Noticias destacadas

Los campos de golf de la Comunidad de Madrid estiman en casi seis millones de euros las pérdidas por el cierre decretado por la crisis sanitaria del COVID-19

Los campos de golf de la Comunidad de Madrid han estado cerrados setenta y un días sin poder ejercer ninguna actividad, un lapso de tiempo que se va a notar de manera importante en sus cuentas de resultados.

Un estudio llevado a cabo por la Asociación de Campos de Golf de Madrid arroja unas cuantías en perdidas de 5.713.000 de euros teniendo en cuenta las pérdidas en ingresos de los campos (greenfees, torneos, escuelas, alquileres de buggies y carritos, restauración, etc.) así como la previsión de la pérdida que va a suponer la ralentización de la industria hasta el 31 de diciembre (suspensión de torneos de empresa, cancelaciones de greenfees de turistas, menor gasto en restauración como consecuencia de la cancelación de los eventos, etc.) que han supuesto una merma de ingresos de 14.993.000 euros. También se han tenido en cuenta las posibles reducciones de costes derivadas principalmente de los ERTE parciales (9.280.000 euros) puesto que han tenido que seguir manteniéndose los campos, y que han supuesto el único ahorro frente al resto de costes fijos de explotación como son suministros, materiales de mantenimiento, rentings de maquinaria, IBI, seguridad, etc.

El deporte del golf es el segundo en licencias en la Comunidad de Madrid (solo superado por el fútbol) y genera mas de mil ochocientos puestos de trabajo. Durante el último año se han jugado casi un millón de vueltas y la industria del golf en Madrid genera una producción de mas de doscientos treinta y cinco millones de euros y desde el punto de vista de turismo, se generan ya unos veinte millones de euros atrayendo a más de once mil jugadores extranjeros.

“Madrid ha estado demasiado tiempo en Fase 0 y eso va a pasar factura a los campos de golf y a las empresas de la industria del golf de la capital. Además de clubs sociales, en Madrid hay muchos campos de ‘pay & play’, canchas de prácticas, campos de pares tres, etc., y son estos los que más preocupan por su supervivencia. Ninguno de los clubs madrileños ha dejado de atender a los campos, a los recorridos, ya que son el principal activo del club y además un elemento vivo que ‘come’ cada día. Esperemos que las instituciones escuchen al deporte del golf y nos ayuden a volver a reactivar un deporte en la Comunidad de Madrid que tantos éxitos han dado a España”, indica Carlos Fernández Grande, presidente de la Asociación de Campos de Golf de Madrid, en una entrevista en exclusiva en golfindustria.es.