Noticias destacadas

Los greens de Los Balagares Golf, cada vez en mejor estado gracias a los intensos trabajos de mejora de Global Golf

Desde su construcción, el campo de golf Los Balagares tiene un problema crónico de drenaje hasta tal punto que en periodos de lluvias impide tanto el juego como la siega de las zonas de juego en buena parte del recorrido. Circunstancias que, unidas a otros factores externos, han hecho que revitalizar las instalaciones sea una prioridad total para Global Golf Company, actual gestora de Los Balagares Golf.

“Hemos tenido que ejecutar dos tipos de acciones. Por un lado, la ejecución de drenajes porosos en calles que eliminan el exceso de agua en el suelo. Por otro, el recebo de las calles con arena de una granulometría adecuada cuyo fin es mejorar la textura de la parte superficial del suelo, lo que redunda en un mejor entorno para el desarrollo radicular (más aireado) y un menor encharcamiento en superficie”, explica Ángel Serrano, director de Agronomía de Global Golf. “Unas acciones que en la práctica son casi setecientos metros lineales de drenaje poroso en las zonas más conflictivas del campo y el aporte previsto de seiscientas toneladas de arena en las calles”.

A los problemas de origen del campo se ha sumado una racha de intensas lluvias desde el mes de noviembre, que no ha hecho más que agravar el problema del drenaje y las enfermedades del césped causadas por el exceso de humedad y bajas temperaturas. Lluvias que, por supuesto, también han limitado los trabajos de mantenimiento rutinarios: siegas, tratamientos, abonados, etc.
 

 
“Cuando Global Golf tomó la gestión de Los Balagares Golf, se encontró con serios problemas en el campo. Problemas como el del drenaje, que no se soluciona de un día para otro”, añade Serrano. “La realización de drenajes es lenta, costosa económicamente y una molestia para los jugadores. Lo mismo ocurre con los recebos de arena para mejorar la textura del suelo”.

Teniendo en cuenta todas estas circunstancias, Global Golf ha elaborado un plan de actuaciones que dedica una parte del presupuesto de mantenimiento a estas y otras labores de mejora agronómica durante los próximos años. Y, aunque despacio, las mejoras son notables. Tanto es así que este año ya se ha podido jugar en invierno un recorrido de nueve hoyos, cosa que antes no era posible.

“Los greens de Los Balagares Golf tienen muchos aspectos susceptibles de mejora debido al retraso acumulado durante los últimos años, que se refleja en la condiciones agronómicas”, explica Serrano. “Algunas de las tareas prioritarias, además del drenaje del campo, son la gestión agronómica del mantenimiento, la mejora de las instalaciones de prácticas, el aumento de la densidad del césped, la definición de las zonas de siega o la puesta al día de la maquinaria de mantenimiento”. Tareas que Global Golf Company va abordando poco a poco con el fin de recuperar lo antes posible las condiciones óptimas de este campo de referencia en Asturias.