Destacado

Ayuntamiento de San Roque, RFAG y RFEG firman el convenio de financiación del futuro Centro Especializado de Tecnificación Deportiva del Club de Golf La Cañada

El Ayuntamiento de San Roque y la Real Federación Andaluza de Golf (RFAG) han suscrito este martes un convenio para la financiación del Centro Especializado de Tecnificación Deportiva (CETD), que se instalará en La Cañada Golf con el objetivo de que en verano de 2023 estén operativas unas instalaciones únicas en Andalucía, instalaciones que se espera conviertan a San Roque en un lugar de referencia en toda España para la formación de jugadores de élite y profesionales de actividades del mundo del golf.

Juan Carlos Ruiz Boix, alcalde de San Roque, ha suscrito este convenio junto a Pablo Mansilla, presidente de la RFAG, y Ángel Gutiérrez, presidente del Club de Golf La Cañada. En el acto de la firma también participaron Gonzaga Escauriaza, presidente de la Real Federación Española de Golf (RFEG), Ángel Gavino, teniente de alcalde delegado de Deportes, y Ana Núñez de Cossío, secretaria general del Ayuntamiento.

«Con la firma de este convenio se cumple uno de los retos en los que llevamos trabajando varios años. Agradezcó la presencia de Gonzaga Escauriaza, no firmante pero sí financiador del proyecto, y de Pablo Mansilla, Ángel Gutiérrez y Ángel Gavino, los motores de este documento», indicó Ruiz Boix.

El proyecto sitúa los trabajos en un importe de trescientos mil euros, aportados al 50 % por el Ayuntamiento y por la RFAG. Como es posible que el precio final de la obra sea menor tras la licitación pública, el compromiso de las partes es destinar el dinero sobrante a dotar a las instalaciones de equipamiento de vanguardia.

«De La Cañada ya no salen los caddies de los años setenta y ochenta del siglo pasado, sino que desde la década de los noventa la escuela municipal de golf es la cantera de jugadores masculinos y femeninos de primer nivel como Álvaro Quirós y María Parra. Gracias a este nuevo centro de tecnificación, los alumnos de la escuela sanroqueña y otros procedentes de toda España, aunque principalmente de Andalucía, podrán mejorar su juego de forma considerable», añadió Boix, quien espera que la obra esté adjudicada antes de finalizar el primer semestre de 2022, a lo que habrá que sumar los diez meses previstos de ejecución y, luego, la dotación de equipamiento.

«La previsión es que para verano de 2023 puedan haberse puesto en marcha las instalaciones. Agradezco a los presentes el haber sabido resolver los numerosos obstáculos que se han presentado a lo largo de los años», concluyó el alcalde.
 

 
«Debo agradecer especialmente al alcalde y a Ángel Gavino su labor para sacar adelante este proyecto. La Cañada sigue siendo un campo subvencionado que ha generado jugadores que luego han participado en los distintos campeonatos de España. Espero que ahora hagamos bien el trabajo para poder acabarlo en el verano de 2023. El proyecto va a ser acogido por el alumnado de La Cañada con una ilusión enorme y además será un empujón para el club», opinó Gonzaga Escauriaza, presidente de la RFEG.

«Es importante que el Ayuntamiento de San Roque, la RFEG y la RFEG vayan de la mano en este proyecto. La Cañada tiene mucho pasado y va a tener mucho futuro», apuntó Pablo Mansilla, presidente de la RFAG.

«La Cañada no sería nada sin el apoyo del Ayuntamiento y las federaciones, instituciones que siempre tendrán el agradecimiento tanto de los casi trescientos alumnos de la escuela municipal como del mundo del golf», añadió Ángel Gutiérrez, presidente del Club de Golf La Cañada.

«Estamos muy contentos por haber alcanzado la firma de este acuerdo, algo que ha llevado muchos años de trabajo. Comenzamos en 2012 y la Junta de Directiva no ha cejado en el empeño desde entonces. Cuando me incorporé al club el presidente me marcó este hito como prioritario y ahora, cuatro años después, ha cristalizado. Creo que este significativo avance marcará un antes y un después para todos aquellos alumnos que utilicen las instalaciones», concluye Ignacio Sánchez, director del Club de Golf La Cañada.
 

 
La obra saldrá a licitación por un importe de trescientos mil euros, la mitad de los cuales será una aportación del Ayuntamiento con fondos procedentes del convenio urbanístico firmado en abril de 2007 con Sotogrande SA. Los otros ciento cincuenta mil euros llegarán de la RFAG aunque, si el precio de licitación final es inferior al fijado inicialmente, la cantidad sobrante se destinará a la adquisición de equipamiento. En caso de ser necesario, el Consistorio se compromete a financiar la compra del material necesario hasta un máximo de ochenta mil euros, tal y como se aprobó en el Pleno Ordinario del pasado mes de noviembre.

La conservación y mantenimiento del centro, una vez recepcionado, serán a cargo del Club de Golf La Cañada, que también tendrá que financiar equipamiento en caso de que se exceda el precio con las cantidades consignadas por Ayuntamiento y federación andaluza. La RFAG tendrá a su disposición las instalaciones para realizar concentraciones de sus equipos, de mutuo acuerdo con La Cañada y en función del calendario anual de actividades.

En noviembre de 2018 se presentó el proyecto del Centro de Tecnificación del Club de Golf La Cañada, del que en España sólo existe otro similar en Madrid. El objetivo esencial de estas instalaciones será trabajar con alumnos desde los doce años para conseguir golfistas de élite preparados para la alta competición, así como personas capacitadas académicamente para trabajar en el ámbito del golf. El centro de pruebas dispondrá de tecnología de vanguardia en su campo, y además se contará con un importante equipo humano.

Este centro de perfeccionamiento tendrá una superficie de trescientos veinte metros cuadrados y se ubicará en la parte oeste de la ya existente zona de prácticas, próximo a la actual escuela de golf, instalación que será demolida.

El objetivo de las instalaciones es proporcionar unos espacios adecuados para las diferentes actividades que necesitan este tipo de centros, todos ellos bajo una cubierta unitaria que se va adaptando a los diferentes requerimientos de altura que son necesarios. Así, la altura de la mayoría de las salas será de algo más de tres metros pero irá creciendo a medida que se adentre a la sala de análisis de swing para proporcionar mayor altura a la zona de lanzamiento, llegando a los cuatro metros.

La instalación constará de un acceso principal con vestíbulo y recepción desde el que se accede a la zona de oficina, a un aula, a la zona de análisis de golpes y a un distribuidor para acceder a los aseos. También tendrá otras salas como almacén, archivo, un pequeño taller y una sala multiuso. La edificación estará rodeada por un acerado perimetral y contará con una pérgola exterior que enmarcará todo el frente que da directamente al campo de prácticas.