Noticias destacadas

‘¿Cómo esta afectando al deporte el COVID-19 y en concreto al sector del golf en España?’, por Chema Sans

Quiero exponeros mis sugerencias, recomendaciones y prepararnos para salir a los nuevos escenarios, pensando en positivo con fuerza y convicción de ganar esta batalla a esta maldita pandemia que nadie esperaba que siga matando a tanta gente a pesar de todas las medidas tomadas y la lucha diaria de miles de compatriotas que todos los días se juegan su vida para salvar otras. A todos ellos, mi solidaridad y respeto.

Hablemos del golf del futuro, de cómo lo vemos desde nuestro confinamiento, en un debate de ideas y posibles soluciones de este juego que tanta gloria ha dado a España, de su importancia social y económica, un pilar de apoyo esencial y complementario al turismo que volveremos a liderar quizás de otras maneras más sostenibles tan fundamentales para levantar todas las capacidades de nuestro país. Con fuerza e ideas saldremos de este infernal túnel y ojalá pronto podamos recuperar todos recuperación de nuestras vidas lo antes posible.

El sector del golf en España cuenta, según datos de la RFEG, con trescientos cincuenta y ocho campos, algunas otras instalaciones complementarias, unos once mil empleos directos y genera miles de empleos indirectos. El año pasado vinieron a España, según los datos del INE, casi ochenta y cuatro millones de turistas que se gastaron algo más de noventa y dos mil millones de euros. De ellos, un millón doscientos mil jugaron al golf y se dejaron mil trescientos millones de euros. Como dato significativo, el turista que viaja a Canarias para practicar golf gasta mil setecientos euros en casi diez días de estancia, una cifra que supera en más de quinientos euros por persona a la media del turismo general fijada en mil ciento cincuenta y cinco euros. El golf español concluyó el año 2019 con doscientos setenta y un mil federados (mil quinientos de ellos, profesionales), según los datos del recuento oficial realizado con fecha de 31 de diciembre que publica la RFEG.

El pasado 15 de marzo se ordenó, por parte del Gobierno en España, la suspensión de la apertura al público de instalaciones deportivas mediante el Real Decreto 463/2020 declarando el estado de alarma. Esta situación temporal se podía alargar unas semanas más, ampliando el Gobierno el pasado martes el estado de alarma hasta el día 11 de abril. Es un momento de cerrar filas, estar unidos y ser solidarios entre todos jugadores, campos, amigos y diferentes estamentos que componemos esta gran familia. A pesar de la incertidumbre, hemos de permanecer activos.

El golf debe, y puede, esperar por el momento debido a la gravedad de la pandemia, pero no olvidemos que ayuda mucho para cuando salgamos de la recuperación junto al resto de los deportes y podamos empezar a practicarlo cuando volvamos a la normalidad.
 

 
Los clubs privados, campos comerciales y resorts ya se han ido ajustando estos últimos días a la gravedad de la situación tomando medidas correctoras tanto en lo económico como en lo laboral.

A los clubs comerciales, los que llamamos de pay & play, que no tienen socios de pleno derecho, les supone un golpe directo a la línea de flotación ya que en estos momentos carecen de ingresos directos que se reflejen en sus cuentas de explotación. Los campos comerciales que tienen modelos de gestión mixtos pueden llegar a tener ingresos de abonados de un 24 % de sus ingresos, algunos generados a principios de año y otros que se abonan mensualmente.

En muchos de los campos sociales un 70-80 % de sus ingresos provienen de las cuotas sociales y los restantes son alquileres, buggies, eventos, etc., a excepción de algunos casos de campos que en su día optaron por implantar estrategias alternativas tras la crisis que sufrió el sector en el año 2008 debido al boom de resorts que se hicieron con la burbuja inmobiliaria poco sostenibles.

Muchos campos se han acogido a ERTE temporales. La norma general es que, en algunos de ellos, hayan dejado fuera de estos a directores, miembros de otros departamentos y de la plantilla de greenkeeping ya que el campo se tiene que mantener en un estado óptimo para cuando se vuelvan abrir. Si no fuera así, el coste será muchísimo mayor. Un ejemplo: si dejamos crecer mucho el rough costará recuperar las calles, podemos perdemos los greens si no los tratamos y cortamos. Las consultas que he podido realizar algunos head greenkeepers indican que están trabajando con equipos de mínimos (corte y riego) pero muy pocos siguen con su plantilla habitual hasta que la situación lo permita.

El Gobierno aprobaba el pasado sábado que no se puedan realizar despidos por causas relacionadas con la pandemia del COVID-19. Ayer domingo publicaba el BOE que determinadas actividades estarían exentas del cese de actividad laboral. El golf debe seguir manteniendo sus instalaciones a mínimos aunque que su actividad comercial esté totalmente parada.

