Noticias destacadas

Amarilla Golf pone en marcha una estrategia de mejoras para el mantenimiento del campo de golf

El diseñador Donald Steel supo aprovechar los bellos contrastes de la isla de Tenerife para conseguir transformar la finca sobre la que hoy se asienta Amarilla Golf en un espléndido recorrido con impresionantes vistas al Océano Atlántico y a la montaña que da nombre al campo.
 

 
“Desde su inauguración en 1989, el campo de golf ha ido evolucionando y mi equipo y yo nos vamos adaptando. Por ejemplo, una de nuestras estrategias más exitosas ha sido la consolidación de la resiembra anual de greens con Poa trivialis. La experiencia nos ha permitido dominar esta técnica y conseguir ofrecer espléndidas condiciones de juego durante toda la temporada alta. Ahora nuestros esfuerzos se centran en optimizar recursos y especialmente en definir estrategias para atender a elementos de juego que ya han cumplido treinta años”, explica Héctor Rodríguez de la Torre, ingeniero agrónomo y head greenkeeper del campo desde 2006, sobre los principales retos que el mantenimiento del campo enfrenta en el futuro cercano.

Para conseguir estos objetivos, el club ha contratado recientemente a la ingeniería SURTEC Golf Agronomy para la prestación del servicio de asesoramiento técnico y consultoría.
 

 
“Nuestro objetivo es ayudar a Amarilla Golf a iniciar una mejora y optimización graduales en todos los aspectos que afectan al mantenimiento del campo de golf desarrollando cuatro visitas anuales y elaborando en gabinete un plan general de mantenimiento codo con codo con Héctor Rodríguez de la Torre. La comunicación con la propiedad es también clave en este punto para poder identificar puntos de mejora y definir conjuntamente en qué áreas se deben centrar las estrategias”, comenta Luis Cornejo, socio director de Surtec.

“En 2017 realizamos una auditoría de riego con Surtec que supuso un antes y un después en la gestión del agua en Amarilla Golf. Pudimos establecer un plan estratégico de mejoras que vamos ejecutando año a año permitiéndonos optimizar los componentes del sistema de riego. El resultado final es una optimización de costes y un aumento en la calidad del campo. Ahora, y gracias al soporte técnico que nos prestan con el servicio de asesoramiento, esperamos aumentar la eficiencia en los costes operativos y mejorar el atractivo comercial del campo”, apunta Eduardo Tavío, director de Amarilla Golf, resumiendo esta nueva apuesta en el mantenimiento del campo.