Destacado

La futura Ley de Bienestar Vegetal prevé penas de cárcel para los golfistas que arranquen ‘chuletas’ en calle y hagan ‘piques’ en los greens de los campos de golf

Recientemente ha llegado al Congreso de los Diputados el primer borrador de la Ley de Bienestar Vegetal, un paso más en la legislación destinada a proteger a las especies vegetales de España. Sumada a la Ley de Bienestar Animal, aún en trámites, se espera que pronto todo lo que respire o haga fotosíntesis en nuestro país cuente con una figura de protección legal.

El texto de la Ley de Bienestar Vegetal recoge una serie de principios de obligado cumplimiento que, entre otras cosas, limitará el número de veces que puede ser regada una planta ornamental doméstica para evitar la aparición de catarros o marcará la altura máxima que puede alcanzar un pino silvestre con la intención de no dañar la autoestima de las encinas.

Igualmente, el hongo ‘pedo de lobo’ (Lycoperdon perlatum) deberá cambiar su denominación a ‘perlita del bosque’ para no ofender a lobos, lobas y lobes, así como el cactus ‘asiento de suegra’ (Echinocactus grusonii) pasará a denominarse ‘notesientes’ para evitar actitudes machistas poco decorosas.
 

 
Por otro lado, este borrador de ley está siendo muy comentado por los profesionales del sector del golf debido a que en uno de sus artículos se indica expresamente que cualquier persona que conscientemente ejecutara una acción que pudiera derivar en sufrimiento para una planta deberá pedirle perdón en voz alta así como asegurarse de que la planta se recupera con el menor daño posible. El incumplimiento de este artículo acarrearía penas de cárcel de entre seis meses y cinco años.

Por ello, en los campos de golf muchos se preguntan qué va a pasar cuando un jugador haga un ‘pique’ en el green al caer su bola en él o qué ocurrirá cuando un jugador saque una ‘chuleta’ en calle, acciones que se cuentan por cientos cada día en prácticamente cualquier club de golf español. A día de hoy no existen respuestas concretas pero sí opiniones dentro de la comunidad de greenkeepers, directores de clubs y profesionales de academias de golf.

«Estamos totalmente desconcertados ante esta nueva normativa. Llevamos toda la vida concienciando a nuestros jugadores acerca de la importancia de reparar los piques en los greens pero esta vuelta de tuerca de amenazarles con cárcel si no lo hacen nos parece excesiva», indica Elena Nito del Bosque, directora del Real Club de Golf de Teruel.
 


 

Esta noticia rigurosamente falsa ha sido redactada por el equipo de golfindustria.es con motivo del Día de los Santos Inocentes… aunque apoyamos la reposición de chuletas en calle y el arreglo de piques en greens 😅