Destacado

El centro comercial El Boulevard conectará las dos zonas comerciales de La Manga Club creando un paseo natural para los viandantes

El Boulevard es fruto de la colaboración de tres prestigiosos arquitectos de la Región de Murcia, Carlos Javier Martínez Ruiz, Ignacio García-Martos y Rafael Amat Tudurí, quienes han unido nuevamente sus mentes creativas, tras desarrollar varias promociones residenciales de éxito en el destino.

«Nuestro planteamiento, dada la situación de la parcela, ha sido que El Boulevard funcione como elemento conector de los dos espacios comerciales que ya existen en La Manga Club, Las Sabinas y La Plaza, dándoles una continuidad, de forma que aunque mantengan cada uno su identidad propia, nuestro proyecto unifique el concepto y la oferta de restauración, ocio y compras en el destino», señala el arquitecto Carlos Javier Martínez Ruiz, de CMR Arquitectura.

Actualmente, el centro comercial y de ocio más cercano a La Manga Club es el Espacio Mediterráneo, en Cartagena, que se encuentra a unos veinte minutos en coche. El resto de la oferta está aún más alejada, en el entorno de Murcia, Águilas o Lorca, a alrededor de una hora, con lo que el conjunto dará respuesta a las necesidades de este resort que ya ha cumplido cincuenta años y cuyos usuarios son mayoritariamente británicos.
 

 
El centro comercial El Boulevard, tal y como ha sido proyectado por sus artífices, será un moderno y lujoso centro comercial de dos plantas que estiman acogerá dieciséis locales modulares (el número final de establecimientos se sabrá tras culminar las ventas, ya que los propietarios podrán adaptar su dimensión a sus necesidades, pudiendo unificarse varias unidades). La mayor parte, catorce, se situarán en la planta baja, con establecimientos de entre setenta y ochenta metros cuadrados. Los otros dos se situarán en la primera planta, con un acondicionamiento más adecuado para la restauración, con locales de mayor amplitud, de algo más de ciento cincuenta metros cuadrados, y terrazas de uso privativo de trescientos metros cuadrados aproximadamente.

«Este centro comercial pretende ser un punto de encuentro para quien quiera disfrutar de los escaparates y las conversaciones de café a un paso de todo. Al estar situado justo al lado de The Racquets Club, el centro de tenis con veintiocho pistas de tenis y pádel y un gimnasio que ha renovado sus instalaciones recientemente, se espera que los usuarios al complejo puedan también disfrutar de él antes o después de su práctica deportiva», argumenta Martínez Ruiz, que en su trayectoria profesional de más de veinticinco años como arquitecto ha firmado grandes obras residenciales, turísticas e institucionales en La Región.

«El Boulevard será el gran escaparate de la zona, ya que los establecimientos dan la cara a la vía de acceso, con amplias zonas de exposición, y con un gran aparcamiento frontal, lo que supone una mejora competitiva con respecto al resto de áreas comerciales, mientras que los servicios que apoyan a los establecimientos estarán ocultos visualmente al público, en la trasera», explica.

La inversión aproximada de la obra asciende a tres millones y medio de euros. Se trata de un proyecto que generará entre sesenta y setenta puestos de trabajo directo e indirecto durante su ejecución. Una vez finalizado, La Manga Club Properties estima que la creación de empleo de esta promoción rondará las setenta personas, entre los empleados de los locales comerciales y el personal encargado de la gestión y el mantenimiento de las villas y apartamentos turísticos.

«Así como el comprador inmobiliario a nivel residencial en La Manga Club tiene un marcado perfil británico (en torno a un 85 %), es también verdad que ese perfil se vuelca hacia emprendedores nacionales a la hora de adquirir locales comerciales. Nuestra previsión es que esta pauta se replique en El Boulevard, y que alrededor del 80 % de los compradores del centro comercial sean españoles que monten un negocio para dar servicio y respuesta a las demandas de las comunidades residenciales y de los viajeros que pernoctan en el destino», explica el responsable de CMR Arquitectura.
 

 
Además del centro comercial, el proyecto de El Boulevard saca al mercado una exclusiva promoción de dos villas y cinco apartamentos de lujo, con piscina y jardines, que se ubicará en la misma parcela, pero orientada a la zona deportiva, a The Racquets, cuyos usuarios se presentan como el target principal de esta oferta.

«Esta promoción es para aquellos compradores que lo quieren todo: una ubicación privilegiada, opciones comerciales y gastronómicas, y una impresionante vivienda contemporánea con la garantía de calidad de Inmogolf, propiedad de La Manga Club Properties. The Raquets organiza regularmente concentraciones con jugadores de élite de Reino Unido y, tras su renovación, hay una creciente demanda de propiedades de lujo en el entorno. La comunidad, además, ofrece unas vistas espectaculares sobre la zona norte del Parque Regional de Calblanque, y este público valora altamente la ecología y el medio ambiente, y el que se construya respetando al máximo el entorno con una baja densidad demográfica», asegura el arquitecto murciano.

Los propietarios o huéspedes de El Boulevard, tendrán acceso a los servicios y comodidades de todo el complejo, que cuenta con tres campos de golf, las pistas de tenis, ocho campos de fútbol, cala con acceso privado, restaurantes, personal médico, farmacia, seguridad veinticuatro horas, mantenimiento y aparcamiento.

La oferta residencial que La Manga Club Properties saca al mercado con El Boulevard consta de cinco apartamentos turísticos, de dos y tres dormitorios, con diseño moderno y mucho espacio exterior. Cuatro de ellos son dúplex y uno consta de una sola planta y está adaptado para personas con movilidad reducida. Todos cuentan con dos terrazas orientadas al norte y al sur y jardín privado.

En lo que respecta a las dos villas independientes, cuentan con una sola planta con porches que pueden ser utilizados como cenadores o para descansar al aire libre. Tienen tres dormitorios y dos baños, uno de ellos en suite y un coqueto jardín. Además, hay jardín y piscina comunitaria.