Noticias destacadas

Sergio García, protagonista de la segunda edición de ‘Inside the ropes’, una iniciativa del European Tour con el apoyo del Andalucía Valderrama Masters

El pasado lunes 28 de mayo, Sergio García ejerció de anfitrión en Madrid de la segunda edición de ‘Inside the ropes’, una iniciativa promovida por el European Tour que reúne a los máximos exponentes del circuito con figuras destacadas del entorno empresarial. En estos actos, cuya primera edición contó con Rory McIlroy, Paul McGinley y Graeme McDowell en Dublín, los invitados disponen de la oportunidad única de conocer el punto de vista de las estrellas del European Tour de una manera cercana y accesible.

Además de conocer los pormenores y anécdotas más interesantes de su trayectoria deportiva y vital, los invitados tuvieron la ocasión de escuchar la opinión de Sergio García sobre la actualidad golfística, profundizar en las inquietudes de un jugador de la élite mundial e incluso formularle las preguntas que consideraron pertinentes. El de Borriol contestó con franqueza y amabilidad sin eludir ninguna cuestión, y junto a José María Zamora, director de torneos del European Tour, y Javier Reviriego, director general del Real Club Valderrama, explicó lo importante que es para España contar con un torneo de la talla del Andalucía Valderrama Masters y lo necesario que es el apoyo de las principales empresas de nuestro país, además de hablarles de las actividades de la Fundación Sergio García y de su relación con el torneo.

“Cada victoria es especial y te aporta algo diferente. Ganar en España es mucho más bonito: el Open de España en 2002 en Gran Canaria y el Castelló Masters en 2008 y 2011 en mi club fueron muy especiales. Pero las victorias que más me han ‘tocado’ han sido las del Andalucía Valderrama Masters en 2011 y 2017 por varias razones: siempre he tenido una relación buenísima con Valderrama y he entrenado muchas veces antes del Masters y del Open Británico; la primera fue antes de que nos dejase Jaime Ortiz-Patiño, que nos tenía mucho cariño a mí y a mi familia; y, sobre todo, había estado tantas veces cerca de ganar ¡hasta que por fin lo conseguí!”, indicó Sergio resaltando las victorias conseguidas en el Real Club Valderrama.

“El año pasado también tuvo un especial significado al estar involucrada mi Fundación. Gracias a lo que recaudamos en el Andalucía Valderrama Masters pudimos contribuir a la financiación de una sala de rayos X en la zona infantil del Hospital La Paz. En 2016, entregamos la recaudación del Open de España, que también se jugó en Valderrama, a la Asociación Española Contra el Cáncer de Castellón para un piso para familiares y pacientes”, añadió profundizando en la relación entre el torneo y su fundación.

El golf es una magnífica plataforma de patrocinios y así lo entienden las multinacionales que apuestan por este deporte. La cercanía a los jugadores (ya sea durante los Pro-Ams o incluso en las propias vueltas de competición) no tiene parangón en otros deportes y sirve para estrechar relaciones duraderas con los patrocinadores y establecer vínculos especiales con el público.

“Nosotros queremos mantener una relación duradera con los patrocinadores y con algunos llevo diecinueve años, desde que me hice profesional. No pretendemos firmar un contrato de tres años y adiós. Nos hacemos favores mutuamente y la relación es de amistad. Para nosotros los Pro-Am no son simplemente un día de entrenamiento, tenemos la posibilidad de conocer a gente interesante y entablar relaciones. Los miércoles son importantes”, apuntó Sergio García. “El golf es, probablemente, el deporte en el que el aficionado está más cerca del jugador. De tee a green el público está a un metro de nosotros y la relación entre deportista y espectador es mucho más estrecha, más íntima. En el fútbol no te sientas a menos de veinte o treinta metros, no puedes estar tan cerca de los jugadores”.
 

 
En un año de Ryder Cup fue inevitable la referencia a esta competición bienal en la que García podría convertirse en esta edición en plusmarquista europeo en cuanto a puntos conseguidos. “Todavía faltan cuatro meses, pero parece que habrá dos o tres jugadores nuevos en el equipo. Sería bonito que se clasificase Alexander Lévy, buen jugador, buena persona y un aliciente para el público francés”, confesó, aunque restó importancia a los logros personales en este torneo por equipos. “Lo he dicho muchas veces y lo mantengo: prefiero anotar cero puntos y que gane Europa a ganar mis puntos y que perdamos la Ryder Cup”.

La pujanza del golf español es otro elemento que las principales empresas deberían valorar a la hora de apoyar este deporte, y en ese aspecto vivimos un momento espectacular, como recordó el campeón del Masters de 2017. “España ha aportado mucho al European Tour: tenemos dieciséis tarjetas y cinco españoles entre los cien mejores del ranking mundial. El año pasado conseguimos muchas victorias entre todos, este año hemos empezado muy bien y Jon Rahm está jugando a un gran nivel”, remató García.

Por supuesto, también recordó la reciente victoria del Real Madrid, el club de sus amores, en la Champions League, partido que pudo disfrutar en vivo. “Lo que ha hecho el Real Madrid es increíble. Un equipo que gana cuatro de las últimas cinco Champions es asombroso. Somos muy amigos de Luis Figo y nos invitó a la final de Milán; el año pasado no pudimos ir porque nos coincidió con la celebración de la boda en Castellón, y esta vez no queríamos perdernos Kiev. Fue muy bonito, muy emocionante”.

Tan emocionante, sin duda, como su triunfo en el Andalucía Valderrama Masters 2017 arropado por más de cuarenta mil espectadores, gesta que intentará repetir este año. Para ello, confía en contar una vez más con el apoyo de la afición y quizá con el respaldo de algunas de las marcas cuyos ejecutivos compartieron el lunes una jornada inolvidable con el anfitrión del torneo.