Noticias destacadas

Cambia la tendencia en Abama Golf y aumentan los compradores nacionales de primera residencia en el resort

La pandemia ha generalizado el teletrabajo y ha creado la expectativa de que cuando pase lo peor de la crisis sanitaria será una opción más habitual en el futuro, especialmente para muchos empresarios, profesionales y directivos con alto poder adquisitivo. Por ello, la demanda de vivienda de lujo se ha desplazado en toda España del centro a la periferia de las grandes urbes, y en el caso de las Islas Canarias, también a las zonas turísticas, que normalmente cuentan con un mejor microclima que las ciudades y más metros para el desarrollo urbanístico de viviendas de alto standing.

Esta es una de las razones por las que el mercado inmobiliario nacional comienza a interesarse ahora en Abama Resort, un destino tradicional de segunda residencia con más de un 90 % de propietarios de origen extranjero (principalmente británicos, alemanes y belgas).

“Tras el estado de alarma hemos cerrado dos ventas con ciudadanos españoles y los nacionales lideran ahora mismo el número de ‘leads’ comerciales de nuestros productos, es decir, contactos realizados a través de Internet con usuarios interesados. Estos ‘leads’ duplican ya a los procedentes de Reino Unido, que es nuestro principal mercado. Comenzamos realizando webinars exclusivamente en inglés y por esta demanda nos hemos visto obligados a hacerlas también en español”, asegura Elodie Casola, responsable de Marketing y Comunicación de Abama Luxury Residences.

“Los compradores que estamos teniendo de origen extranjero ya conocían Abama, habían estado aquí, y se han decidido durante la pandemia a invertir buscando un refugio en caso de que una situación como esta vuelva a repetirse, un lugar ideal para establecerse con todas las comodidades. En el caso del mercado español, el perfil es distinto, ya que buscan una primera residencia, un cambio de estilo de vida. Confiamos que este segmento de mercado siga creciendo en los próximos meses y años”, añade Casola.

La compañía inmobiliaria ha realizado una profunda transformación digital tanto en el departamento de marketing como en el de ventas. El trabajo con renderizaciones digitales de cada producto permite el acceso virtual a las promociones en construcción mediante infografías o vídeos interactivos en 3D. Webinars en directo, tanto con brokers especializados, como con cualquier interesado en sus productos, también ha permitido continuar de forma activa la comercialización, a pesar de que el flujo de visitantes extranjeros ha disminuido de forma drástica en la isla, puntualiza la directiva de Abama Luxury Residences.
 

 
Con una inversión que superará a corto plazo los quinientos millones de euros, que lo convierte en el proyecto de mayor envergadura inmobiliaria de la isla, Abama Luxury Residences ha mantenido ininterrumpidamente el ritmo de construcción de sus cinco proyectos inmobiliarios en Guía de Isora con el objetivo de cumplir con las fechas de entrega y los compromisos con sus clientes. Adaptándose a la nueva normativa de protección contra el COVID-19, para que todo el personal de sus obras pudiera trabajar con seguridad, la división inmobiliaria de Abama genera actualmente más de trescientos empleos directos en el archipiélago.

En el informe de Engel & Völkers publicado a finales de marzo, donde se profundizaba en las tendencias del mercado residencial para 2020 (antes de la crisis del COVID-19), Abama Resort se posicionaba ya como el destino que ostenta en Tenerife el precio medio más elevado por metro cuadrado, con 6.500 euros/m2, por encima de otros destinos como Golf Costa Adeje (6.000 euros/m2), Costa Adeje (3.800 euros/m2), Playa de las Américas o Los Cristianos (3.400 euros/m2).

“Muchas de nuestras promociones ya se han vendido al 100 %, y en otras nos encontramos con una venta sobre plano del más del 60 %. En estos momentos Abama Luxury Residences continúa con los trabajos de Jardines de Abama, propiedades de uno a tres dormitorios; de viviendas independientes de Villas del Tenis y Bellevue; con una nueva calle para parcelas individuales donde se construirán Custom Villas, adaptadas al gusto de cada cliente; y, por último, con la construcción de La Plaza Abama, un centro comercial y de ocio que ayudará a dinamizar el destino”, indica Elodie Casola.

En Abama el precio de las propiedades parten de los 550.000 euros que puede costar un apartamento de una habitación a los cinco millones de euros o más en que se valoran las villas de lujo construidas a la medida de cada propietario.

En su construcción participan empresas canarias como el Grupo Satocan y AMV, pero la envergadura de los trabajos ha hecho que también se dé trabajo a otras de ámbito internacional como Acciona o Dragados.