Noticias destacadas

Una nueva prueba avala los buenos resultados de DLF ProNitro en la germinación de semillas de césped

Recientemente el Manchester Golf Club ha realizado una prueba de DLF ProNitro, coordinada por su head greenkeeper Mark Jones, con el propósito de comparar el establecimiento de semillas revestidas ProNitro con un control de semillas no revestidas. La misma mezcla de cultivo (mezcla de semilla J Tee) se utilizó en un tee recién preparado y sembrado a mano con cantidades iguales de semillas J Nitro Tee recubiertas de ProNitro de DLF en un lado y semillas sin recubrir (control) al otro lado.

“La siembra tuvo lugar el dos de octubre de 2015, mucho más tarde de lo que normalmente se recomendaría. La semilla control permaneció por delante durante las primeras tres semanas, pero fue superada por la semilla tratada que era notablemente más oscura en color. Para el diez de noviembre ambas parcelas todavía estaban llenándose bien, así que apliqué un poco más de semilla a un par de áreas estrechas (posiblemente dañadas por golfista) que también germinaron con éxito. La semilla control fue la primera en germinar a los pocos días, pero ambas parcelas estaban bien encaminadas dos semanas después de la siembra”, comenta Mark, quien quedó impresionado por el color más oscuro mayor densidad de los brotes y la tasa de crecimiento de la semilla ProNitro recubierta en una siembra tan tardía.

Debido a lo tardío de la siembra se esperaría que las bajas temperaturas fueran una desventaja para las semillas recubiertas, los beneficios de un recubrimiento de fertilizante serían limitados en estas condiciones. Era evidente que el ProNitro fue un poco más lento absorbiendo la humedad en las condiciones más frías, lo que también afectaría a la liberación del fertilizante. Por lo tanto, inicialmente su establecimiento fue un poco más lento.

Sin embargo, el revestimiento demostró ser beneficioso con el tiempo ya que desarrolló una mejor densidad, color y proporcionó un mejor vigor incluso en condiciones menos ventajosas y con reducción de costes. Por lo tanto, incluso con estos factores limitantes, ProNitro demostró ser de gran beneficio para el cultivo resultante. Por otro lado, este sistema también proporciona un ahorro estimado en unos veinte euros euros por hectárea sembrada (20 €/Ha.) al emplear semillas tratados con ProNitro que no necesitan suplementos nitrogenados extra.
 

pronitro manchester antes