Noticias destacadas

Varios datos a tener en cuenta, por Alejandro Nagy

Visitas: 113

Cada año la consultora KPMG publica varios estudios sobre la industria del golf, tanto sobre países o continentes, como sobre aspectos concretos del negocio. Hace pocas semanas publicaron el ‘Golf Participation Report for Europe 2016’. En esa foto, ¿qué tal ha salido España?
 

Quienes han consultado alguna vez el portal golfindustria.es habrán leído algunas referencias a las actividades de la consultora KPMG en el sector de golf, personalmente creo que son un grupo de trabajo con una visión muy útil de nuestro deporte que permite ‘desmenuzar’ la industria del golf y tener la oportunidad de conocerla mejor. Durante una década organizaron el Golf Business Forum, ahora desarrollado por el banco HSBC, además de brindar útiles servicios de asesoría estratégica para clubs, organizaciones, asociaciones y federaciones de golf de prácticamente todo el planeta. Por otro lado cada año generan y publican diversos estudios sobre aspectos puntuales del negocio del golf, ya sea turismo, viajes, gestión inmobiliaria, desarrollo del juego o participación deportiva, cada uno conteniendo una serie de útiles datos de fuentes contrastadas asi como una productiva interpretación.

En el informe ‘Golf Participation Report for Europe 2016’ recientemente publicado España aparece en varios puntos, no en vano es uno de los países ‘top ten’ en importancia golfística en Europa. Resumiendo algunos datos significativos podríamos destacar los siguientes:

  • Somos el sexto país de Europa en golfistas registrados (7 % del continente), superados por Inglaterra (16 % sin incluir golfistas no registrados), Alemania (15 %), Suecia (11 %), Francia (10 %) y Holanda (9 %).
  • Somos también el sexto país de Europa en número de campos de golf (6 % del continente), superados por Inglaterra (27 %), Alemania (10 %), Francia (9 %), Escocia (9 %) y Suecia (6 %).
  • Décimo país europeo en presencia del golf en la sociedad (0’6 %), clasificación comandada por Suecia (4’8 %), Irlanda (4’1 %), Escocia (4’0 %), Dinamarca (2’7 %), Finlandia (2’6 %), Holanda (2’2 %), Inglaterra (1’4 %), Alemania (0’8 %) y Francia (0’7 %).
  • Presentamos un campo de golf por cada 100.000/300.000 habitantes, ratio similar al de Francia, Italia y Alemania, entre otros, pero superior al de Inglaterra, Irlanda, Escocia, Suecia, Dinamarca y Holanda, por ejemplo.
  • Cada campo de golf de España presenta una media de entre seiscientos y novecientos jugadores, similar a la de Francia, Alemania, Suecia y Dinamarca pero superior a la de inglaterra, Irlanda, Escocia e Italia, entre otros.
  • Presentamos un 63 % de jugadores masculinos, 25 % femeninos y 12 % junior, muy similar a la media europea de 66 % de jugadores masculinos, 25 % femeninos y 9 % junior. Por otro lado destacamos en que somos el quinto país con mayor número de jugadores junior (34.730) sólo por detrás de Alemania (45.398), Suecia (44.563), Francia (41.223) e Inglaterra (40.596).

Estas cifras actualizadas de España en el conjunto de Europa refrendan algo de sobra conocido, que nos encontramos tanto alineados con países golfísticamente cercanos como Francia o Alemania como alejados de países históricamente más maduros como Inglaterra, Irlanda y Escocia. Esto, sumado al hecho de que prácticamente todo el Viejo Continente ha sufrido unos últimos años de retroceso en la práctica del golf, indica que mal que bien el golf patrio ha resistido la época de vacas flacas y, bien gestionado, podría prepararse para engordarlas.

Otros países europeos, como también refleja el informe, han desarrollado en estos últimos años una serie de iniciativas y actuaciones para mejorar sus números. Por ejemplo, en Noruega se están fijando especialmente en tratar de hacer más atractivo el golf a los hándicaps altos (>26), en Francia se ha optado por adaptar los campos al golf moderno estableciendo barras de salida específicas para seniors y nuevos jugadores con la intención de agilizar el juego, en Inglaterra se está promocionando activamente el golf express mediante el juego de partidas de solo nueve hoyos, en Irlanda han apostado por fomentar el golf entre las féminas para aumentar su participación en el juego, Gales incide en la creación de circuitos junior para fomentar la competitividad de los más jóvenes, países como Chequia, Lituania y Servia promueven el sistema SNAG (Starting New At Golf), e instituciones como la Asociación Europea de Propietarios de Campos de Golf (EGCOA) ha presentado la ‘Estrategia 20/20’, un proyecto que basa la promoción del golf mediante cuatro aspectos primordiales: flexibilidad, familia, diversión y amistad (cuatro F´s: Flexibility, Family, Fun, Friendship). Podríamos asemejar estas iniciativas la española ‘Golf en los colegios’, un paso que esperemos obtenga sus frutos y consiga atraer a jóvenes nuevos golfistas a los tees de prácticas de todo el territorio nacional.

Nos encontramos, tanto España como Europa, en un nuevo punto de partida después del bache de la crisis económica mundial. Es hora de replantear ciertos puntos de vista, reordenar prioridades y establecer objetivos y estrategias. Del Cantábrico al Mediterráneo, de las Baleares a las Canarias, de una meseta a otra, disponemos de muy buenos mimbres para hacer un sólido cesto golfístico. Los datos ahí están, confíemos en que los artesanos sepan interpretarlos.
 

Alejandro Nagy es coordinador de cgolfsostenible y fundador de golfindustria.es.
 

campogolf45