Reciente y destacado

BUTSIR apuesta por el soplete de jardín quemahierbas como alternativa sostenible para la eliminación de la maleza presente en las edificaciones e infraestructuras de los clubs de golf

Como todos los establecimientos abiertos al público, un campo de golf exige tareas de mantenimiento estético para satisfacer las expectativas de los usuarios. Aparte del cuidado del césped del recorrido, sobre el que el greenkeeper y su equipo realizan diversos tratameintos y acciones preventivas frente a las malas hierbas, es necesario acabar con la maleza que puede invadir las superficies de los espacios circundantes que componen el resort (casa club, restaurante, parking, accesos, etc.) así como los senderos pavimentados y pasarelas de piedra o cemento, paredes, muros y demás elementos de infraestructura.

El soplete de jardín quemahierbas de BUTSIR terminará con las plantas indeseadas de forma permanente mediante la eliminación térmica sin necesidad de utilizar herbicidas químicos y tóxicos. Una alternativa segura y sostenible que provoca que la planta se marchite y muera a los dos días.
 

 
Este soplete de jardín quemahierbas también sirve contra hongos, musgo y para la destrucción de plagas. Y en invierno, para derretir el hielo o la nieve acumulada.

100 % portátil ya que funciona sin cables, se alimenta con un cartucho de gas butano a la venta en ferreterías. Ligero y manejable, con mando largo ergonómico y por lo tanto comodísimo de utilizar de pie, este dispositivo BUTSIR está equipado con encendido piezoeléctrico –se activa automáticamente pulsando un botón, así que no es preciso encendedor para prenderlo-, y la llama es regulable.

Con su uso desaparecerá ese otro verdor que lleva a pensar en un cierto descuido en la gestión de las instalaciones.