Noticias destacadas

Ernesto Mira, director del departamento comercial de Best Garden: “Nuestros ‘target greens’ y ‘tee lines’ se adaptan tanto a la orografía de cada área de prácticas como a la filosofía de cada club”

Ernesto Mira es titulado en Gestión Comercial & Marketing por ESIC y lleva más de diez años vinculado a la industria del golf en el sector del césped artificial. Tras cuatro años como responsable comercial de la empresa de neumáticos Continental Tires en el sur de España, a finales de 2007 Ernesto fundó Best Garden, empresa dedicada al diseño e instalación de césped artificial. Después creó la distribuidora Unicesped para dedicarse al suministro y venta de césped artificial. Ambas empresas están especializadas en crear e instalar greens de golf y otros sistemas novedosos para campos de golf, además de proponer alternativas más que interesantes a la construcción tradicional. Son los pioneros del sector en Andalucía y la empresa crece a un ritmo del 25 % anual. Probablemente es de las pocas empresas especializadas en este tipo de instalaciones que ha mantenido desde el comienzo del sector un crecimiento anual considerable y una solidez que la han convertido en el líder de Andalucía.
 


 

Recientemente habéis concluido los ‘targets greens’ de Los Naranjos Golf en Marbella, ¿cómo se ha desarrollado este proyecto?

Ha sido un proyecto muy bonito y un reto importante. Se trataba de dar vida a este tee de prácticas con dos zonas de tiro y con una orografía complicada para este tipo de proyectos. A nivel arquitectónico teníamos que ubicar los greens estratégicamente en ambas zonas de la cancha y no fue nada sencillo. Gracias en parte a nuestro partner Romvo, estudio de arquitectura que colabora con nosotros para el diseño de estas instalaciones, y a nuestra capacidad para instalar con garantías este tipo de proyectos, hemos alcanzado los objetivos propuestos por el club.

 

¿Qué ventajas aportan a los ‘driving ranges’ y los ‘target greens’ sintéticos frente al césped natural tradicional?

La principal ventaja es que no tienen mantenimiento. Sin duda, este es el factor más importante.

Otra de las ventajas es que añade un gran valor añadido a los campos de práctica, a nivel visual y a nivel de entrenamiento. No es lo mismo pegar bolas a un cartel que a un green estratégicamente ubicado y con las dificultades que entraña, tales como bunkers. Tratamos que el jugador se encuentre con dificultades similares a las del recorrido haciendo que su capacidad de concentración sea mayor y así mejorar su nivel de juego.

Una ventaja también importante es que instalar greens artificiales en una cancha de prácticas es que estos greens están diseñados específicamente para que se puedan contrastar de manera eficiente con el césped alrededor. Para ello, los antegreens artificiales son densos y oscuros, y el green artificial más claro. Con esto conseguimos establecer y definir muy bien los objetivos. Con césped natural es muy difícil conseguir esto ya que si mantienen el césped alrededor del green más largo, es complicado recoger posteriormente las bolas. Además normalmente, con el césped natural se suele utilizar un tipo de hierba dentro de la cancha, por lo que el color del antegreen y el green es similar y hace que sea difícil diferenciar los objetivos.

Con el sistema artificial, en cambio, producimos un tipo de fibra similar al Ray Grass tanto en color como en textura para el antegreen, y para el green producimos una hierba más fina y con un tono más verde claro, para diferenciarlo del resto de la instalación que se puede mantener con césped natural con poco mantenimiento.

No obstante, cada proyectos es diferente, y se pueden utilizar diferentes tonalidades dependiendo del proyecto y de los objetivos del mismo. En el caso de Los Naranjos, era importante destacar con mucho color los greens, y había que darle muchísimo contorno. Para ello se tuvo que realizar mucho relleno en los greens para que pudieran identificarse. En otras canchas el objetivo puede ser realizar un tipo de target greens más naturalizados. Se puede hacer cualquier proyecto que el cliente desee.

 

Últimamente estáis realizando varios proyectos de ‘tee lines’ en campos de prácticas, ¿cómo se están desarrollando?

Así es. Estamos actualmente trabajando en diversos ranges realizando nuevos tee lines. Las ventajas más interesantes para los clubs son el poder crear una zona lineal de dos metros de anchura con un césped llamado Tee Grass que sirve fundamentalmente para dejar descansar adecuadamente el césped natural de los campos de prácticas. Este producto Tee Grass es un avance claro respecto a los Tee Box (comúnmente y mal llamadas “esterillas”), elementos de caucho que en numerosas ocasiones producen malas sensaciones en el golpeo y no nos prestan una amortiguación idónea. Además, la bola siempre sale golpeada con lo que no hay similitud con el fairway del campo.

