Noticias destacadas

Tino Cordero, director del área de golf en Islantilla Golf Resort

Visitas: 366

Tino Cordero es diplomado en Turismo y un experimentado profesional de la industria del golf. Tras concluir su formación universitaria, en 2007 tuvo su primer contacto con el mundo del golf en el club onubense El Rompido, incorporándose a mediados del mismo año a Islantilla Golf Resort también como caddy master. A finales de 2010 se hizo cargo del área de comercialización del conocido resort onubense, que cuenta con un campo de veintisiete hoyos y un hotel de cuatro estrellas con doscientas cuatro habitaciones, tras haber desempeñado los puestos de jefe de equipo de caddy master, pro-shop y coordinador de torneos, pasando a ser en 2015 director del área de golf del resort.
 


 

Has trabajado en la industria del golf prácticamente desde que terminaste la universidad, ¿qué te motivó a querer desarrollar tu carrera profesional así?

Creo que puedo afirmar que el destino hizo que hoy me dedique al golf. Dos de mis compañeros de universidad jugaban al golf y tenían claro que querían orientar su carrera profesional a este deporte. Uno de ellos me llamó un día y me consiguió una entrevista en El Rompido… ¡al día siguiente estaba haciendo de starter en el tee del uno! Hoy en día los tres trabajamos en golf aunque cada uno de una forma diferente.

 

En Islantilla Golf has sido caddy master, coordinador de torneos, responsable de comercialización y, finalmente, director del área de golf. ¿Con qué te quedarías de cada etapa?

Tengo la suerte de haber disfrutado de cada uno de los puestos que he desempeñado, todos muy diferentes y con puntos muy positivos para mi formación. Si tuviera que mencionar un puesto como especial o memorable sin duda alguna sería el de marshall. Me ofreció la oportunidad de conocer el golf a fondo, de ver cómo juega un chico de trece años en competición y un señor de setenta de vacaciones, de tratar con jugadores de diferentes nacionalidades, de obtener la base de los conocimientos que puedo tener a día de hoy de reglas, normas de etiqueta y, sobre todo, de visualizar lo importante que es el engranaje de todos los departamentos de un club de golf para que el cliente se marche contento (reservas, pro-shop, caddy master, greenkeeping, etc.).

 

¿Cómo enfocas tu actividad diaria coordinando la gestión del área de golf de Islantilla Golf?

Me considero una persona muy organizada pero debo reconocer que hay épocas en las que este puesto que desempeño en la actualidad no me permite saber lo que me deparará el día de trabajo o cómo acabará la semana. Varios puntos están presentes de forma imperativa cada día y entre ellos se encuentran sin lugar a dudas pasar un rato revisando el campo, ver al greenkeeper, pasar por el departamento de reservas, hacer un pequeño breefing con el director del hotel y atender la bandeja de entrada de correos electrónicos.

 

Eres asiduo a ferias, congresos, ponencias, charlas técnicas, tanto en España como en el resto de Europa, ¿consideras necesaria la formación continua y el reciclaje de conocimientos?

Más que considerarlo necesario, pienso que el no hacerlo es inviable hoy en día. No puedes quedarte en tu puesto de trabajo y esperar que pasen los años. Todo cambia muy rápido y lo que un año te vale el siguiente te hace perder opciones de venta o bajar de calidad de servicio. A todo esto hay que añadirle las grandes oportunidades que ofrece internet a día de hoy para obtener formación a distancia y sin salir de tu ordenador.

 

Además del desarrollo de nuevas teorías en la gestión de instalaciones de golf también evolucionan los productos y los servicios, ¿qué nuevas técnicas, productos o dispositivos utilizais en Islantilla Golf?

Es cierto que en Islantilla intentamos “casi todo” aunque debemos reconocer que muchas pruebas no obtienen los resultados deseados.

Hemos sido pioneros a nivel nacional en integrar el footgolf en el campo. Actualmente contamos con una prueba de duatlón en la que la carrera a pie se disputa por el campo de golf. Desde muy pronto conectamos nuestro club con sistema de reservas on line de Golfspain, incluso la gestión completa del hotel y el campo nos ha dado la oportunidad de ser uno de los primeros resorts de España en vender paquetes de golf on line a través de touroperadores.

A nivel mantenimiento, hemos sido desde siempre un lugar de prueba para nuevas técnicas de riego a través de nuestro sistema de riego Toro. Nuestro equipo de greenkeeper se encuentra desde hace ya varios años muy enfocado a la utilización de productos biológicos, algo que considero muy importante de cara al futuro.

 

Muchos gerentes y greenkeepers opinan que es importante que los decision makers de un club de golf sean también jugadores de golf para poder tener una visión más amplia de la gestión de las instalaciones, ¿coincides con ellos?

Coincido 100 % con esta afirmación. No sólo considero importante que los decision makers jueguen, sino que pienso que todo el personal debería tener contacto con el golf a nivel deportivo. En Islantilla ofrecemos oportunidad de jugar de forma gratuita al 100 % de nuestra plantilla.

 

Uno de los problemas más acuciantes de los clubs de nuestro país es la falta de nuevos socios, nuevos jugadores ocasionales, etc. ¿Cómo hacéis desde Islantilla Golf para tratar de crear nuevos golfistas?

Estamos trabajando a través de nuestra escuela con cursos municipales a precios muy competitivos y a esto le hemos añadido como novedad un abono anual a un precio extraordinario para los jugadores que saquen el hándicap a través de nuestra escuela y nuestro curso. El objetivo de este abono es intentar que el principiante juegue todo lo que quiera sin pensar en todo lo que tiene que desembolsar al iniciarse (palos, zapatos, etc.).

De forma paralela estamos trabajando con la Real Federación Andaluza de Golf (RFGA) para implantar el sistema ‘Golf en colegios’ y de esta forma intentar recibir peques locales por nuestras instalaciones.

 

Un tópico generalizado del golf en España es que es un “deporte para la élite”, algo que frena mucho su promoción en nuestra sociedad. Tú has visitado varios países y conocido muchos clubs de golf, ¿cuál es tu percepción de este problema?

Creo que los clubs, la prensa y las federaciones debemos trabajar juntos este tema. En uno de mis primeros viajes, un taxista detectó que el motivo de mi presencia en su país era el golf, mientras conversábamos de camino al aeropuerto me mostró desde la carretera su club, dónde tenía una partida por la tarde. Ese día se me ha quedado marcado y creo que en España tenemos un gran reto con esto. Por supuesto y ni que decir tiene que hay clubs elitistas y de difícil acceso en todos los países. Considero que deben existir todo tipo de clubes.

 

¿Qué le recomendarías a un recién licenciado que esté pensando en dedicarse a la gestión de clubs de golf?

Que no se marque ninguna meta a corto plazo. Cuando terminas tu carrera de odontología eres dentista pero esto es diferente. La formación universitaria a nivel turístico es muy global y una vez terminas la universidad, es cuando debes formarte a nivel específico. Considero que conocer un club desde diversos puestos y unirlo a formación continua específica debe ser el paso siguiente a la formación universitaria en Turismo.

 

¿Cuáles son tus objetivos a corto y medio plazo?

Tengo el honor de ser onubense y desarrollar mi profesión en casa, eso es un auténtico lujo, por lo que a corto plazo mi objetivo es aprovechar la oportunidad que Islantilla me ha dado desde que llegué en el año 2007. Me considero una persona que trabaja por objetivos y es cierto que a medio plazo, el objetivo es seguir formándome y posiblemente llegará el día de ver un nuevo producto para continuar mi formación.