Noticias destacadas

Juan José Moreno, director general del Hotel Meliá Hacienda del Conde & Buenavista Golf: “Hemos apostado por el campo de golf como auténtico motor del resort”

Visitas: 665

Diplomado en Turismo y máster en Dirección y Gestión Hotelera, Juan José Moreno lleva ligado a la industria de la hostelería desde hace más de veinte años, habiendo desarrollado la mayor parte de su carrera en hoteles y resorts vinculados a la industria del golf en las costas andaluzas y canarias destacando sus etapas como director general del Hotel Elba Palace Golf de Fuerteventura, los hoteles Almenara & NH Sotogrande en San Roque (Cádiz) y, actualmente, como director general del Hotel Meliá Hacienda del Conde y Buenavista Golf, situado al norte de Tenerife, cuyo campo de golf se prepara para celebrar su decimoquinto aniversario en 2018 cuando se cumplen dos años desde que Meliá se hiciera cargo del resort.
 


 

El campo de Buenavista Golf es un diseño original de Severiano Ballesteros, de hecho es el único realizado en las islas Canarias. ¿Qué supone para el club esta singularidad?

Desde luego es todo un motivo de orgullo que el campo lleve el sello inconfundible de uno de los grandes que ha dado este deporte a nivel mundial y por supuesto quien puso España por primera vez dentro del panorama del golf. Al mismo tiempo una gran responsabilidad corresponder y mantener el campo a la altura de las más altas expectativas de todos los jugadores que nos visitan cada año. Buenavista Golf tiene algo muy especial, además del valor deportivo también tiene un valor emocional para muchos que vienen atraídos por lo que significó la figura del que fuera su diseñador. De ahí que hayamos creado un espacio en la casa club dedicado al diseñador, con fotografías de su paso por Buenavista Golf y una escultura de sus manos en edición limitada.

Siendo además uno de los últimos campos que diseñó Seve, se podría decir que seguramente es uno de sus recorridos más representativos. Con unas espectaculares vistas por un lado sobre el océano Atlántico y por otro sobre el Parque Rural de Teno, unido al propio diseño que Ballesteros hizo con sus característicos tres pares tres, tres pares cuatro y tres pares cinco, hacen que Buenavista Golf sea uno de esos campos de visita obligada y en los que se disfruta intensamente de cada hoyo deportiva y visualmente.

 

El campo ha ido evolucionando en estos quince años de actividad, ¿qué mejoras se han llevado a cabo en el campo en los últimos años?

Desde el primer momento hemos apostado por el campo de golf como auténtico motor del resort y nos hemos volcado en un ambicioso e intensivo plan de mejoras abarcando todas las áreas, supervisado por nuestro director de golf Alberto González.

Posteriormente, con la llegada al equipo de Fernando Borrajo como head greenkeeper, comenzó la implementación de un nuevo programa de mantenimiento mucho más extenso y exigente, centrado en aumentar la fertilidad y calidad del suelo, sumado a una importante inversión en el sistema de riego para ganar en homogeneidad y eficiencia, un nuevo parque de maquinaria Toro, la reforma de algunas plataformas de tees que recuperan su diseño original y mejoras en el paisajismo.

Por otro lado se ha reformado toda la zona de prácticas incorporando un nuevo tee line de primera calidad, se ha ampliado la flota de buggies E-Z-GO con nuevas unidades a las que próximamente se les incorporará un novedoso sistema GPS modelo TKV con pantallas de 10″ de Textron y se han adquirido nuevos carros de mano eléctricos.

Todo esto, unido a una intensa labor de promoción y comunicación, nos ha permitido afianzar la confianza de nuestros clientes y partners en los distintos mercados, posicionando en un tiempo récord a Buenavista Golf como uno de los campos de golf de referencia en Canarias. En 2018, coincidiendo con el decimoquinto aniversario del campo, estrenaremos una nueva imagen más renovada y nueva página web.

Por último, y más importante, tenemos la gran fortuna de contar con un equipo humano comprometido y con mucha ilusión que ha sabido entender y alinearse con los objetivos de la compañía y eso sin duda ha sido la clave para que semejante transformación haya podido ocurrir y para garantizar el éxito de un campo como Buenavista Golf.

 

Apostáis por una integración total del campo de golf en su comunidad local, ¿qué ventajas encuentran en el campo de Buenavista Golf los residentes de la zona de Isla Baja?

