Noticias destacadas

‘Aireación del green: pinchado veraniego’, por Javier Fuentes

Ahora que se acerca el final del verano, y las condiciones ambientales se tornan más favorables, es hora de planificar el pinchado/aireación de nuestros greenes.

Ya sabemos que el pinchado es una labor cultural caótica, que consume mucho de nuestro tiempo y presupuesto, pero indudablemente necesaria e imprescindible. La extracción de un cilindro de nuestro green abre un canal directo para la infiltración del agua del riego o lluvia, además que dicho canal al ser de arena limpia facilita el tránsito. Paralelamente, el canuto extraído elimina una porción de material vegetal en descomposición (colchón), el cual podría dificultar la infiltración de agua o nutrientes a las raíces de nuestro green pues, en condiciones de estrés hídrico, la materia orgánica se vuelve hidrófoba, esto es, repele el agua.

Como resultado de todo lo anterior, obtendremos una planta más sana, con un mejor sistema radicular y resistencia al calor y sequía. Tal vez la decisión más crítica en el pinchado veraniego es la elección entre pincho hueco o sólido. Ambas opciones son válidas y deseables, si bien su elección dependerá de tres puntos: maquinaria empleada, problema de nuestro green y resultado esperado.
 

pinchado greens 2
 
Se suele pensar que los pinchos sólidos tienden a crear compactación, pues al no sacar materia orgánica compacta el terreno alrededor del hueco producido en la introducción del pincho. Pero no es exactamente de esta manera, lo que realmente provoca una ligera compactación es el tipo de movimiento del pincho y no el pincho en sí mismo. Las tradicionales pinchadoras verticales sí producen compactación justo por debajo de la profundidad máxima del pincho, mientras que las pinchadoras “de balanceo” no. Las primeras al ejercer un movimiento vertical puro, sí desplazan el terreno en un solo punto pudiendo compactarlo, en cambio las segundas hacen un movimiento de balanceo justo en el punto más bajo de introducción del pincho en el terreno, provocando la apertura de poros y no ejerciendo toda la presión sobre el mismo punto, aliviando de esta manera la compactación.

De todas formas, los pinchos sólidos sobre maquinaria de movimiento vertical son una solución óptima para greenes hidrofóbicos (típico al final del verano), pues crean de manera rápida y poco agresiva (ya que no necesitan ir equipadas sobre tractor) numerosos canales de infiltración e intercambio gaseoso en los primeros 10 centímetros de profundidad el green. Además, la recuperación del green suele ser bastante rápida.

Ahora bien, si queremos reducir la compactación del green, deberemos recurrir a maquinaria de tipo balanceo, equipada con pinchos huecos de gran longitud y montada sobre tractor. Mayor descompactación, pero mayor plazo de recuperación.

En el caso del pinchado hueco, este sirve para aliviar la compactación, retirar el exceso de materia orgánica y sustituirla por un árido limpio, mejorando de esta manera la entrada de agua y nutrientes en el perfil del suelo, poniéndolos a disposición de la zona radicular.

Javier Fuentes es Ingeniero Superior de Montes y experto en gestión de césped deportivo por la University of Georgia, y lleva más de doce años dedicado al mantenimiento de campos de golf. Tras participar en proyectos como La Reserva de Sotogrande, Almenara Golf, The Belfry Golf Resort o el Grupo EULEN, se incorporó a Palomarejos Golf como head greenkeeper en 2005. Puedes contactar con él a través de la web de Palomarejos Golf.

pinchado greens 3