Reciente y destacado

El Concello de Miño opta por prorrogar la concesión del campo municipal de golf a sus actuales gestores

Tras recepcionar la parcela como parte de la dación en pago con la que se resolvió un conflicto judicial por una deuda de Martinsa-Fadesa, el alcalde Manuel Faraldo considera la continuidad del equipo liderado por Jorge Vázquez la opción más viable. El Concello estudia ahora los pasos y plazos legales para acelerar las mejoras en el campo con una concesión durante un plazo de tiempo suficiente que permita inversiones en el campo, de forma similar a como sucede con los convenios con otros clubes deportivos que gestionan instalaciones municipales.

El Concello se marca cuatro objetivos en un activo que considera estratégico: ofrecer un buen servicio, fomentar el mayor número de actividades para dar vida al entorno, impulsar el potencial turístico de la instalación y promocionar el golf entre el mayor número de jugadores. Se descarta entonces la salida a subasta de una instalación tasada en cuatro millones y medio de euros hace tan solo unos meses, una cifra que algunos consideraban fuera de mercado y que muy probablemente habría dilatado el proceso administrativo para dar estabilidad al campo.

Como presidente de Miño Club de Golf Ártabro, Jorge Vázquez asumió el 1 de marzo del 2020 la gestión del campo después de una etapa convulsa en la que el recorrido fue deteriorándose hasta la marcha del anterior concesionario. Desde entonces su equipo, incluso durante el confinamiento del pasado año, trató de devolver al campo de golf los estándares de calidad que demandaban los socios con trabajos de desbroce, labores constantes en los greens y el uso de maquinaria pesada que no se había empleado hasta entonces. También se abordó la colocación de nueva cartelería informativa en el recorrido. La remodelación de los tees de salida es el siguiente paso por el que aguardan los socios y usuarios del campo.

“Los socios, y los usuarios del campo en general, son los primeros que nos han transmitido la satisfacción con los actuales gestores. El siguiente paso será escriturar las propiedades que hemos recibido en virtud de la sentencia judicial. Después, creemos que a la vuelta del verano, confiamos en poder abordar los trámites para la concesión”, explica Faraldo, quien prefiere ser prudente a la hora de fijar un plazo para formalizar la cesión de la gestión de un campo de golf ue continuará siendo de propiedad municipal.