Noticias destacadas

Carlos de Linares, gerente de La Romana Golf Club, único español que alcanza la categoría CCM de directores de clubs de golf en 2018

La industria de los clubs de golf continúa prosperando en toda Europa a medida que italianos y españoles se unen a sus colegas británicos y logran el reconocimiento como directores de clubs de élite. Este año, seis gerentes lograron la mundialmente reconocida categoría Certified Club Manager (CCM) tras cinco años de estudio y un exhaustivo examen de ocho horas.

Los italianos Alessandro Napoli, Cristian Fiora y Andrea Faldella, los británicos Adam Walsh y Russell Stebbings, y el español Carlos de Linares Saez elevan el número de gerentes de clubs certificados en Europa a cincuenta y uno. De este medio centenar destaca la presencia de seis CCM españoles: Daniel Asís, Fernando Padrón, Silvia Serrano, Gabriel Sota, Alberto Iglesias y, desde ahora, Carlos de Linares.
 

 
“Para poder obtener el CCM hay que completar cuatro de los cinco cursos de programa de desarrollo administrativo de más de cinco años, asistir a las conferencias mundiales CMAA en USA y la obtención de un mínimo de trescientos créditos CMAE. El examen, íntegro en inglés, consta de ocho horas de duración diferenciado en dos partes: una primera con doscientas preguntas tipo test en cubren las diez competencias principales (contabilidad y finanzas, recursos humanos, mantenimiento, marketing, gestión deportiva, legislación, habilidades directivas, etc.) en el que es necesario al menos un 70 % de acierto en cada una de las competencias, y una segunda en la que se desarrolla de un caso práctico”, explica Carlos de Linares, gerente de La Romana Golf Club, resort perteneciente al Grupo Piñero.

“Formar parte de la familia CCM, es un sueño hecho realidad como resultado de muchos años de trabajo y dedicación. Adquirir este título no habría sido posible sin el apoyo de mi mentor y amigo Daniel Asís, siempre dispuesto a ayudar independientemente de las circunstancias, además del resto de CCM españoles. Ser CCM no es el final de una etapa, sino el comienzo de una nueva”, añade Carlos de Linares.