Noticias destacadas

“Apostamos por que el sector del golf en España va a experimentar una salida en ‘V’ a la crisis que está generando el coronavirus COVID-19” – Eduardo Ruiz, director de área UGOLF y vicepresidente de la Asociación Española de Gerentes de Golf

Más de cuarenta días han pasado desde que se iniciara en España el confinamiento general de la población, de que se cerraran la gran mayoría de los establecimientos comerciales, de que los hoteles y resorts turísticos tuvieran que bajar la persiana… y de que los campos de golf tuvieron que paralizar todo tipo de actividad comercial. Varias fuentes apuntan a que este mes de marzo ha experimentado un descenso de alrededor del 65 % en la ocupación hotelera y que esta ocupación en el mes de abril será del 0 %, algo inédito en España y desastroso para un país cuyo PIB depende en buena medida del turismo.

¿Cómo se está viviendo esta situación desde la gerencia de los clubs de golf? ¿Qué previsiones se manejan para la reapertura comercial de las instalaciones de golf españolas? ¿Cómo se estima que puede ser la etapa post-COVID-19? De todo esto y de más cosas hemos charlado con Eduardo Ruiz, director de área UGOLF y recientemente elegido vicepresidente de la Asociación Española de Gerentes de Golf.
 

 
“Desde la Asociación Española de Gerentes de Golf estamos viviendo este confinamiento como prácticamente todos los demás sectores. Los miembro de la Junta Directiva nos mantenemos conectados para estar al tanto de las novedades que surgen cada día mediante reuniones virtuales cada varios días y, además, todos los días el presidente, los vicepresidentes y el tesorero intercambiamos información y opiniones sobre lo que está sucediendo por todo el país. Nuestra Junta Directiva está compuesta por diecisiete excelentes profesionales de gran experiencia, sólida trayectoria y mucho talento, que tienen muchas ganas de trabajar en beneficio de los asociados a la AEGG así como de aportar ideas y soluciones a las cuestiones que están surgiendo por esta extraordinaria situación con las que nos ha tocado lidiar apenas unos pocos días después de aterrizar en la AEGG.

“Una de las acciones que ya hemos iniciado, y que están teniendo una enorme acogida por parte de los asociados debido a la posibilidad de acceder a ellas desde su domicilio, es el desarrollo de acciones formativas tipo webinar como, por ejemplo, la sesión sobre aspectos legales durante el estado de alarma que congregó a un centenar de asistentes virtuales. Estoy seguro de que el área de Formación, coordinada por Alberto Iglesias y Daniel Asís, va a tener un gran desarrollo durante los próximos meses y años. Los asociados a la AEGG tienen muchas ganas de seguir aprendiendo para ser mejores en su trabajo y muchas ganas de escuchar a otros compañeros de la asociación”.
 

 
“La gestión de los campos, clubs y resorts de golf en estas semanas de confinamiento se esta desarrollando con elementos comunes a todos y elementos particulares de cada uno. En UGOLF, en los cuatro campos que superviso en Murcia, tuvimos que acogernos a un ERTE en la primera semana de parón, algo en lo que coincidimos con la gran mayoría de instalaciones de golf del país. Esa primera semana fue muy dura, mantuvimos muchas conversaciones cruzadas con la propiedad, los abonados y la plantilla (UGOLF es la empresa gestora de los campos de golf) pero afortunadamente todos remamos en la misma dirección y pudimos organizarnos. Después la situación se agravó cuando decretaron el fin de las actividades ‘no esenciales’ ya que el tardío aviso supuso una reorganización ‘express’ de la plantilla no afectada por el ERTE e incluso un breve desencuentro con las autoridades, la Guardia Civil llegó a denunciarnos por realizar una actividad que sí estaba permitida (les habían indicado que aplicar fitosanitarios era esencial pero cortar greens, no). Fueron unas jornadas caóticas que afortunadamente pudimos gestionar debidamente”.

“En UGOLF hemos planteado una doble estrategia agronómica y comercial para afrontar el estado de alarma y lo que venga después. Por un lado hemos pinchado los campos de golf para no tener que hacerlo nuevamente cuando nos permitan retornar a nuestras actividades habituales, de los cuatro recorridos que gestionamos pudimos ejecutar el pinchado en tres de ellos aunque en el cuarto, al ser de Paspalum, no pudimos acometerlo debido a las bajas temperaturas y al sorprendentemente lluviosa primavera que estamos teniendo (quizá la mayor en veinte años). Cuando reabramos vamos a poder presentar tres campos de golf en unas muy buenas condiciones de mantenimiento en líneas generales”.

