Noticias destacadas

Dieciocho cuestiones a Jaime Anabitarte, pre-candidato a la presidencia de la Real Federación Española de Golf

 
A finales de este año la Real Federación Española de Golf (RFEG) celebrará elecciones a la presidencia de la misma y a la composición de la Asamblea General Ordinaria para el cuatrienio 2017-2020. Hace unas semanas se presentó la pre-candidatura de Jaime Anabitarte Crespo, quien según sus propias palabras presenta una propuesta de integración para la institución y para el golf español.

Natural de Madrid con ascendencia vasca, gallega y aragonesa, licenciado en Derecho y MBA por el Instituto de Empresa, presenta una dilatada carrera en la industria del golf ya que ha sido director gerente de clubs como La Reserva de Sotogrande, Almenara Golf, Torrequebrada Golf Club, Panorámica Golf y el Club de Golf Lomas Bosque. Tras más de quince años como profesional de la industria del golf y otros cuarenta como federado, Anabitarte presenta su candidatura con el objetivo de replantear la gestión del organismo federativo.

Hemos hablado con Jaime Anabitarte y le hemos planteado dieciocho preguntas para conocer mejor sus opiniones acerca de Real Federación Española de Golf y de nuestro deporte:
 

¿Por qué te presentas a las elecciones a la presidencia de la Real Federación Española de Golf? ¿Cuál es tu motivación?

Porque amo al golf, porque estamos en un momento de ciertas dificultades y porque considero que la opción de un cambio ordenado que represento, siempre desde el máximo respeto a todo el mundo, es la mejor y más necesaria en estos momentos.

 

¿Cómo ves a la industria del golf en España?

De las dos áreas principales, la social y la industrial, creo que la Real Federación Española de Golf ha sacado tradicionalmente una muy buena nota en la primera y España ha estado, en resultados, a menudo por encima del lugar que nos correspondía por número de jugadores aunque este buen comportamiento se ha ralentizado algo y nos hemos visto superados tanto a nivel amateur como profesional por países de nuestro entorno que estaban por debajo en éxitos como Francia. Pero, insisto, la nota que pondría a la RFEG en este segmento es buena o muy buena.

Sin embargo creo que queda muchísimo por hacer en cuanto a la industria del golf y que no debemos confundirla con el turismo de golf, que no es sino una parte de la industria. Urge abordar de manera inmediata la creación de una Mesa Nacional por el Golf, en donde tomen parte la federacion nacional y las federaciones autonómicas, los propietarios de los campos, las empresas vinculadas directa o indirectamente con esta gran industria, las corporaciones locales, el ministerio de Medio Ambiente y el de Economía, la secretaría de Estado de Turismo, las confederaciones hidrográficas, los agentes sociales, expertos en cada una de las materias y los partidos políticos con representación parlamentaria para obtener el más amplio consenso posible.

 

El núcleo de la RFEG son sus federados, cuyo número ha descendido en estos últimos años, ¿cuál crees que has sido las principales causas de la pérdida de federados?
 

  • La crisis económica que nos ha golpeado con dureza durante los últimos años.
  • La falta de alicientes para que el jugador federado mantenga su licencia.
  • Un cada vez mayor número de actividades de ocio al alcance de todo el mundo.
  • No hemos sabido combatir el estigma del golf como deporte de ricos, como deporte de clase alta, cuando no es así para nada, y tampoco hemos sabido combatir con argumentos los diversos ataques de determinados grupos de presión contra nuestro querido deporte.

¿Qué acciones principales llevarías a cabo desde la RFEG para recuperar federados?
 

  • Apertura en un número importante de nuevas academias de golf en diversas instalaciones.
  • Dotar a la licencia de jugador federado de un mucho mayor número de ventajas. Hacer un verdadero club del federado, no puede ser que un colectivo de casi 300.000 jugadores como el nuestro reciba como prácticamente única ventaja por estar federado el seguro de daños y de responsabilidad civil en caso de accidente, el cual valoro en no más de diez euros por jugador y año.
  • Incentivar a las familias para mantener la permanencia como golfistas de toda la unidad familiar.
  • Facilidad para jugar a los jugadores ‘sin campo’.
  • Incentivos especiales para jubilados.
  • Plan nacional para la popularización y uso del deporte del golf en los colegios y actividades extraescolares como campamentos y estudio de idiomas con golf en España y en el extranjero a través de convenios con federaciones de otros países.

¿A qué aspecto le darías prioridad, a generar federados de golf o a generar jugadores de golf?

Los dos están absolutamente unidos. Es misión esencial de la Real Federación Española de golf motivar a los jugadores a través de sí misma, de los clubs y de otras instalaciones privadas y públicas para que todos los practicantes vean útil y necesario estar federados.

 

El golf sigue siendo un deporte con escasa popularidad en España, ¿qué medidas adoptarías para aumentarla?
 