Nos sentimos con la responsabilidad de corresponder a la comunidad de residentes en Tenerife, no sólo manteniendo sino mejorando significativamente los estándares de calidad en el campo de manera que todos los jugadores disfruten de nuevo en Buenavista Golf de una auténtica experiencia de golf.

Estar plenamente integrados con la comunidad local es parte del espíritu con el que Buenavista Golf fue concebida en sus inicios y hemos querido mantener y potenciar ese lazo de unión con la creación de Buenavista Members Club, una comunidad que comparte algo más que la afición por el golf, un estilo de vida y un lugar donde encontrarse para compartir y disfrutar entre amigos y familiares. Tenemos el gran privilegio de contar con members casi desde los inicios del campo e incluso con algunos de sus hijos compitiendo en la liga Campbell Lamont.


 
El campo está situado en una zona de alto valor ambiental, ¿cómo se refleja esto en la gestión de las instalaciones?

En Buenavista golf, plenamente conscientes de la importancia de proteger y preservar el inigualable entorno protegido del Parque Natural de Teno, se mantiene un fuerte compromiso con el objetivo de optimizar la protección del medio ambiente, previniendo la contaminación, protegiendo la biodiversidad y minimizando los posibles impactos tanto internos como externos, a través de un Sistema Integrado de Calidad y Medio Ambiente que ostenta la doble certificación conforme a las normas ISO 9001 e ISO 14001.

 

El campo Buenavista Golf está fuertemente relacionado con el Hotel Meliá Hacienda del Conde, situado a pocos metros del hoy tres, ¿qué supone su integración dentro del resort?

En este caso al menos es determinante. A diferencia de otros hoteles de golf, aquí no hay más campos cercanos y se trata de una zona de gran belleza natural pero relativamente apartada por lo que es fundamental que, aunque manteniendo cada uno su propia identidad, entre el hotel y el campo de golf exista integración y se aprovechen al máximo todas las oportunidades que se generan a nivel comercial y desde el punto de vista de la experiencia del jugador.

Combinar e integrar una inigualable experiencia de golf con las instalaciones para el bienestar y la oferta gastronómica de nuestro hotel de cinco estrellas Meliá Hacienda del Conde ha sido la fórmula perfecta para haber convertido esta zona norte de Tenerife en un destino en sí mismo, único e incomparable.

 

Durante estos últimos meses habéis desarrollado una intensa actividad acogiendo diversos eventos y torneos, ¿qué balance haces del año?

En el plano deportivo 2017 ha sido sin duda el año de la consolidación del evento anual de referencia, el Memorial Seve Ballesteros, y que en esta segunda edición añadió como novedad en la última jornada una interesante competición en formato ‘Ryder Cup’ que enfrentó a jugadores profesionales de Reino Unido y de Canarias. Fue el colofón a una semana llena de golf con el Gran Premio Meliá Hacienda del Conde, dentro del Circuito Profesional Gambito, toda una oportunidad única de poder ver jugar juntos por primera vez a Javier Ballesteros, Gabriel Cañizares y Miguel Ángel Jiménez Bravo, hijos de los ya consagrados Seve Ballesteros, José María Cañizares y Miguel Ángel Jiménez, respectivamente. Este último, casualmente, se estrenaba a nivel profesional en en nuestro torneo.

Junto a los mejores clasificados de esta prueba se disputó un pro-am con importantes premios que puntuó para la Orden de Mérito 2017 de cara a la gran final que tuvo lugar en el Club Zaudín de Sevilla, así como un torneo amateur, para concluir con una gran cena de gala en la que los chefs estrella Michelín Javier y Sergio Torres, más conocidos como los ‘Hermanos Torres’, fueron los encargados de elaborar el menú a base de productos canarios. En definitiva, una apuesta más de Meliá Hoteles Internacional que contó con el apoyo de Turismo de Tenerife e Islas Canarias, entre otras importantes marcas y que tuvo una dotación de más de cien mil euros en premios.

 

La industria del golf ha sufrido una cierta recesión en estos últimos años pero tendencia apunta al cambio, ¿cómo crees que afronta el sector del golf su futuro más inmediato?

Considero que estamos ante el gran reto de adaptarnos al nuevo perfil de jugador que cada vez se da más en nuestros campos y a un entorno cambiante en constante evolución. El proceso de digitalización que tan deprisa va en otras industrias es tal vez la asignatura que tenemos pendiente y todo un reto en el corto plazo, no solo en los procesos de venta sino desde el punto de vista de la experiencia del jugador.