Noticias destacadas

Atalaya Golf & Country Club adelanta trabajos de mantenimiento del campo durante el confinamiento por la crisis sanitaria del coronavirus COVID-19

El pinchado hueco de los greens del Old Course de Atalaya Golf & Country Club en primavera ya está en marcha. La tarde del pasado miércoles 25 de marzo se terminó el pinchado en los greens de los hoyos 1, 8 y 16, mientras que el jueves 26 tres o cuatro greens más fueron pinchados. El resto de greens se completarán en los próximos días si las condiciones lo permiten.

Normalmente este tipo de trabajos se realizan a finales de mayo y principios de junio. Sin embargo, con el cierre de los campos de golf impuesto por el Gobierno debido a la crisis sanitaria generada por el coronavirus COVID-19, la dirección de Atalaya Golf & Country Club tomó la decisión de adelantar el trabajo en lugar de esperar hasta más adelante en la primavera. Con suerte, la extracción temprana permitirá que nuestros campos puedan abrir en condiciones de jugabilidad.

El pinchado hueco implica la extracción a una profundidad de setenta y cinco a cien milímetros mediante el uso de una máquina extractora vertical. Los pinchos de diámetro mayor se usan para preparar mejor los greens para el proceso de recebo que sigue. Curiosamente, el clima húmedo y lluvioso que estamos experimentando no ayuda con el procedimiento de extracción aunque es un catalizador fantástico tras de la extracción para acelerar el proceso de germinación.
 

 
Los núcleos de tierra que quedan en la superficie de los greens después del pinchado son recogidos por el personal y luego reciclados para rellenar los espacios desnudos en otras áreas del campo.

Tras el pinchado se utiliza un vehículo para trabajar una mezcla de arena superior en los greens. Este material consiste en una mezcla de arena, fertilizante, semillas y yeso, un apósito que reacciona con el sodio en el agua para crear el equilibrio de pH adecuado del suelo y da como resultado la creación de condiciones óptimas de crecimiento. Tras aplicar el recebo, los greens se riegan regularmente para iniciar el próximo proceso de germinación lo antes posible.

El pinchado hueco y el recebo preparan los greens perfectamente para el juego intenso que experimentarán en el verano. La pérdida de agua se reduce. Los greens se airean de manera efectiva, y la compactación se reduce para proporcionar un green receptivo para los golpes de aproximación y una excelente superficie de putting.
 

 
Normalmente, los greens se recuperan totalmente y están listos para jugar siete días después del pinchado. Este año, los greens del Old Course tendrán más de siete días de descanso ya que, como resultado del cierre obligatorio, sus campos permanecerán en la fase de cierre hasta, al menos, el 11 de abril.

Una vez que se complete el pinchado en el Old Course, el equipo de mantenimiento se moverá primero al putting green y luego al New Course para repetir el proceso. Es bastante probable, pero aún no confirmado, que el Old Course permanezca abierto durante junio en lugar de permanecer cerrado durante dos semanas como es la práctica habitual de Atalaya Golf & Country Club.

El horario de corte de los greens de Atalaya Golf & Country Club ha cambiado de diario a tres veces por semana. Esta reducción en el corte proporciona tiempo para que los greens descansen y se recuperen del estrés continuo que experimentan cuando están abiertos a los jugadores. Este nuevo programa de tres días ayudará a acelerar su recuperación y garantizará que los resultados del pinchado sean óptimos.

En Atalaya Golf & Country Club, incluso con las limitaciones actuales de reducir su nuestro personal de mantenimiento en dos terceras partes, trabajan diariamente para mantener sus campos de golf en las mejores condiciones posibles.