Destacado

El Ayuntamiento de Pechina aprueba la innovación al PGOU municipal dando vía libre al complejo ‘Termalia Golf Pechina’

El Ayuntamiento de Pechina (Almería) ha aprobado la innovación al PGOU del municipio para recalificar como urbanizable los suelos entre los parajes naturales de Sierra Alhamilla y de Tabernas donde se proyecta el complejo ‘Termalia Golf Pechina’ con campo de dieciocho hoyos, hotel-balneario de cien habitaciones y residencial con algo más de cuatrocientas viviendas.

El acuerdo, que aprueba, asimismo, inicialmente, el Estudio Estratégico Ambiental se hace para adaptar la declaración de interés turístico del campo de golf, otorgada en 2022 por la Junta de Andalucía, y clasificar los terrenos, que hasta ahora era no urbanizables rural natural, como urbanizables y «avanzar una etapa más en la planificación, ejecución y puesta en servicio» del resort turístico.

La publicación este jueves en el BOP abre plazo de información pública de cuarenta y cinco días hábiles para presentar alegaciones a la innovación del planeamiento urbanístico impulsada por Playa Calipso SA sobre ciento setenta y tres hectáreas de suelo.

Según la ficha urbanística, el campo de golf de dieciocho hoyos y cinco lagos se extenderá por algo más de ochenta hectáreas con cinco mil metros cuadrados para la casa club. Igualmente se destinan unas trece hectáreas para seiscientos cuarenta apartamentos turísticos, contando también el resort con un hotel de cuatro estrellas con cien habitaciones que se integra en complejo de salud natural con áreas médica, hidrotermal, fitness y de deportes al aire libre.

El proyecto indica de la creación de seiscientos puestos de trabajo, de los que casi doscientos cincuenta serán directos y estables en el complejo, y los restantes inducidos en el municipio de Pechina, y la Mancomunidad del Bajo Andarax. A las más de cuatrocientas viviendas unifamiliares que se plantean se suman otras cincuenta plurifamiliares destinadas a los empleados del resort.

La documentación aportada por la promotora indica que, en el ámbito del proyecto declarado de interés turístico, se han detectado «restos de tres túmulos megalíticos», que quedarán «integrados» en el campo de golf como «puntos de interés cultural». Recoge, asimismo, que se estiman unos ingresos para el Ayuntamiento de más de medio millón de euros al año.
 

 
La Junta aprobó en 2022 por mandato judicial la declaración de interés turístico y anuló una anterior que recogía que la declaración se había concedido «pese a que no reunía los requisitos generales exigidos» por la normativa en vigor, «ni tampoco cumplía las prescripciones técnicas y exigencias de sostenibilidad suplementarias».

Precisaba que se «sobrepasó» el plazo máximo para resolver y para notificar el «resultado del procedimiento» que concluyó que el proyecto debía considerarse «desfavorable por diversas razones, como la falta de determinados informes preceptivos», y remarcaba que, tras eso y a petición de la empresa ‘Playa Calipso SA’ «se emitió certificado acreditativo del silencio» que permitió entender «por estimada la solicitud».

La promotora informó al TSJA de que lo publicado no daba cumplimiento íntegro a la sentencia de 2021 que exigía la administración publicar la declaración en BOJA pero ateniéndose a los «términos que pedía la empresa» y, en respuesta, el alto tribunal le requirió para que dictase una nueva resolución «incorporando las correcciones promovidas» por la mercantil.

La declaración que anuló las restricciones al desarrollo del proyecto impuestas daba plazo de diez meses al ayuntamiento para aprobar inicialmente la innovación para incorporar al PGOU el sector ‘Termalia Golf’ y dieciocho meses para su aprobación definitiva.

Indicaba, asimismo, que, por tratarse de un proyecto que ha obtenido la Autorización Ambiental Unificada, los instrumentos de innovación del planeamiento general del municipio de Pechina y los del planeamiento de desarrollo del proyecto, no tendrán que someterse a trámite de prevención y control ambiental.

Precisaba que el proyecto de campo de golf que se declaraba de interés turístico era el original al que se dio validez por silencio administrativo en 2015, que los límites y condiciones eran las que se citaban expresamente en la resolución, y que gozaban de categoría de Plan de Ordenación del Territorio de Ámbito Subrregional los documentos relativos a los planos y normas de ordenación territorial, la ficha del área de oportunidad turística de Pechina anexa, y la memoria justificativa de ordenación territorial.
 

 
Por último, declaraba el interés social de su desarrollo y establecía que la Junta, de acuerdo a sus competencias, «facilitaría la consecución de las autorizaciones y concesiones» precisas para ese desarrollo, programado en varias fases con horizonte de cuatro años.

Según el dossier de la promotora ‘Playa Calipso SA’, el complejo turístico ecosostenible se pretende desplegar en las fincas Espinaza, Santa Ana y Sur de Cortijo Blanco, próximas a los parajes naturales de Sierra Alhamilla y el desierto de Tabernas, y «antesala» del parque forestal del mismo nombre.

Asegura que el complejo será construido sobre «suelos degradados» que «contrastan notablemente con los bosques de pinos, encinares y palmerales existentes en el mismo», por lo que, según considera, «recuperará dichos suelos, mejorando claramente el paisaje».

Detalla el resumen ejecutivo que contará con elementos para la «cualificación y diversificación de la oferta turística de la región» como «actividades de naturaleza, servicios de turismo cultural y de ocio, otros equipamientos deportivos y de salud, centro comercial y de servicios, y colegio bilingüe».

«Se trata de una actuación marcadamente turística sobre la idea de un complejo turístico con capacidad para generar productos turísticos diferenciados y ampliamente sinérgicos entre sí, confluyendo sobre tres segmentos fundamentales para la cualificación y desestacionalización de la oferta turística: el Turismo Deportivo, el Turismo de Salud, y el de Convenciones además del complemento del Turismo Residencial», concluye.