Los profesionales autónomos que trabajan en el sector (maestros, jugadores, monitores, periodistas, asesores, etc.) son como hemos visto una parte importantísima para el crecimiento del golf y su difusión tanto España como en el exterior y a la que debemos apoyar nada más salgamos de esta pandemia. El Gobierno ha aprobado un paquete de medidas para los autónomos para este mes de abril recogidos en el Real Decreto-Ley 8/2020 de 17 de marzo.
 

 
Estas son algunas recomendaciones que quisiera compartir y espero os puedan ayudar en estos momentos.

  • Mantener comunicaciones desde la dirección de los clubs con su equipo humano, tanto con la parte del equipo que está activa como con la que no lo está. hay que mantenerlos motivados. No es fácil en estos momentos ya que en donde unos están trabajando hay riesgo, otros no, y otros han cogido vacaciones. Cada empresa o instalación tiene sus particularidades pero tenemos que tener mucha empatía y cercanía con nuestros equipos. Hay que hacer piña. Hay que liderar esos equipos. ¡Fuerza, compañeros!
  • Los empleados que no estén activos pueden también realizar alguna formación on line en este tiempo ya que posiblemente se alargue el estado de alarma por más tiempo.
  • En cuantos a los campos, si fuera posible posible, sería buena idea realizar trabajos que no se pueden hacer durante el año con el campo abierto. Muchos campos han aprovechado para realizar pinchados estos días, pequeñas obras menores, etc. Se ha de mantener los equipos divididos por turnos si se pudiera, manteniendo las distancias de seguridad, trabajando en turnos mañana y tarde para evitar concentración de personas al máximo, o trabajar una semana sí y otra no.
  • Hay algunas instalaciones donde el mantenimiento del campo está subcontratado, en ellas sugiero mantener un mínimo de conservación para no perder el estado inicial.
  • En los clubs donde hay mantenimiento de casa club, que es también muy importante, si trabaja una persona sola es importante evitar determinados trabajos como los de albañería u obras menores, ya que estando solos podemos tener accidentes laborales. En estos momentos los hospitales están saturados y ayer mismo el Gobierno ha endurecido las medidas ampliando el decreto de no realizar actividad laboral si no es esencial. No hay que olvidar que, a pesar del estado de alarma que tenemos, la propiedad privada tiene que mantener por encima sus libertad de acción siempre que no contravenga los decretos actuales.
  • A nivel comercial contactar con agencias y touroperadores, informarles de la situación del cierre temporal, revisar la política de reservas y cancelaciones de cada campo, y contactar con la patronal hotelera ya que muchos acuerdos y paquetes están sujetos a la reapertura de los hoteles y pendientes de la reapertura del espacio aéreo.
  • Mantener una comunicación constante con todos nuestros departamentos de food & beverage. Es importante si lo tenemos subcontratados ya que también habrán realizado un ERTE. Hemos de intentar estar muy pendientes de posibles cambios en decretos respecto a cualquier asunto relacionado con temas alimenticios o de eventos, comedores, etc. En el caso que el club lleve la explotación directa de la restauración también tiene que planificar todo para la reapertura.
  • Planificación comercial para golfistas del mercado nacional. Muchos campos tienen que definitivamente abrirse al exterior, habrá un cambio de escenario por unos meses donde el mercado local toma importancia.
  • Revisión de los planes estratégicos de los clubs de uno a tres años, así como de las posibles afectaciones a las inversiones. Algunos campos ya han optado por parar sus inversiones de este año. Determinados campos que albergan torneos profesionales o federativos ya cancelados no los podrán reubicar, la comunicación con federaciones autonómicas es muy importante.
  • Mantener la página web activa en los idiomas de los países emisores de golfistas, intentar tener un banner informando del cierre actual por el COVID-19, uso responsable de redes sociales, correos electrónicos y mediante publicaciones que tenga contenido de calidad. Es importante mantener una conexión emocional con los socios y abonados, sobre todo con nuestros seniors que son la mayoría de socios en campos sociales.
  • Hay algunos clubs que están llamando a sus socios para ver como están, una medida estupenda, mantienen conversaciones con ellos de golf, es un momento de empatía importante.
  • Ideas como diseñar medidas para la reapertura, como mayor distanciamiento de la esterillas de prácticas, de las mesas del restaurante, prepararse para un desinfección masiva de las instalaciones, nuevos paquetes de golf.
  • Los clubs y empresas que han establecidos conexiones digitales o sistemas de teletrabajo similares estas semanas tendrán que estudiar la productividad de los mismos y revisar los procedimientos ya que pueden ser aplicables en un futuro. En nuestro sector necesitamos mejorar el customer service pero habrá determinados puestos en la parte de dirección, administrativa, marketing u otros que determinadas horas podrán teletrabajar. Algunos ya lo hacen pero fuera de su jornada laboral. Tras esta experiencia de teletrabajo la relación laboral entre el empleador y empleado en el futuro va a cambiar, por eso tiene que haber un equilibrio entre la vida personal y el trabajador en cuanto al teletrabajo. Esos problemas se acabarán resolviendo, así como las fórmulas de compensación. Por otro lado, la inteligencia artificial ya está se implantando chips a empleados en su cabeza para realizar ese control; si el control horario ha costado implantarlo, esto tardará un tiempo.
  • Respecto a los clubs sociales, los asuntos más sensibles son el cobro de las cuotas sociales, posibles reembolsos o rebajas en las mismas.
  • Si el escenario se prolonga, los clubs deberán barajar diferentes escenarios.
  • Como socio activo de un club recomiendo pagar la cuota completa mientras la situación lo permita; si nuestra situación personal no permitiera que la pudiéramos abonar, recomiendo contactar con la dirección o administración para exponer la situación. Todos los clubs deberán de ser flexibles en estos momentos, también hemos de mantener el mayor activo de los mismos que es el personal, masa social y sus instalaciones (campo, casa club, etc.).
  • La labor Juntas Directivas y directores es muy importante, deben comunicar a la masa social y empleados las medidas que está tomando tanto de gestión como económicas y laborales usando criterios de transparencia.
  • Por esos insistimos en que tienen que estar más activas que nunca, porque tienen un cometido difícil cada miembro de la Junta Directiva en su ámbito. La toma de decisiones debe ser consensuada y meditada ya que ello puede afectar al futuro del club.
  • Hay que diseñar programas específicos para clubs con paquetes importantes de fidelización y descuentos si hubiese que aplicarlos.
  • Para las pro-shop de club que ahora no pueden vender on line se recomienda preparar una oferta agresiva de venta para la apertura, dar salida al stock que tengamos. Los campos que tienen las tiendas en outsourcing también tendrán que colaborar con sus partners en lo que se refiere alquileres. Estudiar vender on line si se pudiera con descuentos a los socios y enviar a domicilio una vez se rebajen las medidas de confinamiento y con programas de fidelidad.

