Deltacinco. Tienen una sólida reputación en la industria de golf y césped en España, incluido el fútbol. Por esta razón, son un socio natural para nosotros y estoy personalmente encantado de continuar la ya fantástica relación que Bernhard y yo tenemos con ellos.