Noticias destacadas

‘Cómo hemos afrontado la crisis del coronavirus COVID-19 en el Real Club de Golf de Las Palmas’, por Javier Suárez Fuentes

Arnold Palmer solía decir ‘Esfuérzate al máximo, incluso cuando las circunstancias sean desfavorables’. Las circunstancias actuales son muy desfavorables así que tendremos que esforzarnos al máximo. Nadie estaba preparado para una aventura de esta magnitud. Las reglas del juego han cambiado totalmente y especialmente para algunos sectores como el turismo de golf. Nos toca resetear y partir de cero, es un nuevo reto para todos.

A nosotros, los gerentes de clubs, como líderes de equipos humanos, nos toca trasmitir tranquilidad, confianza y planificar estrategias que consigan salir de esta situación de alarma y dar soluciones de futuro.

Seguramente todos los gerentes de clubs sociales, campos comerciales y resorts de golf de toda España habremos estado haciendo lo mismo desde hace unas semanas pero he querido compartir cómo lo hemos estado haciendo desde el Real Club de Golf de Las Palmas por si nuestro trabajo pudiera ser de ayuda a compañeros del sector.

El escenario cambia a diario, por lo tanto se hace necesario que los canales de comunicación con la Junta Directiva, los socios, las federaciones (RFEG y regionales), las asociaciones (AECG, AEGG, AEdG y PGA) y los proveedores, se mantengan abiertos y con un constante fluir de información en todas direcciones.

Las medidas adoptadas en el Real Club de Golf de Las Palmas, fundamentalmente, se pueden reducir a cuatro grandes grupos: recursos humanos, área social, área económica y reapertura escalonada.

En lo relativo a recursos humanos hemos impartido formación a nuestro personal acerca de las medidas de seguridad e higiene en cada puesto de trabajo centrándonos en la manipulación de herramientas, maquinaria, etc. Hemos dotado al personal de medios individuales de protección y desinfección, de igual manera en los accesos a los puntos de reunión, almacenes, talleres, etc. se han instalado soportes con desinfectantes.

Continuando con los servicios mínimos de mantenimiento en el campo hemos pinchado greens, tees y calles. Y estamos realizando pequeñas mejoras y estudiando otras con el objetivo de ofrecer el mejor de los clubs a nuestros socios y visitantes.
 

 
Desgraciadamente, y por razones obvias, nos hemos visto en la necesidad de realizar un ERTE parcial en el club por causa de fuerza mayor. En todo momento, y desde la gerencia, se ha estado al lado del empleado y se ha explicado individualmente su situación en la que vive el club y las circunstancias personales de cada empleado. Fruto de esto todos los puestos que puedan ser productivos se han mantenido como administración (teletrabajando), vigilantes de día (personal del servicio técnico que adelante trabajos y realiza las tareas de mantenimiento de las instalaciones), vigilantes de noche, limpieza y un equipo reducido en el mantenimiento del campo. Todo ello con el fin de atender de la manera más precisa las necesidades de nuestro club.

Como apuntaba antes, la información es vital en estos momentos. Las reuniones de Junta Directiva se desarrollan entre una y dos veces por semana de forma on line, algo inédito en los casi ciento treinta años de historia de nuestro club. La próxima reunión se celebrará después de Semana Santa.

De la misma manera mantenemos una comunicación permanente con los socios a través de emails, tanto del presidente como de la Junta Directiva, explicando las decisiones que se han ido adoptando, algo que continuaremos haciendo.

También informamos a los socios a través de redes sociales y de la página web mostrando fotos de los trabajos que estamos ejecutando para mantener nuestras instalaciones con los medios que disponemos. Con este material gráfico hemos producido un vídeo para dar las gracias a los socios y empleados (tanto los que trabajan como los que están en casa) y queremos difundir un nuevo vídeo para la esperada apertura trasmitiendo la seguridad e ilusión que tenemos para poder seguir practicando nuestro deporte preferido.

En materia económica hemos perdido todos los ingresos extras del club y barajamos diferentes escenarios sobre el comportamiento de las cuotas de los socios. Para estar preparados para esto hemos solicitado créditos ICO para poder financiarnos hasta fin de año. Es clave tener una hoja de tesorería hasta fin de año adelantando los posibles escenarios económicamente negativos y así confeccionar un plan de acciones a tomar para la contención del gasto con la menor pérdida de servicios posibles.
 

 
Con respecto a la apertura escalonada nos encontramos preparando un protocolo de actuación para socios, visitantes y personal que explique las nuevas normas de funcionamiento (saber lo que está y no está permitido en cada una de las fases de reapertura).

No debemos olvidarnos de la vuelta a la normalidad, algo que a todas luces parece que será relativamente tarde. Llegará y por fases, por lo que hemos establecido cuatro niveles:

  • Nivel 1 : Solo recepción y cuarto de palos (baños). Solo golf.
  • Nivel 2: Apertura parcial de la casa club (sin servicios).
  • Nivel 3: Apertura de la casa club con implantación de servicios de forma escalonada según nos permitan las autoridades. Servicios cafetería (solo para llevar), torneos deportivos, gimnasio (uso limitado), guardería de niños, eventos sociales clases colectivas, comedor, etc.
  • Nivel 4: Vuelta a la normalidad pero con medidas de control sanitario.

Empecé haciendo referencia a un grande del golf y quiero terminar con una frase del mejor jugador español y un grande del golf mundial, Severiano Ballesteros: ‘Cuando todo esto acabe diré “Bueno, algunas cosas las hice bien, otras mal y otras resultaron regular, pero lo intenté, di todo lo que tenía”‘.

Es el momento de dar lo mejor de nosotros y trasmitir confianza a nuestros socios y visitantes. Está claro que todos perderemos muchas “plumas” en este complejo periodo de alarma, incluso algunos perderán seres queridos, que eso sí es lo realmente importante.

Como digo siempre, hemos de aprender de todo lo que ha pasado para salir reforzados y estar más preparados y organizados para nuestro futuro profesional y, por supuesto, el del club.

Muchísimo ánimo a todos y no olviden cuidar de lo más importante de todo, ¡nuestras familias!
 

Javier Suárez Fuentes es gerente del Real Club de Golf de Las Palmas.