Destacado

El Complejo Deportivo del RACE instala más de ochocientos paneles solares fotovoltaicos con una capacidad de casi quinientos kilovatios de potencia pico

El Complejo Deportivo del RACE, siguiendo con su estrategia de sostenibilidad, da por concluida su nueva instalación fotovoltaica compuesta por ochocientos veintitrés paneles solares y la pone en servicio con una capacidad de cuatrocientos setenta y siete kilovatios de potencia pico, un avance que lo coloca a la vanguardia de los clubs polideportivos por potencia instalada.

Este proyecto se ha desarrollado en dos ubicaciones del club para ampliar su capacidad y eficiencia. Así, en la zona deportiva se han instalado seiscientas ochenta y cinco placas repartidas entre la cubierta del edificio como sobre las pistas de tenis y pádel que ayudarán a reducir notablemente la demanda energética de las piscinas, saunas, centro de fitness y pistas deportivas.
 

 
Asimismo, en el picadero cubierto del Centro Hípico se han ubicado otras ciento treinta y ocho placas más que también reducirán los consumos del centro de trasformación ubicado en esta localización.

Ambas plantas solares esperan generar una energía anual de quinientos cuarenta mil kilovatios hora en régimen de autoconsumo sin excedentes contribuyendo a la reducción del gasto eléctrico de todo el complejo y a mejorar las capacidades energéticas del club.
 

 
La inauguración de esta instalación fotovoltaica representa otro hito dentro de la agenda de sostenibilidad energética del Complejo Deportivo del RACE iniciada en el año 2011, gracias a la cual ha ido incorporando nuevas formas de reducir su impacto en el entorno y promover una gestión ambientalmente responsable.

Entre las modernizaciones destacan el cambio de calderas gasoil a calderas de pellet, la actualización de los grupos de bombeo por bombas más eficientes actuadas por variadores, la modernización de los edificios mediante la instalación de envolventes con alto aislamiento térmico, el cambio de luminarias a tecnología LED, la instalación de geotermia, hidrotermia y aerotermia de alta eficiencia para reducir la energía demandada en climatización, y la instalación de autotransformadores mediante el sistema de compensación de energía por fase que reduce el consumo eléctrico y reduce la pérdida energética.