Noticias destacadas

Claudia Hernández, presidenta de la Asociación Española de Campos de Golf: “La industria de golf en España está viviendo un proceso de profesionalización en la que es crítica la unión de todos los eslabones de la cadena”

Visitas: 488

Claudia Hernández es Técnico en Empresas y Actividades Turísticas por la Universidad de Sevilla y presenta una gran experiencia en el sector del golf en dónde ha desarrollado la política, la gestión y la proyección internacional del Real Club Sevilla Golf durante veintidós años. Desde finales de 2016 es presidenta de la recientemente creada Asociación Española de Campos de Golf (AECG) además de vicepresidenta segunda de la Real Federación Española de Golf.
 


 

¿Qué te motivó a orientar tu carrera profesional a la industria del golf?

Pertenezco a una familia con amplia tradición empresarial y allá por 1990 cayó en nuestras manos, por diversos motivos, el proyecto del Real Club de Golf de Sevilla y decidimos aceptar el reto. Yo era muy joven y todavía no había entrado en el negocio familiar así que me tocó meterme en el club y al final me quedé más de veinte años. He aprendido a entender y amar este sector en todas sus facetas: gestión empresarial, medio ambiente, deporte, atención al cliente, relaciones institucionales, etc.

 

Durante dos décadas fuiste la gerente del Real Club de Golf de Sevilla, ahora rebautizado como Real Club Sevilla Golf. ¿Cómo enfocabas tu actividad diaria en la gestión del club?

Como nos han transmitido siempre en mi familia, basándonos en tres factores: la honradez, el esfuerzo y la excelencia. En esos valores se ha cimentado la gestión de esta empresa. Siempre hemos intentado ofrecer las mejores instalaciones y servicios a nuestros clientes, diferenciándonos, cuidando los detalles, siempre creciendo y siempre mejorando, así como cuidando la buena reputación que nos han dado tanto la organización de grandes eventos como las relaciones institucionales.

 

El año pasado se creó la Asociación Española de Campos de Golf, una figura que llevaba siendo demandada por diversos profesionales de la industria desde hace tiempo, ¿cómo ha sido vuestro aterrizaje en la industria del golf?

Creo que realmente bueno. La industria de golf en España está viviendo un proceso de profesionalización en la que es crítica la unión de todos los eslabones de la cadena en busca de la generación de valor añadido. Que en el pasado haya brillado por su ausencia nos ha hecho más débiles y nos ha colocado en una posición de indefensión en muchos casos. La AECG tiene una clara vocación de integración, aprovecho la ocasión que me brinda esta entrevista para animar a todo el sector a la unión, desde esta será mucho más sencillo defender nuestros intereses.

 

Lleváis poco tiempo en funcionamiento pero seguramente ya tenéis varios proyectos en mente, ¿cuáles son vuestras prioridades?

Evidentemente las que afectan al negocio de los campos de golf, dada nuestra clara orientación a los aspectos más empresariales del mismo. Trabajamos en objetivos estratégicos que benefician al colectivo, por lo que en un ejercicio de compromiso todo el sector debería estar representado en nuestra Organización. Los proyectos en los que ya estamos trabajando son, entre otros:
 

  • Ser partícipe en la negociación de cualquier legislación de ámbito estatal, autonómico o local que afecte a los campos de golf como las relaciones laborales de los trabajadores y el régimen impositivo (IVA, IAE, IBI, etc.)
  • Ejercer de interlocutor para lograr una adecuada y homogénea señalización vial de acceso a los campos de golf
  • Defender un régimen hídrico justo para los campos de golf así como una adecuada normativa de fitosanitarios
  • Poner en valor las principales aportaciones de los campos de golf como son la generación de riqueza y empleo así como la dinamización de la industria del turismo y ocio en España
  • Posicionarnos de forma consensuada ante a los distintos entes que interactúan en la industria del golf, federaciones, asociaciones empresariales o profesionales, proveedores, patrocinadores, etc.

Recientemente hemos sabido que el Tribunal Supremo ha rechazado el recurso de casación presentado por la AECG al Convenio Colectivo de Instalaciones Deportivas, ¿cuál va a ser vuestro siguiente paso en este asunto?

Como ya informamos hace unas semanas el motivo fundamental del rechazo del recurso de casación por parte del Supremo y con anterioridad por parte de la Audiencia es que la AECG no se encontraba constituida como asociación empresarial en el momento de la negociación del convenio. Desde 2006 la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas negoció en nombre del sector sin tener campos de golf entre sus asociados, por lo que la AECG seguirá reclamando en lo sucesivo su representatividad.

Ya hemos comunicado formalmente a los miembros de la mesa negociadora del cuarto convenio colectivo nacional de instalaciones deportivas y gimnasios su falta de legitimidad para legislar en nombre de los intereses de los propietarios de campos de golf. Ahora más que nunca estamos convencidos de la necesidad que había de una organización que representara al negocio del golf y defendiera sus intereses.

 
golf course 48859
 

La gestión del uso de ciertos productos fitosanitarios es un tema de gran preocupación para los propietarios de campos de golf, ¿cómo vais a enfocarlos desde la AECG?

Desde el consenso, como no puede ser de otra manera. Desde los inicios de la implementación de la Directiva 2009/128/CE por la que se establece el marco de actuación comunitaria para conseguir un uso sostenible de productos fitosanitarios trabajamos codo con codo, en lo que a la gestión de fitosanitarios se refiere, con la Green Section de la Real Federación Española de Golf así como con las asociaciones AEPLA, ANOVE, SIGFITO y FEDISPROVE, también con la Asociación Española de Greenkeepers (AEdG) y con la Asociación Española de Gerentes de Golf (AEGG). El Real Decreto 1311/2012 que transpone esta Directiva ha ayudado a avanzar mucho en lo que se refiere a la sostenibilidad y la formación de los usuarios.

