Noticias destacadas

Alfredo E. Pérez Lorente, head greenkeeper de Villaitana Golf Resort: “La generación de greenkeepers a la que pertenezco y las futuras generaciones van a destacar a nivel internacional”

Alfredo E. Pérez Lorente es Ingeniero Agrónomo y posee el Certificate Turf Program por la Universidad de Georgia. Actualmente cursa un Master of Business Administration (MBA) en Dirección de Entidades Deportivas. Tras unos años dedicados al mundo de la agricultura como ingeniero agrónomo, se introdujo en el mundo del greenkeeping en Polaris World en el campo de golf Mar Menor. Después de trabajar en Salinas de Antigua Golf, en 2006 se incorporó a Villaitana Golf Resort como head greenkeeper. En 2012 fue galardonado con el premio Greenkeeper del Año otorgado por la Asociación Española de Greenkeepers.
 

alfredoperez
 

¿Cómo enfocas tu actividad dentro de la industria del golf?

Dentro de la industria del golf, los greenkeepers tenemos un papel muy relevante que, en algunos casos, no está lo suficientemente valorado. Las condiciones de jugabilidad de la superficie deportiva donde se desarrolla el golf depende del mantenimiento de los greenkeepers. Todo su equipo, tanto material, personal y los recursos económicos derivados a ello, dependen de la buena gestión que realice el greenkeeper. Por esto opino que nuestra actividad tiene que estar valorada dentro de la industria del golf.

 

Un buen mantenimiento de un campo de golf, el activo más importante de cualquier club, es fundamental. ¿Crees que en España se valora a los greenkeepers como se merecen?

En mi opinión, y después de haber trabajado durante años con greenkeepers de fuera de España, pienso que hoy en día tenemos un muy buen nivel agronómico en lo referente al mantenimiento de superficies cespitosas. Considero que a la generación de greenkeepers a la que pertenezco y las futuras generaciones van a destacar a nivel internacional.

 

En la actualidad la industria del golf en España está, como casi cualquier otro sector, afectado por las malas circunstancias económicas generales. ¿Cómo afecta esto a tus actividades? ¿Qué evolución ves durante los próximos años?

Todo depende de la suerte… muchos de nuestros compañeros lo están pasando verdaderamente mal, trabajando en condiciones muy desfavorables. Sin recursos económicos, muchos greenkeepers recurren a su genialidad para salir adelante. Creo que la mala situación económica llegara a su fin pronto, o por lo menos eso esperamos, pienso que el sector saldrá fortalecido gracias al gran nivel profesional que tenemos.

 

Has desarrollado actividad profesional en la Península Ibérica y en las Islas Canarias, ¿qué diferencias encuentras entre ambas zonas?

Mi paso por las Islas Canarias ha marcado mi evolución profesional de manera muy profunda. Fue una buena experiencia para mí que, aunque fue dura, me fortaleció. Las condiciones laborales, materiales y climáticas hacen que todo se vuelva más extremo y difícil, creo que puedo decir que en las islas existen grandes greenkeepers de quienes hay mucho que aprender.

 

¿Cuáles son tus objetivos a corto y medio plazo?

Actualmente trabajo para la empresa francesa Blue Green, que lleva en gestión más de cincuenta campos de golf por Europa. Mis objetivos son seguir formándome profesionalmente, tanto en el mundo del golf como en el mundo del fútbol. Estoy terminando un MBA en gestión deportiva y espero tener la oportunidad de poder seguir trabajando en la industria del césped deportivo.
 

alteagolf 123