Noticias destacadas

‘Cómo estamos viviendo en el Reino Unido el ‘lockdown’ de los campos de golf’, por Iker Orue Alda

El 24 de marzo, como consecuencia de la crisis sanitaria generada por el Covid-19, se estableció el lockdown en Reino Unido y los campos de golf cerraron sus puertas. El Gobierno británico por su parte declaró que el mantenimiento “esencial” de los campos estaba permitido. Sin embargo, los greenkeepers no fueron considerados trabajadores esenciales y la industria del golf en su conjunto pidió aclaraciones sobre el significado de “mantenimiento esencial”, un concepto sujeto a distintas interpretaciones.

Por ello, la British and International Greenkeeper Association (BIGGA), junto con muchas asociaciones más de greenkeepers de todo el mundo y organizaciones como The PGA, GMCA, y la Royal and Ancient (R&A), han trabajado sin descanso para afrontar esta situación sin precedentes.

Fue así como la BIGGA y la R&A, junto con el apoyo de la industria británica del golf, aunaron esfuerzos para definir el concepto de “mantenimiento esencial” y publicar una guía con las operaciones de mantenimiento consideradas esenciales a llevar a cabo durante esta primera etapa del lockdown, destacando que la prioridad es la seguridad y salud de los trabajadores.

La R&A aclara que el objetivo de esta guía es dar las pautas para un mantenimiento que facilite que el campo regrese a una condición jugable de forma rápida, en lugar de los meses que podrían hacer falta para obtener esa jugabilidad, caso de no realizarse los trabajos de mantenimiento por un período prolongado.

De esta forma, la jugabilidad de los campos quedaba en un segundo plano siendo la prioridad mantener la planta viva, sana y fácilmente retornable a condiciones de juego. La guía está sujeta a cambios y actualizaciones acordes a las necesidades de los campos conforme avance la primavera mientras el lockdown se mantenga, respetándose siempre las directrices del Gobierno.
 

 
Habiendo contactado con Alistair Beggs, responsable del equipo de agronomía para los campeonatos nacionales británicos y The Open Championship, me transmitió su satisfacción por los resultados obtenidos en la elaboración y posterior aplicación de la guía en diferentes países, añadiendo que inevitablemente también han estado sujetas a interpretaciones. Así mismo lamentó la cancelación del Open 2020 reconociendo a su vez la necesidad de ‘esta decisión y animando a todos los involucrados en el sector a que sigamos trabajando con entusiasmo y profesionalidad. “Habrá más Opens”, me dijo.

De igual modo pregunté a greenkeepers y head greenkeepers de Wentworth, Gleneagles, Brocket Hall y otros clubs significativos, así como a varios de nuestros clientes, sobre cómo acogieron la guía y cómo la estaban llevando a cabo. La mayoría de los clubs han reducido sus plantillas de mantenimiento a las consideradas mínimas para realizar las tareas esenciales.

Casi todos coinciden en seguir la guía y en realizar los cortes de greenes tres veces por semana como máximo, cortes de tees y calles una vez por semana, rough una vez cada dos semanas, riego y fertilización en casos específicos y necesarios para mantener la planta viva así como la aplicación de fitosanitarios en casos de necesidad. En consecuencia, numerosos clubs han optado por incrementar las alturas de corte para evitar situaciones que no se pueden atender apropiadamente.

La guía elaborada y publicada por BIGGA junto con la R&A se puede descargar aquí y la guía elaborada por Dr. Tim Lodge, propietario y director de Agrostis Sports Surface Consulting, elaborada a petición de los clientes de Agrostis, puede ser descargada aquí.

Están siendo momentos complicados para el sector pero, a su vez, la respuesta por parte de los implicados directos está siendo ejemplar. ¡Ánimo, compañeros, que de esta saldremos!
 

Iker Orue Alda es ingeniero agrónomo en la consultora Agrostis Sports Surface Consulting.