Destacado

‘Cierre contable y fiscal 2021: revisión de aspectos importantes en la gestión contable del campo de golf’, por Iñigo Martín Cubillo (Alleytax)

Es tiempo de realizar el cierre contable-fiscal del año 2021 y para ello se hace necesario reflexionar sobre lo que se ha hecho y, sobre todo, sobre lo que se planificó antes de Navidad pero no pudo ejecutarse. Aún estamos a tiempo de incluirlo en la contabilidad del año 2021 y dejarlo resuelto para siempre.

Vamos a dar un paseo por el Balance para revisar las cuestiones importantes que no debemos pasar por alto analizando en cada grupo dónde “no hay que perder calle”. La gestión contable de manera ordenada contando con un Cuadro de Mando sencillo es una fuente de control del campo de golf. En Alleytax somos especialistas en la gestión contable de PYMES que gestionan campos de golf.
 

Cuentas Grupo 1. Financiación Básica.

Atención que la cuenta ‘Otras aportaciones de socios’ puede dar lugar a una contingencia fiscal si hay desequilibrio interno en la cuenta. Es decir, en esta cuenta debe mantenerse una equivalencia económica y de titularidad entre los socios antes y después de la aportación.

La cuenta ‘Resultados pendientes de distribución’ debe estar cancelada desde junio al haber traspasado los resultados de 2020 a la cuenta de reservas correspondiente.
 

Cuentas Grupo 2. Activo no corriente.

Interesante llevar al día la cuenta ‘Préstamos con entidades vinculadas’ que debe documentarse y registrar contablemente el correspondiente ingreso y gasto por los intereses en cada una de las sociedades vinculadas.
 

Cuentas Grupo 3. Existencias.

Es necesario regularizar la cuenta ‘Existencias’ y revisar el margen bruto para verificar la correcta contabilización de ventas y compras de mercaderías comparándola con el margen bruto de ejercicios anteriores para que resulte uniforme.

Muy importante recordar que Hacienda sólo admite “deterioro de existencias” de bienes muebles por el deterioro individualizado elemento por elemento. No es posible deducir fiscalmente el deterioro genérico de diversos elementos por una apreciación en conjunto.
 

Cuentas Grupo 4. Acreedores y deudores por operaciones comerciales.

‘Proveedores o acreedores’ impagados según la contabilidad, donde se hace necesario que en la contabilidad no existen saldos de proveedores o acreedores que no consten pagados por un mero error contable, pues Hacienda computa fiscalmente como un ingreso del ejercicio las deudas inexistentes o que no sean reales.

‘Proveedores o acreedores que sean empresas vinculadas’ es necesario, en determinados casos, incluir la información en el modelo de operaciones vinculadas que se presenta en noviembre del año siguiente.

‘Acreedores por prestación de servicios’ donde haya subcontratación o ejecución de obra es necesario obtener el correspondiente certificado de estar al corriente de obligaciones tributarias del subcontratista.

En las cuentas de “clientes”, muy importante provisionar el saldo de impagados y verificar si se cumplen los requisitos para que el gasto de la provisión individual sea fiscalmente deducible o que pueda aprovecharse la deducción del 1 % del saldo global de clientes no cobrados a 31 de diciembre de 2021.

Además, puede activarse el mecanismo de devolución del IVA devengado e ingresado en trimestres anteriores y que no se haya cobrado al cliente, que tiene unos plazos muy rigurosos para su reclamación.

En las cuentas de gestión ‘Administraciones públicas’, muy importante cuadrar la cuenta de IVA devengado y soportado con el libro de facturas emitidas y recibidas, que deben coincidir con las cifras declaradas en los modelos de liquidación trimestrales de IVA; así como la cuenta de retenciones de IRPF en el pago de nóminas y el correspondiente modelo trimestral y resumen anual de retenciones.
 

Grupo 5. Cuentas financieras.

En este grupo es importante cancelar contablemente la cuenta de partidas pendientes para no arrastrar saldos al año siguiente que no esté bajo control; cuadrar y saldar cuentas transitorias de fianzas o tesorería operativa o reclasificar créditos o deudas en el Balance.
 

Grupo 6. Compras y gastos.

Muy importante, para el cierre, revisar que no hayamos contabilizado gastos que se correspondan con ejercicios posteriores o gastos que procedan de ejercicios anteriores cuya contabilización posterior produzca menor tributación comparativa entre los ejercicios.

En cuanto a los gastos por “servicios exteriores de empresas colaboradoras extranjeras” es muy importante confirmar que se haya ingresado en su caso en Hacienda la correspondiente retención del Impuesto de No Residentes (IRNR), exigible a la empresa española pagadora de la factura a la empresa extranjera colaboradora.

En cuanto al gasto por “transportes de mercancías al almacén”, es necesario activarlo como mayor valor de existencias. La “periodificación de gastos” pagados en el ejercicio, que se devenguen en ejercicios posteriores como, por ejemplo, los seguros. La deducción fiscal de “gastos de publicidad y relaciones públicas” por un importe máximo del 1 % de la facturación anual.

Importante revisar los “gastos financieros de préstamos participativos”, que no son fiscalmente deducibles y por último la dotación a “amortizaciones”, que debe ajustarse al período anual y no debe superar los límites de deducción fiscal.

Muy importante conservar el Libro de bienes de inversión donde anualmente se revisará la evolución de las amortizaciones que no suceda el caso de bienes cuya amortización supere el valor contable.

Por último, debemos confirmar que no son deducibles los gastos contables que supongan una retribución a los fondos propios, los donativos o liberalidades, multas sanciones y recargos, etc.
 

Grupo 7. Ventas e ingresos.

Importante, en este capítulo, al igual que en el reflejo de los gastos, confirmar la imputación temporal de ingresos según el criterio de devengo con independencia de la fecha de cobro. Así como revisar el criterio de “operaciones que se cobran a plazos” de forma fiscalmente eficiente.

Importante siempre cuadrar los ingresos contables con la cifra de facturación por IVA en el ejercicio e imputar en el ejercicio correctamente los ingresos por subvenciones o ayudas recibidas.

En cuanto a otros beneficios fiscales extracontables, muy interesante aprovechar la Reserva de Capitalización que se instituye como un beneficio fiscal definitivo siempre y cuando se cumplan las condiciones, mientras que la Reserva de Nivelación constituye realmente un préstamo a devolver que no es tan interesante por tratarse de un mero diferimiento de impuestos.
 

Iñigo Martín Cubillo es socio fundador de Alleytax.