Con el césped especial para tees conseguimos una buena amortiguación y sensaciones más realistas respecto al césped natural. Aunque debemos decir que ni mucho menos es como golpear a la bola en una superficie natural… pero si es cierto que han mejorado bastante lo que había antes. Son muchos clubs los que se animan a poner un tee line artificial en las canchas de prácticas.
 

 

Uno de vuestros productos estrella son los caminos de césped artificial para buggies de golf, ¿qué ventajas aporta a los campos de golf?

Efectivamente, acabamos de lanzar el sistema Synthetic Golf Path (SGP), un sistema muy novedoso que sustituye caminos de tierra y de hormigón para dar un salto cualitativo y definitivo. Se trata de un material polímero compuesto de polipropileno, es decir una alfombra para exteriores que soporta el tránsito elevadísimo de todo tipo de vehículos. El sistema puede durar hasta diez años e incluso más.

No estamos hablando de césped artificial sino de un sistema específico estudiado para cumplir con unos objetivos muy concretos. Es un sistema que hace replantearse la idea que tenemos sobre los caminos para buggies y otro tipo de vehículos. Los caminos de hormigón tienen costes elevados a nivel logístico y de instalación. Son poco estéticos por no decir que “ensucian” la imagen natural del recorrido y requieren de una instalación bastante rudimentaria. En este caso los revestimos con nuestro sistema para dar calidad al conjunto del recorrido, tanto a nivel estético y sobre todo a nivel confort. Hay que tener en cuenta que evita resbalones. La desagradable sensación de pegar un golpe y que el bote de la bola te envíe ésta a una zona alejada de donde iba a caer (incluso fuera de límites). Y destacar también que SPG permite jugar y pegar golpes sin necesidad de dropajes.

Los caminos de tierra están en constante erosión, acabamos con el problema y le aportamos calidad. En cuanto a los caminos y zonas realizadas con caucho in situ evitaremos los olores a goma y la durabilidad es significativamente mayor. Las reparaciones con nuestro sistema son mínimas por no decir inexistentes y los buggies y trolleys no patinan, por no hablar de costes para los clubs. Nuestra inmersión con el sistema SGP no es solamente el fruto de la búsqueda de rentabilidades sino de mejorar los recorridos y darles un aspecto superior en todos los sentidos. Mejoran los campos, y por lo tanto suman calidad y prestaciones y una imagen mejorada. En conclusión, queremos aportar cosas positivas, conceptos innovadores e interesantes que satisfagan a los jugadores y optimicen la labor de los empleados del club, así como refuercen la imagen de calidad del mismo.

Una opción que ofrecemos, aparte de la instalación del sistema SGP realizada con nuestro equipo técnico, es asesorar y enseñar a los empleados de los clubs a instalar el sistema facilitando el suministro de los materiales. Hay que resaltar que los materiales con los que realizamos el sistema SGP son exclusivos para nuestra empresa en todo el territorio nacional. Los mejores campos del mundo como Augusta National y TPC Sawgrass, por poner dos ejemplos de alto nivel, utilizan un sistema similar en algunas zonas del recorrido. Cabe destacar que los pioneros en la utilización son los clubs ingleses que cuidan hasta el último detalle dentro de los recorridos. SGP dispone además de multitud de colores para optar por el que mejor se adapte al entorno.

Y por último, desde Unicesped estamos creando colaboración con algunas marcas comerciales relacionadas con el mundo del golf que quieran costear este sistema en campos de golf a cambio de la inserción de logos o marcas mimetizados en el sistema SGP para aquellos clubs que quieran disponer de estos acuerdos de esponsorización en ciertas zonas del campo ahorrando costes de ejecución y suministro.

Los resultados que estamos obteniendo son espectaculares y la percepción de aficionados y empleados de los clubs es muy positiva con las bondades del sistema.

 

¿Cómo desarrolláis el proyecto cuando un campo de golf se interesa en el sistema SGP para golf?

Lo primero que hacemos es visitar el club y asesorar a la gerencia, así como al cuerpo técnico. Ellos deben participar en el proyecto.

