Destacado

‘El golf, en un momento de transición digital hacia nuevas oportunidades de negocio’ (Golfmanager)

El golf es, actualmente, uno de los deportes más practicados en el mundo (presente en doscientos seis países) y su gestión requiere de personas altamente capacitadas y con amplia experiencia que sepan apoyarse en la tecnología para lograr grandes resultados.

La industria se encuentra inmersa en un proceso de digitalización con herramientas, servicios y procesos que garanticen que el golf siga siendo un producto sólido y atractivo, tanto para los jugadores como para los potenciales nuevos patrocinadores.

A nivel organizativo, por ejemplo, es especialmente llamativo el cambio de los modelos de negocio de los clubs. De modelos privados, exclusivos para socios, hacia modelos cada vez más comerciales.

Los usuarios de hoy en día demandan una nueva relación digital, como la que ya tienen con otras industrias. Es el momento de hacer el juego más accesible, menos complicado, más rápido y menos costoso también para ellos.

A su vez, esto conlleva más y más complejidad en la gestión de campos, así como una visión por parte de los gestores cada vez más orientada a la rentabilidad. Pero, gracias a la tecnología, este cambio puede darse de forma más eficiente.
 

 
Por eso, los clubs de golf deben destinar no solo esfuerzos económicos, sino también de formación, para potenciar todo lo que tiene que ver con la tecnología aplicada al mundo del golf. En primera instancia, deben estar abiertos al cambio pero, sobre todo, a formarse y entender una era en la que la tecnología es el mejor de los aliados.

Gracias a ella, un club es capaz de hacer eficientes todas las áreas de gestión y conseguir ofrecer una experiencia de juego realmente satisfactoria a todos y cada uno de los jugadores que pasan por el campo a lo largo del año.

En la era digital existen, pues, grandes oportunidades de crecimiento para todos los clubs y la digitalización es un generador de nuevas fuentes de ingresos que posibilitan la potenciación del número de jugadores presentes en un campo.

En este sentido, la llave del éxito digital en la nueva era del golf será la capacidad de innovar, de ser flexible, y de probar y probar nuevas acciones, cometiendo los menores errores posibles y aprendiendo de todas y cada una de las experiencias. Pero, en cada una de ellas, la tecnología jugará un papel trascendental para liderar con éxito toda la operativa de un campo.

En Golfmanager hemos ayudado a más de ciento cincuenta campos de catorce países a acometer este proceso de digitalización formando a los gestores de campos y acompañándoles para que la transformación de sus negocios sea sencilla pero, sobre todo, efectiva en términos de comodidad y aumento de ingresos gracias a concentrar, en una misma herramienta 100 % en la nube y multidispositivo, todas las necesidades del día a día en la operativa de un campo de golf.

Nuestro deporte se encuentra en la transición digital hacia una nueva era en la gestión de campos con nuevas oportunidades de negocio y estar preparado para ello es ya un deber.