  • Creación de la Gran Mesa por el Golf (Plan Estratégico Nacional) ya mencionada.
  • Combatir con argumentos contundentes las falsedades como que el golf atenta contra el medio ambiente, que el golf es un deporte caro y que es un deporte minoritario. En Canadá juega el 15 % de la población al golf y es un país que tiene el doble de renta per cápita que nosotros. En Suecia, con un clima horrible, el 5’3 %. En España solo el 0’55 %.
  • Rentabilizar de una manera mucho más importante la enorme contribución de jugadores de la talla mundial de Ballesteros, Olazábal, García, Jiménez, Cabrera-Bello, Fernández-Castaño, Piñero, Martín, Luna, Lara, Rivero, Cañizares, Garrido, Quirós y tantos otros, sin olvidarnos por supuesto del golf femenino, que debe ser otro gran motor para el crecimiento del golf en España y en donde jugadoras como Muñoz, Ciganda, Mozo, Recari, Hernández y antes otras como Martí o Figueras-Dotti han sido un auténtico orgullo para nosotros.

¿Cómo harías para convencer a las Administraciones Públicas locales que invertir en golf puede ser rentable?

Incidiendo hasta la extenuación los siguientes argumentos:
 

  • El valor del golf al turismo es absolutamente indiscutible y puede ser mayor. Y es un tipo de turismo de alto poder adquisitivo que es el que nos deja mayores ingresos por turista y al mismo tiempo los meses de mayor afluencia de turistas extranjeros golfistas (octubre/mayo) coinciden con meses de baja estacionalidad en la mayoría de zonas turísticas.
  • Permite la creación de decenas de miles de puestos de trabajo en actividades como turismo, hostelería y actividad inmobiliaria.
  • El golf NO atenta contra el medio ambiente sino todo lo contrario y hay que saberlo explicar.

Los estatutos de la RFEG únicamente hacen referencia a su participación en aspectos deportivos del golf aunque actualmente mantiene una estrecha relación con actividades no deportivas de la industria de golf (turismo de golf, gestión de clubs, mantenimiento de campos, etc.), ¿crees que debería mantener estas relaciones? ¿Debería potenciarlas o atenuarlas?

Todas las actividades de la industria del golf deben de estar bajo el ‘paraguas’ de la Real Federación Española de Golf y tutelada por ésta pero hay que dejar trabajar a los profesionales del sector, en función de unos objetivos y con las ideas muy claras, como son mejorar el impacto económico del golf en España.

 

La industria del golf en España se sustenta, en buena parte, por el turismo de golf extranjero, ¿qué medidas tomarías para mantenerlo así e incluso mejorarlo?
 

  • Adecuación de los campos y de los hoteles en una continua búsqueda por la excelencia. Debemos ofrecer el mejor producto y no conformarnos con tener el mejor clima o diversión nocturna para los turistas que vienen a jugar al golf a nuestro país.
  • Debemos ser capaces de llegar a acuerdos en origen con colectivos como las PGA’s de Europa, asociaciones de campos extranjeros, touroperadores extranjeros, golf societies y tantos y tantos colectivos influyentes de golf especialmente europeos.
  • Venta conjunta de los campos de golf comerciales y distintas organizaciones a través de la ‘Marca España’, para lo que es fundamental contar con el apoyo de las Cámaras de Comercio, Secretaría de Estado de Turismo y Real Federación Española de Golf.

En España se puede jugar al golf en unos cuatrocientos campos, ¿son suficientes? ¿Sobran o faltan campos?

En España no faltan campos, trescientos cincuenta y nueve (359) es un número suficiente para 275.000 federados. Y aumentar el número podría traer consigo el riesgo de desaparición de algunos campos o empeorar su situación. En España el ratio de ochocientos jugadores por campo es correcto. Lo que nos faltan son jugadores. Y en cuanto a campos por zonas, tan solo en puntos concretos como Canarias o Valencia puede faltar algún campo. Pero un domingo cualquiera por la tarde a partir de las 14:00 horas el 75 % de los campos actuales tienen una ocupación baja o muy baja.

 

Mi objetivo es multiplicar por 2’5 el número de federados en los próximos ocho años.

Jaime Anabitarte, pre-candidato a la presidencia de la RFEG

 

¿Crees que la RFEG debería volver a presentar candidatura a albergar la Ryder Cup? Y de ser así, ¿para cuándo?

No solo para albergar la Ryder Cup sino también para la Solheim Cup. La oportunidad que perdimos con esta última con Murcia fue realmente una pena. En cuanto a cuándo, lo antes posible. Tenemos campos que están perfectamente preparados para ello.

 

Dado que la Ryder Cup es esquiva, ¿debería la RFEG presentar candidatura a acoger una edición de la Solheim Cup?

Queda contestada la pregunta en la respuesta anterior.

 

Este año ya se ha celebrado el Open de España, único torneo del European Tour en suelo nacional en 2016, mientras que a día de hoy el calendario del Ladies European Tour no refleja torneo alguno en España, ¿qué medidas tomarías para que se desarrollaran más torneos de este calibre en nuestro país?

