Noticias destacadas

‘Cinco millones para crear un deporte’, por Enrique Soto

Es demasiado difícil. Requiere de mucho tiempo libre para jugar una ronda, y ya no hablemos de mejorar. Supone un buen desembolso económico, al menos en sus inicios. Las reglas son complicadas. Es difícil adaptarlo a los tiempos que corren. Pregunten a cualquiera de sus amigos que juegue al golf y encontrará más de una docena de argumentos para explicar la caída en el número de aficionados, desde los que van de lo más personal a los que dependen de las instituciones que lo regulan. A nadie se le escapa ninguno de estos inconvenientes, por lo que la industria está intentando ponerles remedio.

La semana pasada se celebró en Orlando (Florida) el PGA Merchandise Show, la feria anual donde se concentran los principales fabricantes y las últimas novedades en el mundo del golf. Más que en cualquier otra edición, la palabra “hack” se repitió en numerosas ocasiones, referida a cómo atraer a más personas hacia un deporte que, históricamente, se ha mostrado muy exclusivo. La idea de “Hack Golf” nació de la mano de TaylorMade, y más concretamente de su Director Ejecutivo, Mark King. Al igual que los más de mil expositores, él también está preocupado por la situación…
 

Lee el artículo completo aquí.