Noticias destacadas

‘Turf Team Challenge apuesta por las mujeres greenkeepers en los campos de golf’ (Syngenta)

La profesión de greenkeeper ha sido durante mucho tiempo vista como un bastión laboral masculino. Sin embargo, los clubs y responsables de mantenimiento, cada vez más progresistas, reconocen que las mujeres no solo son igualmente capaces del trabajo sino que también aportan valiosas habilidades al entorno del equipo de césped. En el francés Le Golf National, anfitrión del The HNA French Open en junio y muy próximamente de la batalla suprema del golf entre Europa y Estados Unidos, habrá al menos diez mujeres trabajando en el equipo ‘Turf Team Challenge’.

Con Syngenta patrocinando el equipo de mantenimiento que trabaja en Le Golf National, la gerente de mercadotecnia EAME de la compañía, Caroline Carroll, cree que es una oportunidad increíble para que las mujeres greenkeepers aprendan de la experiencia y muestren sus habilidades, así como también demuestren como modelos que la industria está abierto para una carrera exitosa.

En Le Golf National Caroline se encontró con la greenkeeper española Lara Arias, quien ha estado trabajando en varios campos de golf durante los últimos cuatro años. “Supe de inmediato que este será mi futuro. Amo cada aspecto del trabajo”, indica Lara, entusiasmada.

Como participante del Programa de Gestión de Césped de la Universidad Ohio State comenzó a trabajar en el equipo de Le Golf National en la preparación del Abierto de Francia en junio. “Esta ha sido una gran oportunidad para mí para ser parte del equipo de Le Golf National, en uno de los mejores campos de golf de Europa”, comentaba entonces. “Por ahora es el Abierto de Francia, pero en unos meses será la Ryder Cup y la posibilidad de trabajar con un gran equipo para un gran torneo”.

Habiendo contactado con el head greenkeeper de Le Golf National, Alejandro Reyes, a través de los programas de trabajo de la Universidad Ohio State, Lara dice que trabajar en la sede de la Ryder Cup 2018 le ha dado la oportunidad de conocer gente nueva de toda Europa, de España, Portugal, Francia e Inglaterra, todos trabajando en el equipo. “Es una oportunidad para establecer contactos y compartir experiencias con todos. Sabemos que tenemos que preparar el campo de golf de la mejor manera posible y que tenemos que cuidar los pequeños detalles. Pero todos los que trabajan en este campo, en este momento, tienen pasión por esta industria”, destaca. “Y eso es lo que hace que sea tan emocionante ser parte de este reto”.
 

 
Lara destaca que, lamentablemente, es un hecho que actualmente no haya muchas mujeres trabajando en este negocio. “Pero he conocido a grandes mujeres que trabajan como head greenkeepers y asistentes de greenkeeper, lo que me da la inspiración para continuar. No importa si eres mujer o hombre, lo más importante es tener el deseo de participar en el negocio. Todos trabajamos aquí juntos, como equipo, porque compartimos esa pasión”.

Ella reconoce que es cierto que las mujeres no pueden ser físicamente tan fuertes como algunos hombres, pero que los cerebros siempre superarán la fuerza al pensar en cómo resolver un problema. “Podemos hacer el mismo trabajo en el campo y nos ocupamos de los detalles que hacen que el campo sea excelente y la experiencia del jugador”.

“La gente tiene que cambiar su forma de pensar de que este negocio es solo para hombres, porque nosotras también podemos hacerlo”, inste Lara, que trabaja junto con otra operadora municipal, Eva Largeau, en Le Golf National. “Aquí la gente ve mujeres trabajando en el campo de golf y ven que estamos haciendo un buen trabajo. Dennos oportunidades para trabajar en el campo de golf y verán que todo irá bien. Hemos demostrado que no hay ningún problema para que las mujeres trabajen en un campo de golf, podemos hacer todo”.

Lara es clara en sus objetivos a largo plazo para su carrera profesional. “Por ahora estoy muy feliz de estar trabajando como greenkeeper. Seguro que me gustaría ser head greenkeeper cuando esté lista. Pero no hay prisa por ahora. Me encantaría seguir aprendiendo como asistente, después en otro campo para adquirir experiencia y, luego, tal vez, después como head greenkeeper”.

En cuanto a sus experiencias de trabajo en Le Golf National tan pronto en su carrera, Lara agrega: “Me encanta trabajar en el entorno del torneo. Me encantaría, un día, preparar mi propio campo de golf para un gran torneo, tal vez un evento del Tour Europeo o del PGA Tour”.

Lo que está muy claro de las mujeres que trabajan en Le Golf National es su pasión y compromiso con el mantenimiento de la naturaleza y su deseo de alentar a más mujeres a seguir su carrera. “Cuando realmente amas tu trabajo, hace que cada día sea más fácil”, afirma Lara. “Espero estar trabajando en un campo de golf para toda mi vida”.