“Por otro lado, para poder desarrollar adecuadamente la estrategia comercial hemos mantenido a buena parte de la plantilla de marketing de modo que pudiéramos asegurar que la reapertura de los campos de UGOLF fuese rápida. Creemos que la reactivación de la economía española se va a producir en ‘U’ pero apostamos a que la industria del golf lo hará en ‘V’, especialmente en las zonas turísticas como Costa del Sol, Levante, islas Baleares, islas Canarias, etc., siempre y cuando contemos con el apoyo de las instituciones y de la Administración Pública”.

“Uno de los puntos que más se han comentado durante estas últimas semanas es la necesidad de que se identifique a los campos de golf como equipamiento turístico en lugar de equipamiento deportivo de modo que el IVA de su actividad comercial sea del 10 % en lugar del 21 % actual. En España existen diversos tipos de instalaciones de golf (clubs sociales, clubs privados, campos de ‘pay & play’, resorts, etc.) pero en su momento se identificaron todos como ‘deporte’ y ese criterio no ha variado, perjudicándonos a todos los gestores de campos de golf. Desde todas las asociaciones profesionales del sector, y en especial desde la Asociación Española de Campos de Golf y la CEOE, se ha planteado al Gobierno y a varios ministerios la necesidad imperiosa de este cambio para aliviar la presión fiscal sobre nuestra actividad. El golf en España es un motor turístico de gran importancia, y más aún si se tiene en cuenta que el golf va ‘al revés’ en el calendario turístico nacional: cuando las playas se vacían, los campos de golf se llenan. El golf es un deporte de invierno, una actividad totalmente desestacionalizadora que aporta mucho a la industria turística nacional”.
 

 
“De cara a la reapertura debemos concretar la estrategia a seguir. Estamos manejando diversas proyecciones, desde una muy negativa (con muy poco personal de operaciones, de mantenimiento, etc., al haber muy pocos clientes como jugadores locales, ‘societies’, etc.) pasando por tres intermedias hasta la más positiva que sería llegar a otoño con los campos a pleno rendimiento (campo abierto, alto volumen de jugadores, pro-shop en marcha, alquiler de buggies habitual, etc.). Creo que estaremos en una situación intermedia y en base a ella trabajamos. Estamos encargando mamparas para las instalaciones, geles hidroalcohólicos, mascarillas (con logo corporativo para que sean a su vez un recuerdo de su paso por nuestros campos) y todo aquello que se está recomendando para garantizar seguridad al jugador”.

“En estas últimas semanas hemos hecho varias pruebas sobre la reacción del mercado y son esperanzadoras. Los golfistas tienen ganas de volver a jugar y de volver a viajar. Hace muy pocos días concluimos una ‘prueba flash’ con el touroperador británico YourGolfTravel.com, quizá el más importante en viajes de golf en Reino Unido, en la que quisimos probar la reacción del jugador inglés ante una oferta muy agresiva, una ‘oferta reclamo’ con un ‘travel window’ muy concreto. ¡En cuarenta y ocho horas entraron doscientas reservas! El mercado está muy receptivo a volver a disfrutar del golf. Obviamente tardaremos unos meses en volver a coger ritmo pero puede que a partir de otoño estemos de nuevo a un buen nivel de ocupación de ‘tee times'”.

“En la estrategia de la apertura deberíamos tener en cuenta dos países cercanos por dos razones totalmente distintas. Por un lado, Reino Unido. Los británicos están igual de confinados que nosotros, están acumulando unas enormes ganas de volver a jugar al golf y son nuestro mercado emisor más importante. Siempre han sido uno de los clientes objetivos fundamentales de los campos de golf españoles pero ahora aún más. Y por otro lado, Portugal. Los portugueses suelen hace bien su trabajo y ahora nos han adelantado claramente. Su gestión de esta crisis ha sido impecable, han demostrado su capacidad para evitar el devastador efecto que el coronavirus está provocando en España y en pocos días van a poder volver a desarrollar su actividad con cierta normalidad. Van a volver a abrir sus campos de golf y ya están preparando un sello nacional de “Instalación limpia y segura”. Y para varios destinos de golf españoles va a ser una competencia muy dura”.