Noticias destacadas

La Asociación de Campos de Golf de la Costa Blanca organiza cursos de formación en el CDT de Alicante

La Asociación de Campos de Golf de la Costa Blanca, de la mano y en colaboración con el CDT de Alicante, ha organizado unos cursos de formación sobre nociones básicas y terminología de golf dirigido a los recepcionistas de los hoteles de nuestra provincia que trabajan o están interesados en trabajar con el producto golf.

El golf se ha erigido como uno de los elementos más desestacionalizadores del turismo en la Costa Blanca, dado que su temporada alta se sitúa en primavera y otoño complementándose con la tradicional temporada de verano del producto “sol y playa”. Esta es la razón por la que han sido los propios hoteles los que solicitaron un programa de formación para sus recepcionistas, de modo que sepan desenvolverse ante cualquier necesidad que tengan los turistas de golf instalados en sus hoteles y puedan atenderles de forma profesional.

Respecto al programa del curso, hay un total de siete ponencias repartidas en dos jornadas, la primera de las cuales tuvo lugar el pasado 22 de marzo y la segunda está programada para el próximo 29 de marzo. En ellas se están tratando, entre otros temas, los siguientes:

  • Necesidades de los clientes en sus vacaciones de golf
  • Terminología de golf, partes de un campo e introducción al juego
  • Información sobre el mantenimiento del campo útil para los clientes del hotel
  • Coordinación entre los departamentos de reservas del hotel y del campo de golf

Los ponentes que están impartiendo el curso son todos directores, profesionales y responsables de campos de golf de la Costa Blanca, destacando la presencia de Andrés Torrubia, presidente de la FGCV y de Salvador Lucas, presidente de la ACGCB y director de golf del Grupo Quara.

La Asociación de Campos de Golf de la Costa Blanca quiere colaborar de esta manera con el sector hotelero para formar a sus recepcionistas de modo que puedan ofrecer un servicio de calidad y profesional a sus clientes de golf. Hay que resaltar que el turista de golf tiene un poder adquisitivo medio-alto y se gasta cuatro veces más que el de sol y playa, generando importantes ingresos no solo entre hoteles, sino también entre los restaurantes, comercios, taxis, rent-a-car, etc.
 

AlumnosCurso