Sin embargo, caben muchas mejoras en el texto actual de las que ya hemos dado traslado al ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) y que esperamos sean tenidas en consideración a la hora de la revisión de este texto legislativo. Destacan nuestras propuestas de ampliación y desarrollo de los fitosanitarios de uso no agrario, así como la armonización de la normativa a nivel nacional, para evitar que cada Comunidad Autónoma desarrolle sus propios reglamentos, que evidentemente multiplica los registros por parte de las empresas productoras restando competitividad y dificulta el acceso a los mismos por parte de los campos de golf.

 

Compatibilizas tu cargo en la AECG con el de vicepresidenta de la Real Federación Española de Golf. ¿Percibes las, en ocasiones, ásperas relaciones entre clubs y RFEG? ¿Cómo las gestionas?

La RFEG se debe a todo el golf español y no tiene relaciones “ásperas” con ningún club, pero, efectivamente, conozco clubs que no están contentos con algunos aspectos de la gestión que se realiza desde la Real Federación Española de Golf.

Creo firmemente en que la unión hace la fuerza y que para crecer hay que sumar. En la industria del golf tenemos clubs, federaciones, asociaciones de profesionales, de greenkeepers, de gerentes, medios especializados, proveedores, etc, pero aunque cada institución tenga sus competencias, todos pertenecemos al mismo sector que queremos cuidar y que prospere y se fortalezca.

Por eso estoy en las dos Juntas Directivas. Porque, por el bien de nuestro sector, tenemos que sumar desde todos los ámbitos. Está resultando muy enriquecedor estar en la Junta Directiva de la RFEG. He podido comprobar de primera mano el enorme trabajo que se hace por nuestro deporte, cómo se cuida la organización de competiciones, la Blume, los nuevos jugadores, el aumento de campos públicos… En definitiva, la promoción del golf a todos los niveles. Además de la colaboración con clubs y asociaciones en todo lo que puede. Se hace, de verdad, un esfuerzo enorme y hay mucho trabajo que quizás no se comunica bien.

 

Uno de los problemas más acuciantes de los clubs sociales de nuestro país es la falta de nuevos socios, nuevos jugadores ocasionales, etc. ¿Qué deben tener en cuenta los responsables de los clubs de golf para tratar de crear nuevos golfistas?

Sin lugar a dudas un inagotable ejercicio de creatividad y de adaptación a las circunstancias. Creo que ese es el verdadero nexo de unión entre los clubs y la Real Federación Española de Golf, el generar nuevos jugadores de golf. Un gran ejemplo en mi opinión es la ‘Friends Cup’ como la mejor fórmula para dar a conocer el golf a los no iniciados, un evento que ha puesto en marcha la RFEG y que, creo, conjuga los dos valores por los que apuesto, creatividad y adaptación para el futuro desarrollo del deporte en nuestro país que es el sustento de toda la cadena de valor.

 

Un tópico generalizado del golf en España es que es un “deporte para la élite”, algo que frena mucho su promoción en nuestra sociedad. Tú has conocido el golf en diversos países, ¿crees que ocurre lo mismo en otros lugares?

Por supuesto que no, creo que los ejemplos que podría indicar son innumerables. Los más recurrentes son los de las Islas Británicas o el de los Estados Unidos, dos países en dónde el golf es un deporte de masas. Estoy convencida de que esto pasa más por la generación de prescriptores que por otro tipo de acciones de concienciación, que también las hay.

Hoy en día en España cualquier persona, con independencia de su poder adquisitivo, tiene acceso a nuestro deporte y no cabe duda que la coyuntura nos favorece. En los años ochenta y noventa tuvimos al gran impulsor del golf en España, nuestro añorado Seve Ballesteros. El relevo de Olazábal y con posterioridad Sergio García, de rabiosa actualidad con su victoria en el Masters, o las irrupciones de Rafa Cabrera–Bello y Jon Rahm, son el mejor acicate para que de nuevo volvamos a crecer con independencia de erróneas percepciones.

 

Las redes sociales permiten difundir información a gran velocidad, así como crear y modificar opiniones ‘en bloque’. ¿Son éstas, especialmente Twitter y Facebook, un elemento importante para la difusión del golf como deporte de masas?

Sin lugar a dudas el mundo de las redes sociales ha llegado para quedarse y el mundo del golf no va a ser una excepción. Lo que no se comunica no existe y las redes sociales son un magnífico complemento para la difusión de nuestro deporte. Si son o no un elemento importante para identificarnos como un deporte de masas, depende más de la estrategia que de su uso. Es evidente que se multiplican las posibilidades, pero debemos saber comunicar los verdaderos valores que hacen que el golf sea un deporte atractivo para el máximo número de deportistas, todo un reto.

 

¿Qué le recomendarías a un recién licenciado que esté pensando en dedicarse a la gestión de clubs de golf?

Creo que algo obvio: que se forme y alcance un nivel de profesionalización óptimo para desempeñar su trabajo en las mejores condiciones posibles. El mundo del golf está dando un salto cualitativo en la gestión que hacía tiempo que veníamos demandando. Y lo que recomendaría a mis propios hijos para cualquier trabajo que quieran hacer en la vida: honradez, trabajo y excelencia.

 

¿Cuáles son tus objetivos a corto y medio plazo?

Ser capaz de hacer tangible toda la ilusión que han despertado en mí, los nuevos retos que he asumido recientemente, con el único objetivo de hacer crecer y defender los intereses del golf en nuestro país.