Se toman fotografías de zonas a implementar el sistema e incluso se puede hacer un estudio pormenorizado de las zonas donde se quiere implantar. Una vez que conseguimos conocer las zonas, desarrollamos a petición del cliente un montaje 3D, del resultado que obtendremos y comparativas con el estado actual. Aunque no es necesario, algunos de nuestros clientes actuales demandan este servicio para defenderlo en la toma de decisiones del club. También realizamos pruebas in situ con el sistema terminado para que el club pueda valorar las ventajas de manera directa.

Después realizamos un estudio económico y lo presentamos. Una vez aprobado un presupuesto llevamos a cabo la instalación o el asesoramiento técnico y suministro con uno de nuestros profesionales cualificados para instalar el sistema de la manera correcta.
 

 

En Best Garden dais la oportunidad de que haya un green de golf en cada casa sin prácticamente mantenimiento alguno, ¿qué le recomendarías a un jugador de golf interesado en instalar uno en su casa?

Lo primero que le recomendamos es que no piense que un green artificial es un green natural, esto hay que tenerlo clarísimo. Hay que explicar que es un green artificial, cómo se comporta, y las diferencia entre uno natural y uno artificial. Hay que saber qué necesidades tiene el jugador, que nivel tiene y qué expectativas. Y cómo no, el presupuesto con el que cuenta. También a nivel de instalación, debemos saber con qué espacio contamos y las características del terreno (pendientes, drenaje y otros elementos).

Podemos realizar un proyecto sencillo, es decir, un pequeño putting green con cuatro hoyos, pero también podemos crear un gran pitch & putt, con zonas de approach y bunkers. En definitiva, hacer un cuestionario al jugador es totalmente necesario y obligatorio.

Hay que ser sincero siempre. Un green artificial se puede parecer mucho a uno natural pero nunca será igual. Siempre explicamos que un green natural puede estar en diferentes condiciones dependiendo de su mantenimiento. Un green natural, como todos sabemos, puede estar duro pero también puede estar blando. Puede ser un green rápido o lento. Lo ideal en cuanto a la velocidad que es un factor importante es asemejarla a los greens donde suele jugar el aficionado. El green natural siempre tiene sus peculiaridades dependiendo de lo que esté buscando el cuerpo técnico del club, en este caso el greenkeeper. Por lo tanto, no podemos pedir a un green artificial el mismo comportamiento que en un green natural.

El green artificial es un proyecto apasionante, y podemos jugar con diferentes calidades dependiendo de lo que queramos hacer a nivel práctico y de jugabilidad. Podemos realizar un green para conseguir una superficie dura, más o menos rápida pero también podemos realizar una superficie que absorba el impacto en el aproach añadiendo bases viscolásticas de diferentes componentes y resistencias con mayor o menor velocidad pero nunca podremos conseguir todo esto a la vez. Estos conceptos hay que tenerlos bien enfocados.

Es muy importante tener los objetivos de nuestro proyecto a medida muy claros. La instalación del terreno es si cabe uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta. Utilizamos máquinas y herramientas especiales, así como material de primer nivel.

Lo que no cabe duda es que un green artificial cumplirá con el objetivo fundamental de un jugador de golf. Mejorar su juego corto siempre y cuando practique lo suficiente y como sabemos los tiempos que corren, un green en el jardín de casa permite practicar esos días que no podemos desplazarnos al campo de golf.

 

Otro de vuestros productos más interesantes es el césped artificial Hybridgrass, ¿qué destacarías de este producto?

Es otro producto que tenemos en exclusiva, de fabricación europea por supuesto, con certificaciones de prestigiosos laboratorios. Se trata de un producto realmente increíble. Es un híbrido entre el césped artificial y natural. Para ser más ilustrativo, sería una alfombra de césped artificial que permite que crezca el césped natural entre las fibras artificiales ya que en el tejido se realizan perforaciones para que esto pueda producirse.

El resultado final es una mezcla de césped artificial y natural para zonas con mal crecimiento del natural, dando un aspecto más naturalizado. Sirve para zonas con calvas de difícil recuperación y con mucho transito tanto de vehículos como de jugadores. Una de las ventajas es que la instalación es sencillísima. Solo hay que añadir la zona con tierra vegetal, poner la alfombra HybridGrass y aportar las semillas a toda la superficie.
 

 

¿Qué te motivó a dedicarte a la industria del golf, concretamente al área del césped artificial?