Pienso que si ha habido un colectivo poco favorecido en los últimos años ha sido el de los jugadores profesionales. Hacen falta dos medidas: por un lado aumentar el peso de los profesionales en la RFEG y por otro ser mucho más capaces de vender el golf entre multitud de empresas españolas y extranjeras que estarían encantadas en contribuir si se les hace un planteamiento mucho más atractivo. Y dicho planteamiento debe comenzar por supuesto por conseguir erradicar de una vez por todas la imagen negativa que tiene el golf entre amplios segmentos de la población, algo que no tienen por ejemplo deportes más caros como el esquí. Mientras no lo consigamos a las empresas les seguirá costando invertir en torneos profesionales en nuestro país por miedo a la pérdida de clientes.

Respecto al día a día de los profesionales actualmente la Real Federación Española de Golf creo que está apoyándoles poco sobre todo a los mayores de veinticinco años y por ello propongo con carácter inmediato si salgo elegido presidente las cuatro siguientes medidas:
 

  • Eliminar los treinta y seis euros que se les cobra por jugar en el Centro Nacional de Golf y los diez euros por practicar y dar bolas, cuando están entrenando, y permitir el acceso gratuito y ordenado, con unas horas de salida limitadas y pagando solo las bolas de prácticas y alquileres.
  • Reducir de manera importante el precio de seis mil euros que se les cobra por el curso de titulado para poder dar clases me parece una barbaridad, y más cuando se da en tres semanas alternos con el incremento en el costo del viaje para profesionales. La RFEG no está para obtener beneficio directo de los profesionales sino para contribuir con ellos para entre todos lograr que haya más federados.
  • Me comprometo a aumentar de una manera importante los torneos de profesionales, para lo que propongo la creación con carácter inmediato de un circuito de pro-ams con torneos de cincuenta y cuatro hoyos y donde los últimos dieciocho hoyos los jugarían los profesionales que pasaran el corte tras los dos primeros días de pro-am en dos campos diferentes.
  • Los profesionales deben de tener un espacio importante reservado para ellos en el edificio sede de la RFEG.

¿La participación del golf en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 va a suponer un espaldarazo a nuestro deporte en España? ¿Habrá ‘tirón olímpico’?

En España, de los Juegos, solo interesan las medallas. Lamentablemente la participación en sí no dirá mucho a la opinión pública y los beneficios para el golf español estarán relacionados sobre todo con el éxito deportivo. Por lo tanto en este tema, aunque era de justicia, soy un poco escéptico.

 

La RFEG se apoya en las federaciones territoriales para desarrollar muchas sus actividades, ¿son útiles tal y como existen hoy día las territoriales al ser organismos independientes o deberían ser dependientes de la RFEG?

Por supuesto que son útiles y deben de ayudar a descentralizar y reducir el tamaño de la federación nacional, que quizá es algo grande para la actividad actual. Las federaciones regionales deben ser el mayor y mejor vehículo de relación entre la Federación Española y los jugadores federados o posibles nuevos federados

 

Históricamente se ha tachado a la RFEG de ser poco transparente, ¿qué opinas al respecto?

Más que poco transparente, que es un término con el que para nada estoy de acuerdo, creo que ha sido un poco inmovilista. Hace falta un cambio ordenado, una gestión tremendamente profesional y unos objetivos de crecimiento en todas las áreas mucho más ambiciosos.

 

En caso de ser elegido presidente de la RFEG, ¿quienes formarían parte de tu equipo de trabajo?

En los próximos días comunicaré el apoyo a mi candidatura de un grupo de unas quince personas de acreditada experiencia en diferentes ámbitos del mundo del golf. Todos ellos gozan de muy buena imagen y son de sobra conocidos. La mayoría de ellos son socios de prestigiosos clubs y de una gran solera, y adelanto que también va a haber también una amplia representación de jugadores de golf profesionales en mi candidatura.

 

¿Por qué crees que eres el mejor candidato a presidir la Real Federación Española de Golf?

Porque por mi experiencia, esfuerzo, ilusión y conocimiento de nuestro deporte creo que reúno todas las condiciones para ello. Estoy convencido de que hace falta un revulsivo en el golf español y que puedo lograr ser elegido Presidente. Y me considero una persona tremendamente federativa, muy respetuosa con todo el mundo y con las ideas muy claras: multiplicar por 2’5 el número de federados en los próximos ocho años con un plan tremendamente ambicioso y expansivo. Dicho plan se va a ir conociendo durante los próximos meses y va a colocar a España en el 1’5 % de federados que es el lugar que nos corresponde.

Si finalmente no salgo elegido seré el primero en ponerme a disposición del nuevo presidente, y si es Gonzaga, de quien tengo una magnífica impresión por su calidad humana y profesional, mucho más. Y el mero hecho de que haya debate y elecciones, siempre desde la máxima cordialidad y el máximo respeto, es una gran noticia para el golf español.

 

jaime anabitarte candidato rfeg

Scroll To Top