Destacado

Destacada presencia femenina en el equipo de mantenimiento del campo del Real Club Valderrama durante el reciente Estrella Damm N.A. Andalucía Masters

El equipo de mantenimiento del campo del Real Club Valderrama, reciente sede de la octava edición del Estrella Damm N.A. Andalucía Masters, destaca por la experiencia acumulada en veintiocho torneos del DP World Tour, entre ellos la Ryder Cup de 1997, y por un cuarteto femenino único en la industria del golf formado por María Dolores, Estefanía, María y Nancy.

Como explican las cuatro mujeres del equipo de casi treinta personas liderado por Adolfo Ramos, se ocupan de cortar calles, fumigar, cortar algunos greens, secar el campo con la turbina de aire, recortar las placas de las áreas de salida, recebar, limpiar vaguadas, cortar setos, prácticamente todas las labores de mantenimiento de un campo de golf.

«Aprender día a día todo lo que se va haciendo en un campo con este nivel de exigencia ya es mucho. Es un privilegio trabajar al aire libre en un campo de golf, aunque no lo practico porque tengo muy mal perder», comenta Estefanía, originaria de El Tesorillo (Cádiz), quien cambió la enfermería por la jardinería.

Hace quince años, Estefanía siguió el ejemplo de las también gaditanas María, con veinticinco años de experiencia, y María Dolores, la más veterana del grupo, quien se incorporó en 1988 a Valderrama para “quitar las malas hierbas que no podían quitar los hombres” por ser un trabajo más delicado y detallado.
 

 
«Disfruto con lo que hago, con el tipo de trabajo, el compañerismo, el estar al aire libre. Es muy bueno que vayan viniendo más mujeres y se crea una relación fantástica», comenta María Dolores, quien lleva tres años disfrutando de las labores en el campo después de tres décadas preparando comida para el equipo.

María Dolores, María y Estefanía han recibido con los brazos abiertos a Nancy, de origen ecuatoriano, incorporada hace seis meses a la plantilla. “Aquí hago de todo, estoy aprendiendo a cortar calles y arreglo bunkers”, comenta Nancy, antes de explicar el proceso metódico de rastrillado del casi centenar de trampas de arena de Valderrama.

Adolfo Ramos, head greenkeeper del Real Club Valderrama desde 2010 tras pasar por Estados Unidos y Reino Unido, no conoce ningún otro equipo de mantenimiento de campo con cuatro mujeres. Todavía recuerda cuando entró a hacer prácticas en Valderrama hace dos décadas, y tanto María Dolores como María le enseñaron a cortar.

«Al final, las mujeres son parte de la plantilla, ni mejores ni peores, son una más», señala Adolfo y refrenda Kelly, ingeniera agrónoma de origen brasileño y trabajadora de Atalaya Golf Country Club. “Me gusta aprender la forma de trabajo, la técnica y me llevo una experiencia muy interesante”, comenta Kelly, quien ejerce de voluntaria y quinta mujer en el equipo para esta semana.

Como explican ellas mismas, después varias décadas de experiencia, las mujeres del equipo de mantenimiento del Real Club Valderrama han vivido más torneos y ‘pasado más cortes’ que muchos de los participantes en el Estrella Damm N.A. Andalucía Masters.