 

 
Por otro lado, a aquellos es que estáis en procesos de selección de trabajo en el sector quisiera animaros también. Os sugiero unas recomendaciones para futuras entrevistas, aparte de aprovechar para tener vuestras competencias profesionales bien estructuradas en vuestros CV personales. Los reclutadores van a tener en cuenta lo que hayáis hecho durante este periodo de confinamiento si se alargara mucho, asuntos como vuestra organización del día a día, si habéis realizado alguna labor de voluntariado on line, si tenéis experiencia en teletrabajo, etc. ¿Cómo habéis llevado el tiempo confinado? Os preguntarán por los problemas que habéis tenido y cómo los habéis solucionado así como los conflictos, si habéis aprovechado para reciclaros con formación on line y, finalmente, si habéis mantenido contacto con miembros de la industria, lo que habéis aprendido en dicho periodo, las barreras que habéis tenido y lo que habéis visualizado.

Cuando abran los campos será un éxtasis colectivo para los amantes del golf en España. Aquellos campos que estén bien provisionados resistirán mejor estos meses ya que tienen unos presupuestos equilibrados, masas sociales estables, unos sistemas de digitalización integrados, podrán aplicar un plan de contención del gasto de aquí al final del año, buscar formas de integrar nuevos socios y nuevos jugadores, abrir sus instalaciones al exterior, etc. Siempre que tengan un plan de actuación definido para estos meses saldrán adelante mucho más rápido. Es un momento donde ya no gestionamos el presente, porque no hay, el pasado lo dejamos atrás momentáneamente ya que no es tiempo de romanticismo. Hemos de pasar a la acción, nuestro presente es el futuro.

En el golf siempre hemos organizado eventos solidarios, haremos torneos para combatir esta pandemia y sus afectados. Nuestros queridos mayores se están llevando la peor parte en esta lucha contra la pandemia, lo recordaremos, ellos han levantado este país con mucho trabajo y esfuerzo.

El sector ha colaborado estos días a través de los campos, iniciativas como la cesión de maquinaria para desinfección en ciudades, donaciones de equipos EPI y muchísimas donaciones desinteresadas de otros campos en sus comunidades autónomas. Los jugadores profesionales Sergio García y Sebastián García Rodríguez se unían al reto de Pau Gasol y Rafa Nadal de conseguir once millones de euros a recaudar por deportistas españoles para los afectados por el coronavirus a través de la Cruz Roja.

Quiero agradecer a los directores y head greenkeepers (algunos han sido mis compañeros) por dedicarme su tiempo amablemente para explicarme la situación de cada uno en sus campos y ponerme a su disposición para cualquier asunto que precisen. Reitero mi agradecimiento a todos los servicios sanitarios del país, médicos, enfermeras, transporte, ejército, a los departamentos de limpieza, policía, bomberos, personal de supermercados, farmacias, su labor estos días, mostrar mi agradecimiento en este escrito.

Para despedirme quiero animar a todos los compañeros que componen la gran familia del golf recordando que el golf tiene unas reglas. La única regla que se nos pide aplicar ahora es la de #quedateencasa. Pronto estaremos todos haciendo pares, bogeys, doble bogeys e incluso algún birdie… tenemos derecho a soñar.
 

Chema Sans es miembro de la Asociación Española de Gerentes de Golf.