Reciente y destacado

Campey Turf Care Systems, nuevo distribuidor mundial del fumigador Micro-Spray de Martin Lishman

Campey Turf Care Systems se ha ganado una sólida reputación en la industria del cuidado del césped por su innovadora gama de productos que cubre todo el espectro de tareas de mantenimiento. El nuevo Micro-Spray de Martin Lishman se encuentra dentro del espíritu de Campey de proporcionar a los clientes maquinaria de alta calidad que mejora las prácticas establecidas.

«Hemos estado trabajando en estrecha colaboración con Campey durante varios años y nos ha impresionado su alcance global en los clubs deportivos y las instalaciones de servicios. Confiamos en su capacidad para llevar Micro-Spray a diferentes mercados en nuevos países y esperamos trabajar con ellos aún más de cerca en este último capítulo de la historia de éxito de Micro-Spray», expone Joel Capper, responsable de ventas de Martin Lishman, quien confía en que Campey Turf Care Systems aumentará el perfil del Micro-Spray y lo llevará a nuevos mercados y está emocionado de continuar trabajando con la compañía.

«Los nuevos enfoques y la innovación es algo que buscamos en la maquinaria con la que trabajamos, y estamos impresionados con el enfoque de Martin Lishman para los pulverizadores compactos durante algún tiempo. Estamos muy contentos de poder reforzar una relación ya exitosa con este acuerdo exclusivo con respecto al Micro-Spray y esperamos los próximos desarrollos en su gama», añade Richard Campey, presidente de Campey Turf Care Systems.
 

 
El objetivo clave del Micro-Spray es brindar versatilidad al arsenal del greenkeeper. Una huella estrecha le permite pasar por la mayoría de las puertas y pasillos para abordar áreas de fumigación de difícil acceso.

Con un tanque de ciento veinte litros, la opción de una pluma plegable de seis boquillas de dos meteros y medio o de tres secciones de tres metros y medio con ocho boquillas y la combinación perfecta de potencia, control y manejo receptivo, el Micro-Spray es adecuado para todo tipo de campos de golf, terrenos deportivos y trabajos de jardinería.

La caja de control completa pero fácil de usar le da al operario más control sobre el pulverizador con la dirección del motor cambiable para caminar detrás o delante del pulverizador, motor de doce velocidades, selección de marcador de combate, un indicador de nivel de batería y lanza de mano opcional.

El operario puede controlar con precisión y rapidez las tasas de aplicación de pulverización, la velocidad de funcionamiento y la presión de la bomba, así como la altura de la barra ajustable y los cuerpos de boquilla de cierre independientes. Todas estas características se combinan para crear un pulverizador versátil que proporciona los mismos resultados excepcionales una y otra vez independientemente de dónde esté trabajando.