Noticias destacadas

‘La importancia del voluntariado en el mantenimiento de los campos de golf’ (Syngenta)

Alrededor de ciento sesenta greenkeepers voluntarios de todo el mundo se unirán al ya multinacional equipo de Le Golf National mientras se preparan para la Ryder Cup. Para la mayoría será una visita de regreso después de trabajar allí para el Abierto de Francia el pasado junio ya que muchos greenkeepers viajan por el mundo regularmente para ofrecerse como voluntarios en algunos de los torneos más importantes.

Lars Tvetter, gerente comercial de Syngenta Nordics Turf, estará en el equipo de mantenimiento Le Golf National en septiembre utilizando sus habilidades desarrolladas como ex director de campo en Sveio Golfpark Golf Club y presidente de la Asociación Noruega de Greenkeepers. Lars opina que el voluntariado en eventos de golf, tanto a nivel local como internacional, es una experiencia extremadamente valiosa para el desarrollo personal y profesional de los greenkeepers. “Tienes la oportunidad de aprender nuevas habilidades y técnicas de los mejores en el negocio, tanto los equipos residentes en el campo de acogida y de los otros greenkeepers voluntarios involucrados. Pero igualmente valioso es aprender a trabajar en equipo y la gran camaradería y las amistades que se desarrollan al enfrentar los desafíos de preparar y ofrecer un excelente lugar para un torneo”.

Lars se puso en contacto con algunos miembros del equipo de voluntarios que trabajaron en Le Golf National para el Abierto de Francia para averiguar qué buscaban lograr y qué obtuvieron de la experiencia. Gary Sharman, greenkeeper en Troon, ha trabajado en otras temporadas en Le Golf National y ha participado en el Programa de Ohio State así como trabajado en Trump Turnberry. “Aprendí mucho en dos semanas”, afirmó. “Estás aprendiendo nuevas habilidades todos los días y las mejores maneras de hacer las cosas. Todos los días te empujan y te mueves. Es el mejor equipo en el que he trabajado y cuentan con el mejor head greenkeeper para el que he trabajado. Estás aprendiendo de los mejores”. Citó la precisión y el enfoque en cada pequeño detalle que está bajo constante inspección como una clave en el aprendizaje para futuros trabajos.

“Me apasiona. Son las personas las que lo hacen. Tan pronto como entras en la nave de mantenimiento ves que está lleno de personas inspiradoras. Con el voluntariado puede conocer a algunos buenos amigos que son más que simples colegas, y con las redes sociales puede mantenerse en contacto. Abre tantas puertas y nunca se sabe lo que depara el futuro. Para el CV es absolutamente perfecto”, agrega Sharman.
 

 
También en Francia desde Escocia, Ross Owens de Roxburghe Golf Club indica que se involucró con el voluntariado en Le Golf National para obtener una mejor comprensión del tipo de estándares que el Tour Europeo espera de sus campos seleccionados en comparación con lo que hacen en su propio campo. “Cómo se superan y los detalles que revisan para presentar un campo de golf para un evento principal del Tour”.

“El diseño del campo Albatros, particularmente los últimos cuatro hoyos alrededor de las islas, ha sido fenomenal. He quedado especialmente impresionado con la forma en que Alejandro Reyes y su equipo han usado hierbas de festuca alta para reforzar las líneas y dificultar la tarea de los golfistas”, añade Owens. “Ves mucho. Aprendes mucho de otros muchachos en todos los aspectos de la gestión del campo, lo que te puede ayudar más adelante si estás en condiciones de organizar un torneo”. Ross ha realizado cinco torneos de Open de Francia en LGN, con la intención principal de: entrar al equipo de Ryder Cup.

Y nunca dejas de aprender. James Cleaver es senior greenkeeper en The Belfry y continúa reconociendo el valor de trabajar en el que considera es, probablemente, uno de los mejores campos de golf en el mundo en este momento. “Es una gran experiencia trabajar aquí y conocer a algunos chicos de todo el mundo que siguen la misma carrera que tú. En eventos como este se obtiene una buena cantidad de tiempo de inactividad entre turnos y la mayor parte del tiempo charlas acerca de greenkeeping”. James agradece la oportunidad de ver cómo hacen las cosas de manera diferente a la suya y discuten con otros sobre los desafíos cuidando el campo de golf, gestionando al personal y también los equipos de gestión del césped.

Reforzando el sabor internacional del equipo voluntario de Le Golf National, Jeremy Goffette es head greenkeeper de Golf de Joyenval en Francia. Él cree que el resort parisino está en condiciones fabulosas y que el equipo de mantenimiento tiene una presentación en un lugar perfecto, listo para que Francia sea sede del evento de golf más grande del mundo.

“La buena calidad del césped es realmente el resultado de la precisión de todos los trabajos mecánicos”, indica Goffette. “He aprendido que cuanto más tiempo te tomas para hacer cortes precisos, rulos precisos; bunkering preciso, etc., todo se ve tan bien como deseas que se vea. Eso es lo que hace que este lugar sea grandioso”.

Lars Tvetter concluye: “El greenkeeping es un negocio internacional con un conjunto de habilidades que se pueden emplear en todo el mundo. El voluntariado brinda la oportunidad de desarrollar nuevas ideas y trabajo en equipo, así como conocer personas que pueden abrir oportunidades que durarán toda la vida”.