Destacado

Aprobados los presupuestos de la Real Federación Española de Golf para el año 2023 incluyendo un aumento de casi el 4 % de la cuota de las licencias federativas

Los miembros de la Asamblea General de la Real Federación Española de Golf aprobaron por unanimidad los presupuestos de 2023 del organismo federativo en la reunión ordinaria celebrada la semana pasada en la sede del Comité Olímpico Español. También fue aprobado, asimismo por unanimidad, el Calendario Oficial de Competiciones 2023.

Estos Presupuestos, presentados por Rafael Nebreda, vicepresidente económico y tesorero de la Real Federación Española de Golf, están basados un año más en una política realista, de prudencia y contención para hacer frente a la actual coyuntura económica. Al igual que en años anteriores, las licencias suponen una parte muy importante dentro de los ingresos de la RFEG (en concreto el 79,8 %), mientras que las subvenciones oficiales procedentes del Consejo Superior de Deportes, aún pendientes de confirmación definitiva, aportarán entorno al 10,1 % del total presupuestado para 2023. Adicionalmente, los ingresos procedentes de patrocinio se estiman en otro 9,4 %.

Destacar asimismo que, en el apartado de los ingresos, se aprobó la actualización de la cuota de las licencias federativas en un 3,7 %, sin aplicar la totalidad del IPC interanual a octubre de 2022, un 7,3 %, el índice utilizado habitualmente.
 

 
Antes de la aprobación de los distintos puntos del orden del día, Gonzaga Escauriaza, presidente de la RFEG, hizo un repaso a la actualidad del golf en España, recordando en primer lugar a las personas fuertemente vinculadas con el golf español fallecidas a lo largo de 2022, caso de Luis Sartorius, destacado jugador y directivo de nuestro deporte; Carlos Celles Potente, brillante profesional español en la década de los cincuenta; Pedro Morán, uno de los directores gerentes más emblemáticos de la historia del golf español; Ramón Barrenechena, presidente de la Federación Vizcaína de Golf; José Ignacio Llopart, reconocido comunicador y promotor de golf; Javier Benjumea, impulsor de Santa Marina; y Ramón de Bastida, árbitro largamente vinculado con el golf español.

La implicación federativa en asuntos de sostenibilidad; su activa participación para hacer frente a las restricciones relacionadas con el uso de fitosanitarios; la unidad de acción de todas las instituciones del golf español para afrontar los retos ambientales y solicitar Fondos Europeos; y el buen funcionamiento del Centro de Excelencia del Golf como ejemplo de formación, fueron otros de los aspectos resaltados por Gonzaga Escauriaza en su discurso ante los asambleístas.