Destacado

Aumentan hasta diez los ‘básicos’ del Kit Pro Greens Tiloom de instrumentos para definir el estado agronómico y deportivo de los greens de campos de golf

Desde sus inicios, Tiloom ha apostado por proporcionar a los greenkeepers de campos de golf las mejores herramientas para que puedan conocer y valorar las condiciones de sus recorridos, especialmente de las zonas más exigentes del campo como los greens. El trabajo de un head greenkeeper y de su equipo es ofrecer superficies jugables de buena calidad, algo que sin las herramientas adecuadas es complicado.

El Kit Pro Greens Tiloom, un baúl que contiene varios dispositivos que miden las variables más representativas de la salud agronómica y de la jugabilidad del green, contiene en un único soporte ordenado, ergonómico y a diseño del greenkeeper, todo lo necesario para resolver prácticamente todas las cuestiones del día a día en el campo.

Este Kit Pro Greens Tiloom, totalmente personalizable según las necesidades de cada campo de golf, presenta una decena de ‘básicos’ recomendados:

  • Stimpmeter
  • Parrymeter
  • Trufirm
  • Prisma de altura de corte
  • Medidor de pH SoilStick
  • Sacamuestras prismático con bisagra
  • Penetrómetro digital SC-900
  • Infiltrómetro
  • TCM-500
  • Sonda de medición de humedad y salinidad

 

 
El popular Stimpmeter mide la velocidad del green, en gran medida función de la altura de corte (medible con el prisma) mientras que las medidas de firmeza se obtienen con el Trufirm. Tras medir velocidad y firmeza, con el Parrymeter se estudian los movimientos verticales y laterales de la bola.

El sensor de pH de punta plana FieldScout, junto con el sacamuestras prismático con bisagra Mascaro, permiten medir in situ el pH del suelo además de estudiar su morfología. Por otro lado, combinando los datos del infiltrómetro y el penetrómetro se puede relacionar la infiltración y la compactación de la superficie.

Una de las novedades de la nueva generación del Kit Pro Greens Tiloom es el sensor TCM-500, un económico medidor de NDVI que permite determinar la salud del campo relacionando la lectura con la cantidad de clorofila fotosintéticamente activa. Gracias al TCM-500 se puede estimar si una planta necesita más fertilización antes de observar una pérdida de calidad visual y poder así hacer seguimiento a las labores sabiendo con detalle cómo reacciona la planta a la intensidad fotosintética.

Por último, el kit incluye un sensor de humedad que puede ser tanto POGO (y su licencia) para realizar una perfecta administración de datos como el sensor TDR con el que, por un precio muy ajustado, conocer la humedad, la temperatura y la salinidad del suelo.