Noticias destacadas

Casi doscientos nuevos Técnicos Deportivos graduados refuerzan la industria del golf en España

El Centro Nacional de Golf ha sido escenario de la entrega de diplomas a los ciento setenta y ocho alumnos de los Cursos de Nivel I y II de la titulación oficial de Técnico Deportivo que han finalizado con éxito su formación. A la ceremonia han acudido diversas personalidades del ámbito del golf en particular y del deporte en general.

Enrique Martín, director de Formación de la Real Federación Española de Golf (RFEG), dio la bienvenida a los presentes al acto con unas palabras en las que quiso reconocer el esfuerzo realizado por la PGA de España en este proceso, que arrancó en 2008, y la impagable aportación de las diversas instituciones implicadas y de los distintos colaboradores, empezando por los profesores.

A continuación cedió la palabra a las diversas personalidades del mundo del deporte que han respaldado con su presencia esta ceremonia organizada por el departamento de Formación de la RFEG. Gonzaga Escauriaza, presidente de la RFEG, David Pastor, presidente de la PGA de España, Juan Carlos Pardo, responsable de Titulaciones Deportivas del Área de Formación de la Consejería de Deportes de la Comunidad de Madrid, Jaime González-Castaño, director general de Deportes del Consejo Superior de Deportes (CSD), y Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español, tomaron la palabra ante los nuevos titulados y diversos técnicos representantes de la Consejería de Deportes de la Comunidad de Madrid, así como del Consejo Superior de Deportes y de federaciones autonómicas, entre otros asistentes al acto.

Enrique Martín, antes de proceder a la entrega de diplomas, insistió en el inminente reconocimiento por parte de la PGA de Europa de los títulos de la Escuela Nacional de Técnicos Deportivos, y anunció la próxima convocatoria de cursos de los niveles I (2017) y II (2018), así como la ya conocida creación del Nivel III.

Este evento, con los ciento setenta y ocho alumnos graduados, ha constituido la primera celebración desde la constitución de la nueva Escuela Nacional de Técnicos Deportivos por parte del Departamento de Formación. Los merecedores de los diplomas acreditativos (ciento cincuenta y seis de Nivel I-bronce más veintidós de Nivel II-plata) corresponden a los Cursos de Nivel I de los años 2008, 2010, 2011, 2013, 2014 y 2016, así como de Nivel II de 2015.


 
“Ha sido una ceremonia muy emotiva, la RFEG está apostando mucho por ofrecer una formación de calidad y la gran ceremonia de hoy es una pequeña prueba del gran esfuerzo que se está llevando a cabo. Se agradece el reconocimiento a la labor de la PGA de España en el ámbito de la formación, especialmente en cuanto a la homologación del título a nivel europeo”, indica Adriana Zwanck, miembro del comité de la WPGA. “Creo firmemente en la importancia de los técnicos deportivos en la industria del golf, de nosotros depende que un potencial jugador se ‘enganche’ y también de que un jugador persevere. Creo que como profesores tenemos bastante influencia en los alumnos; en mi caso, cuando imparto un clinic, trato de transmitir los valores de golf que mis profesores me inculcaron cuando era pequeña. Un profesor de golf influye en muchos aspectos del juego, no solo en la técnica, también en el comportamiento, las reglas, los valores… Somos los que estamos en contacto con los alumnos”.

“Ha sido emocionante reencontrarse con los compañeros de promoción, he recordado todos los buenos momentos que pasamos durante los meses de formación. Muchos recuerdos, muchas anécdotas y, afortunadamente, muchos proyectos”, comenta José Juan Boissier, monitor técnico deportivo nivel I. “Para mi esta titulación significa entrar de lleno en la industria del golf, es un comienzo además de una satisfacción personal. ¡Me tenía que haber dedicado a esto mucho antes! Pero la industria del golf cambió justo después de haber terminado Ingeniería Informática, mis padres me educaron para que estudiara una carrera y el golf, en ese momento, no era un trabajo sino un medio para relacionarse en los negocios”.

“En un principio me apunté al curso de Técnico Deportivo con el objetivo de dar clases de golf pero al poco de empezar me fascinó todo lo que comprende el curso. No solo te enseñan a dar clase y a construir un swing de golf, te preparan para ser valioso para la industria del golf. La enseñanza es muy, muy completa”, expone Patricia Lobato, jugadora profesional y coordinadora de escuelas infantiles de golf. “Estoy encantada de haber realizado el curso, gracias a él comencé a trabajar en escuelas infantiles y ahí he descubierto una nueva pasión. Me motiva ayudar a los niños a crear afición y en enseñarles un deporte divertido. Actualmente tengo la competición en un segundo plano pero la mantengo presente, si te organizas bien es posible compatibilizar formación y competición”.

“La ceremonia ha estado muy bien organizada por parte de la RFEG y la mesa de autoridades ha sido de primer nivel contando con representantes de la PGA de España, del COI, del CSD, de la propia RFEG… Esta presencia significa que el proyecto de la Escuela Nacional de Técnicos Deportivos realmente funciona”, apunta Óscar Garzón, cofundador de la Escuela Playgolf. “Confío en que la RFEG continúe desarrollando mejoras en esta Escuela Nacional, especialmente aquellas que ayuden a los técnicos canarios a superar las dificultad que la distancia nos plantea a la hora de progresar en estas titulaciones con el actual sistema. Espero que encuentren vías que nos faciliten la formación”.

“Debo felicitar a la RFEG por el impecable desarrollo de este curso, un grado que no solo te prepara para impartir formación sino también para ser competitivo en la industria del golf. Soy profesor de golf y tengo facilidad para ayudar a mejorar a hándicaps bajos pero ahora, gracias al curso, también soy capaz de enseñar golf a alguien desde cero. Nuestro deporte es muy técnico y debemos conocer muchos aspectos concretos para poder aportar una formación de calidad”, opina Sixto Casabona, director de la escuela de golf del Real Club de Golf Manises. “Soy licenciado en INEF, una carrera que te enseña multitud de aspectos de muchos deportes, pero creo que sin el curso de Técnico Deportivo de Nivel I es muy difícil estar preparado para trabajar en al industria del golf. Estoy muy agradecido tanto a Enrique Martín como a Macarena Campomanes por el gran trabajo realizado y animo a todos aquellos que estén valorando realizar este curso que lo hagan, que se formen de manera continuada para no quedarse atrás. En mi caso seguramente realizaré el TD-II y el TD-III, son excepcionalmente útiles”.