Noticias destacadas

‘Ecoflautas contra el golf’, por José Ángel Domínguez Calatayud

En general existe una inquina por el golf, fruto más bien de la ignorancia sobre este bello deporte. Bueno, también tengo un amigo que odia el golf, pero es que, contra toda lógica, nunca pudo dar tres golpes buenos de manera consecutiva.

Entre las fobias, la más atroz es la de las organizaciones ecoflautistas. Desde que Alfonso Ussía escribiese su muy divertido “Manual del ecologista coñazo” la especie ha degenerado y hay material ya para escribir “El corán del ecoflauta talibán”; ofrezco el título de mil amores al insigne autor.

Como es conocido, los orígenes de la golfbia se remontan a Atila – padre fundador de los perroflautas – de cuyo caballo Othar se decía que donde pisaba no volvía a crecer la hierba. Aquí ni la hierba, ni la compasión. Efectivamente sus indignos herederos han conseguido otro pronunciamiento de derribo: el Tribunal Supremo ha fallado a favor de Ecologistas En Acción en su demanda contra el complejo residencial, de turismo, ocio y golf Isla de Valdecañas y condena a esta parte a demoler todo lo hecho en el paraje, devolviéndolo al estado que tenía antes de comenzar la obras…
 

Lee el artículo completo aquí.