Destacado

Atalaya Golf & Country Club recibirá el sello de certificación de Calidad Medioambiental de Acosol

FITUR 2024 fue el escenario escogido por la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental para dar a conocer que Atalaya Golf & Country Club recibirá el sello de certificación de Calidad Medioambiental de Acosol, empresa pública de aguas que pertenece a la Mancomunidad.

Además de agradecer su participación en la iniciativa, Manuel Cardeña, presidente de la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental y de Acosol, ha querido destacar que este sello tiene como principal objetivo, distinguir a aquellos campos que cuenten con unos criterios e indicadores idóneos para el bienestar animal y vegetal, así como la distribución que respete los ciclos de vida, que faciliten o tengan espacios habilitados para cierto tipo de especies, que sus actividades de mantenimiento y explotación son adecuadas para compaginar el bienestar ambiental y humano o aquellos que cuenten con una amplia diversidad.

Por su parte José María García Urbano, alcalde de Estepona, ha valorado el esfuerzo del campo de golf Atalaya para conseguir esta distinción ambiental, que corrobora su calidad y su apuesta por el bienestar. Asimismo, ha destacado la relevancia que tiene el segmento de turismo de golf en la Costa del Sol por su contribución a la economía local y a la creación de empleo vinculado a esta actividad así como por su poder desestacionalizador del sector turístico.

Entre los beneficios de la implantación de esta certificación destaca la ayuda a cumplir la legislación y regulación ambiental, la aparición de especies de avifauna insectívora, que harán que disminuya significativamente la cantidad de pesticidas necesarios o incluso su desaparición, ya que regularán posibles plagas o la optimización en el mantenimiento de los suelos, debido a que la proliferación de vegetación hará que el suelo esté más asentado y lo hará más resistente ante posibles alteraciones climáticas.

En 2023 el consumo de agua regenerada para el riego de campos de golf ha sido de siete hectómetros cúbicos, una cifra que ha ido creciendo en los últimos años.Estas medidas contribuyen a la conservación del medio ambiente, a la sostenibilidad y al cuidado del entorno, y también suponen un ahorro para las reservas hídricas del pantano de La Concepción y de los acuíferos