Destacado

BMW se suma a la Solheim Cup aportando una flota de vehículos totalmente eléctricos

Desde que se confirmó que la Solheim Cup se disputaría por primera vez en España, la fecha del 18 al 24 de septiembre de 2023 quedó marcada en rojo en el calendario y, aunque parezca mentira, ya sólo quedan cien días para que tan importante evento se juegue en Finca Cortesín.

Coincidiendo con este importante momento se ha dado a conocer la firma del acuerdo suscrito entre la Solheim Cup y BMW Automotor Premium, concesionario oficial de la marca bávara en la provincia de Málaga. Con esta colaboración, la próxima Solheim Cup no sólo contará con una imponente flota de automóviles, sino que dará un paso más para convertirse en la edición más sostenible de la historia.

Ese objetivo se logrará gracias a la utilización de más de cuarenta vehículos oficiales, todos ellos eléctricos y repartidos entre los novedosos modelos I7, IX, XM, IX1 e I4.

«Se recorrerán aproximadamente unos treinta y cinco mil kilómetros durante la semana del evento que se traducirán en más de seis toneladas de emisiones de CO2 no emitidas a la atmósfera. Tenemos que trabajar sin descanso en tener un mundo mejor y hacer que el evento sea completamente sostenible gracias a los vehículos electrificados», indica Alfonso Rodríguez, director de división y gerente de BMW y Mini del Grupo Safamotor.

«Es importante que un acontecimiento como la Solheim Cup 2023 cuente con unos vehículos de cortesía no sólo de gran calidad, sino también respetuosos con el medio ambiente. No puede haber mejor escaparate para dar a conocer la decidida apuesta por la sostenibilidad tanto del torneo como de la marca bávara», apunta Iñigo Aramburu, director general de Deporte & Business.