Cuando comencé esta nueva etapa en el sector del césped artificial estábamos centrados básicamente en la instalación debido a la escasez de agua y el nulo mantenimiento de este tipo de superficies, sobre todo a nivel jardinería privada. Es el motivo principal por el que comenzó a desarrollarse el sector de una manera notoria. De hecho, la mayoría de nuestros clientes actuales a nivel golf nos demandan servicios de instalación de césped artificial en zonas ajardinadas y decorativas donde es difícil que crezca la hierba natural dando un aspecto inmejorable a las mismas, integrándose perfectamente en el entorno y con el césped natural. También se están animando algunos clubs, apostando por algunos de nuestros productos en zonas de los recorridos que conectan unos hoyos con otros, o cercanas a los tee de salida donde el crecimiento del natural se hace casi imposible debido al tránsito o a un complicado mantenimiento.

Muy pronto el mercado comenzó a mostrar interés en proyectos específicos y con mayor desarrollo como son los greens artificiales de golf que requieren una instalación muy cualificada a nivel técnico. La evolución de las calidades, su tecnología, y la mejora estética han hecho que poco a poco el césped artificial entre de lleno en el mundo del golf. Los greens artificiales de golf aportan grandes ventajas. En los clubs, la gran ventaja de este tipo de green es la resistencia para una práctica excesiva como en el putting green o las zonas de approach. Para mantenerlos en buen estado precisan descanso. Por eso, algunos clubs están apostando por putting greens y sobre todo zonas de approach para la enseñanza y a nivel académico de forma que se pueda descongestionar el uso del putting green principal y también sin necesidad de mantenerlos. También está tomando muchísima fuerza la instalación de greens artificiales a nivel mundial en los driving range. Hace un par de años pude visitar varios campos de golf en California y comprobé como algunos de los mejores clubs de golf de la zona de Baja California utilizan greens artificiales para satisfacer al jugador en su entrenamiento. La reducción de costes en materiales e instalación está haciendo muchos aficionados al golf opten por instalar también en los jardines de sus hogares.

A nivel específico para campos de golf también debemos resaltar los tee lines o tee box para el campo de prácticas y para los tees de salida en todo el recorrido. No me refiero a los tees de moqueta y goma que se encuentran en algunos driving range y que están entrando en desuso. Creo firmemente que eligiendo bien la calidad del producto, así como la tonalidad del producto, todos los tee deberían contar con un tee artificial de alta calidad para preservar los tee naturales durante ciertos períodos. Nosotros sabemos cómo hacerlo, cómo mimetizar e integrarlos, y qué materiales utilizar para que los jugadores no lo rechacen sino que se lleven una sorpresa agradable al ver que no rompen con la estética del tee de hierba natural. Explicándome mejor, estos tee artificiales deben instalarse unos metros detrás de donde suelen estar las barras de salida habituales.

Por estos motivos pero también, cómo no, por nuestra pasión por el golf, hemos penetrado en el mundo del golf y pensamos que el crecimiento de nuestra empresa debe estar ligado a esta área.

 

¿Cómo enfocas tu actividad diaria en Unicesped y Best Garden?

Normalmente dedico gran parte del día a nuestro plan de marketing, en coordinación con el responsable de este departamento. Dentro del departamento de marketing nos centramos mucho en marketing digital, que es una herramienta fundamental para dar a conocer nuestros productos y servicios a nuestro público objetivo.

Las primeras horas del día solemos visitar clientes importantes para nosotros y hacemos prospección de mercado. Por las tardes se realiza supervisión de proyectos y de la gestión. Gran parte del plan de marketing está enfocado al lanzamiento de nuevos productos. Una de los proyectos más importantes que vamos a lanzar en 2016 es una web dedicada solo al mundo del golf en relación al césped artificial donde destacaremos todo lo que podemos hacer por los clubs y por los aficionados.

 

¿Cuáles son tus objetivos y los de Best Garden a corto y medio plazo?

Nuestro objetivo es seguir creciendo, ofreciendo alta calidad y un excelente servicio. Nuestra gran vocación es complacer a nuestros clientes. Queremos convertirnos en un proveedor de referencia dentro del mundo del golf, que los clubs puedan contar con nosotros para asesorarles con productos que son interesantes para ellos.

Asimismo, el objetivo que nos habíamos planteado en 2016 se ha cumplido y no era otro que ser un proveedor de confianza en el mundo del golf y conocer a más clubs para asesorarles en cuanto a sus necesidades en relación al césped artificial para golf. Este año hemos llegado a un acuerdo de colaboración como patrocinador de la Asociación Española de Campos de Golf y también es un placer comunicar que seremos colaboradores de la Real Federación Andaluza de Golf, con la que hemos alcanzado algún acuerdo para colaborar en la medida de lo posible conjuntamente.