Destacado

Peter J. Grass, presidente de la Asociación Americana de Superintendentes de Golf: «Los superintendentes son científicos, protectores del medio ambiente y profesionales que se preocupan apasionadamente por su profesión y por sus compañero»

Peter J. Grass es el presidente electo de la Asociación Americana de Superintendentes de Golf (GCSAA). Como superintendente de golf certificado, Grass ha formado parte durante cuarenta años de la plantilla de mantenimiento del Hilands Golf Club (Billings, Montana), unas instalaciones privadas de nueve hoyos, los últimos veinticinco años como superintendente. Ha sido miembro de la Junta Directiva de la GCSAA desde 2009 y dispondrá de un año de mandato como presidente.

Entrevista original publicada en la web gcsaa.org

 

View More: http://akazmierski.pass.us/hgc
 

¿Por qué es importante la GCSAA en la industria del golf?

La Asociación Americana de Superintendentes de Golf proporciona herramientas, recursos y una voz colectiva a nuestros socios, que gestionan el activo más grande en una instalación de golf: su campo de golf. Nuestro papel es primordial, y creemos que lo estamos haciendo bien, principalmente a través de nuestros esfuerzos en el desarrollo profesional y con nuestros programas de protección del medio ambiente y de defensa legal. Nuestra sede se encuentra en Lawrence, Kansas, y tenemos representantes sobre el terreno en las nueve regiones de los Estados Unidos. Nuestra historia se remonta a casi noventa años con la misión de servir a nuestros más de diecisiete mil socios, reforzar su profesión y mejorar el crecimiento y la vitalidad del juego.

GCSAA es una organización líder en la promoción de la profesión de gestión de campo de golf y la industria del golf. Fundada por un grupo de sesenta greenkeepers en 1926 en Sylvania Country Club en Toledo, Ohio, la asociación profesional formación, información y representación de cerca de dieciocho mil socios en casi ochenta países. Por otro lado presenta una organización filantrópica, el Instituto del Medio Ambiente para el Golf, el EIFG. Su misión es fomentar la sostenibilidad a través de investigación, sensibilización, educación, programas y becas en beneficio de los profesionales de la gestión de campos de golf, las instalaciones de golf y el juego. También supervisa el Golf Industry Show y cada año reconoce una figura líder en la industria con el Old Tom Morris Award.

La leyenda Arnold Palmer dijo en su momento «La Asociación Americana de Superintendentes de Golf y los propios superintendentes de campos de golf son probablemente la entidad más importante que tenemos en el golf». Trabajamos duro todos los días para estar a la altura de su gran elogio.

 

¿Qué le gustaría destacar durante su período como presidente de la GCSAA

Mi trayectoria profesional ha sido un poco diferente y espero que pueda utilizar estas diferencias para demostrar que la Asociación Americana de Superintendentes de Golf aporta valor a todo el mundo, tanto si trabajas en un club privado de dieciocho hoyos o en un campo público de nueve hoyos. La GCSAA existe para servir a los responsables de la gestión de campos de golf de todo tipo de instalaciones.

Mucha gente me ha dicho lo genial que debe ser que alguien de una instalación de nueve hoyos pueda pertenecer a la Junta Directiva y convertirse en presidente de la asociación. Pero si puedo convencer a otros que también podrían beneficiarse de ser socio de la GCSAA entonces consideraré mi año en el cargo como un éxito.

Hay alrededor de cuatro mil instalaciones de nueve hoyos en los Estados Unidos y estoy orgulloso de representarlos como presidente de la GCSAA. Muchos profesionales altamente valorados han trabajado en una instalación de nueve hoyos, yo nunca la he dejado. Empecé a trabajar en Hilands de adolescente, y ahora tengo cincuenta y seis años.

 

¿Cuáles son los desafíos a los que enfrentan hoy en día los superintendentes?

Se le pide a un superintendente de hacer más con menos: menos dinero, menos personal y menos agua. Hay altos costes directamente relacionados con la gestión de campos de golf, sin embargo las altas expectativas de los golfistas no han cambiado, todavía quieren que sus campos se encuentren impecables. A pesar de los retos, los superintendentes también quieren que sus campos puedan ofrecer un juego excepcional sobre un césped sano. Cada día se esfuerzan por proporcionar las mejores condiciones posibles a los clientes.

Tenemos que educar mejor a los jugadores de golf y recordarles que hay aspectos de la gestión de campos de golf que están fuera del control del superintendente, como el aumento de los costes de los productos, de la mano de obra, del agua y del césped. También aumentan las leyes y las responsabilidades. Además, los superintendentes se enfrentan a desafíos de la madre naturaleza si se trata de un invierno o un verano en condiciones de sequía. Sin embargo, los superintendentes son capaces de resolver problemas y saben las mejores maneras posibles de lidiar con lo que la madre naturaleza trae.

 

¿Qué deberían saber los golfistas acerca de los superintendentes?

La gran mayoría de los superintendentes son profesionales bien formados que tienen titulaciones específicas en mantenimiento de césped deportivo. Ellos continúan su formación a lo largo de sus carreras para asegurarse de que se mantienen al tanto de las últimas y mejores prácticas para la gestión del terreno, uso de aplicaciones y empleo de la tecnología. Por ejemplo, más de siete mil socios de la Asociación Americana de Superintendentes de Golf aprovecharon las transmisiones formativas, webcasts, durante el año pasado. Los superintendentes tienen una amplia gama de conocimientos y tienen una media de más de quince años de experiencia en el puesto. Son científicos, protectores del medio ambiente y profesionales que se preocupan apasionadamente por su profesión y por sus compañeros.

Los superintendentes de campos de golf son una parte de la industria del golf total de Estados Unidos, lo que supone una aportación de sesenta y nueve mil millones de dólares anuales a la economía así como dos millones de puestos de trabajo. Un campo de golf es también un gran activo para una comunidad. Se trata de un uso responsable de los espacios verdes, ofrece hábitats de vida silvestre, es un filtro para el agua de escorrentía y sirve como área de esparcimiento en zonas desarrolladas.

 

¿Cómo ha visto crecer la profesión de gestión de campos de golf?

Estamos trabajando juntos hacia un objetivo común, más que nunca antes. Profesionales de la gestión de campos de golf están dispuestos a adoptar mejores prácticas de mantenimiento a nivel nacional y desarrollar planes de conservación del agua y de gestión de la sequía a largo plazo. Y estamos haciendo progresos.

También estamos trabajando en desarrollar economías de escala, todos nuestros patrocinadores se han unido en iniciativas clave que posibilitan combinar sus puntos fuertes y sus recursos. Cuanto más hagamos juntos, más podremos beneficiar positivamente el juego. La Asociación Americana de Superintendentes de Golf es una voz fuerte para la profesión de gestión y mantenimiento de campos de golf y para las cuestiones ambientales dentro de ese grupo.

Estamos formando a los legisladores y otros responsables sobre los beneficios ambientales de los campos de golf y de toda la industria. El medio ambiente es un área fundamental para la GCSAA porque es el hogar diario de nuestros socios. A través de la investigación científica y la recopilación de datos estamos ayudando a demostrar una responsabilidad y una experiencia que pueden ser de gran alcance en la promoción y divulgación en nombre de la industria del golf.